Manejo de la provisión para vacaciones

Por   25/10/2017

En la liquidación de la nómina, en cada periodo se provisiona un valor para el pago de vacaciones, pero, ¿cómo es el manejo que se le debe dar a esta provisión?

Esta cuestión  surge por algunas inquietudes que hemos recibido en Gerencie.com, inquietudes  como la siguiente:

“¿Si yo hago por las vacaciones una provisión mensual,  el pago de estas vacaciones la tengo que realizar aparte del sueldo mensual que  gana el empleado, o le descuento al empleado los 15 días que no labora y por este tiempo le compenso con el pago de las vacaciones?”

De la lectura de la inquietud anterior, pareciera que el pago de las vacaciones es diferente al pago del sueldo, y de hecho son pagos diferentes por cuanto son conceptos diferentes, ya que el sueldo es la remuneración por un periodo trabajado, y las vacaciones es la remuneración por un periodo de descanso a que tiene derecho el trabajador.

Así las cosas, llegado el momento de las vacaciones del trabajador, estas se le pagarán de la provisión que se ha creado para tal efecto.

Supongamos un trabajador que sale a vacaciones desde el día 01 de julio hasta el día 15 de julio; esta quincena se le pagará del valor provisionado para las vacaciones. Una vez el trabajador regrese a trabajar, trabajará desde el 16 de julio hasta el 31 de julio, y esta quincena, la segunda del mes, se le pagará como sueldo el último día del mes, y naturalmente el dinero no se tomará del fondo creado por la provisión para vacaciones.

La provisión para vacaciones es importante por cuanto las vacaciones se pagan de forma anticipada y por consiguiente debe haber recursos para ello, mientras que el sueldo, por regla general se paga una vez el trabajador haya laborado durante el periodo pactado.

Así las cosas, y siguiendo con el supuesto planteado, el día 01 de julio hay que pagarle las vacaciones al trabajador, mientras que el sueldo se le pagará el 31 de julio, una vez haya trabajado la segunda quincena.

De lo anterior concluimos que las vacaciones se pagan separadamente del sueldo; primero se pagan las vacaciones por ser un pago anticipado, y luego se paga el sueldo mensual proporcional a los días trabajados después del disfrute de las vacaciones, que según el supuesto planteado, corresponde a la segunda quincena del mes de julio.

En conclusión, no se deben mezclar las vacaciones y el sueldo, aún cuando los dos concurran en un mismo periodo de pago, de modo que cada uno se pagará por aparte, en la medida en que se cumplan los requisitos y las condiciones que obligan al pago de cada concepto.

Nota: Aquí hemos supuesto vacaciones de 15 días calendario, situación que no se da en la realidad debido a que las vacaciones corresponden a 15 días hábiles.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.