Pasivos contingentes

Los pasivos contingentes son aquellas obligaciones probables que pueden surgir en el futuro en razón a situaciones presentes o pasada, y que pueden implicar para la empresa un pago o el cumplimiento de una obligación.

Contingencia en contabilidad.

En las relaciones comerciales y civiles que una empresa suele tener con terceros, pueden surgir hechos controvertibles o litigiosos, que pueden llevar a que la empresa deba asumir una responsabilidad que puede implicar un alto costo financiero.

De un hecho o transacción presente o pasada pueden surgir consecuencia futuras, que la empresa debe prever a fin de reconocer ese posible pasivo, que podrá afectar la situación financiera de la empresa en la medida en que supone la salida de recursos imprevistos.

Esas contingencias probables evaluadas razonablemente, deben registrarse en la contabilidad como un pasivo contingenta para reconocer y revelar los efectos futuros en caso de que se pueda materializar la contingencia.

Ejemplo de pasivos contingentes.

Entre los hechos contingentes más comunes que puede sufrir una empresa están las demandas laborales, por ejemplo.

Es propio de esta demanda la incertidumbre sobre la forma en que fallará el juez, y según el estudio jurídico que la empresa realice sobre el caso, la incertidumbre puede ser mayor o menor, y en la medida en que se pueda anticipar su resultado, se podrá realizar una provisión adecuada.

Igual situación se presenta ante cualquier litigo judicial, ya sea comercial, civil, administrativo o fiscal.

Siempre que exista la posibilidad de ocurrencia de un hecho que pueda implicar la obligación por parte de la empresa de pagar a terceros, esa situación se debe reconocer en la contabilidad.

Pasivos contingentes en las NIIF.

La NIIF 37 establece los principios para el tratamiento de los pasivos contingentes, enfocándose en la probabilidad de ocurrencia y la capacidad de estimación confiable.

La divulgación adecuada es esencial para proporcionar a los usuarios de los estados financieros una comprensión completa de las obligaciones contingentes y su impacto potencial en la situación financiera de la entidad.

En las NIIF, los pasivos contingentes se reconocen si cumplen las siguientes condiciones:

  1. Existe una obligación como consecuencia de un suceso pasado.
  2. Es posible que la empresa deba desprenderse de recursos.
  3. Puede hacerse una estimación del importe de la obligación.

Por ejemplo, en el caso de una demanda laboral, el suceso pasado es la contratación del trabajador, que por el manejo de la relación laboral existe una demanda o reclamación que muy probablemente terminará en condena del empleador, con lo que se cumplen las dos primeras condiciones.

La tercera condición es la posibilidad de estimar la condena, lo que es posible en razón a la cuantificación de la reclamación con base a las tarifas legales.

Para proceder a determinar el valor de las contingencias, se debe hacer basado en opiniones provenientes de personas idóneas, puesto que este tipo de contingencia suele tener un fuerte impacto en el estado de resultados, por tanto, se debe dar estricta aplicabilidad al principio de prudencia para no afectar innecesaria e injustificadamente la estructura financiera de la empresa.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2023, septiembre 29). Pasivos contingentes [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/pasivos-contingentes.html

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.