Valor patrimonial y costo fiscal de las acciones

Las acciones, aportes y demás derechos sociales poseídos en cualquier clase de sociedades por el contribuyente, forman parte de su patrimonio bruto y deberán ser declarados según su valor patrimonial o costo fiscal.

Acciones como activos fijos y movibles.

Las acciones y derechos sociales, como cualquier otro activo, puede clasificarse como activos fijos o como movibles, dependiendo de si enajenan o no dentro del giro ordinario del contribuyente.

Que las acciones se clasifiquen como activos fijos o movibles no afecta su valor patrimonial ni la forma en que se determina su costo fiscal.

Las acciones se declaran como una inversión en el renglón 34 del formulario 110 prescrito por la Dian, que hace referencia a las inversiones e instrumentos financieros derivados.

Valor patrimonial de las acciones.

El artículo 272 del estatuto tributario señala que el valor patrimonial de las acciones corresponde al costo fiscal de la mismas, que se determina conforme lo dispone el artículo 69 del estatuto tributario.

Es importante tener presente lo que señala el inciso segundo del artículo 272 del estatuto tributario:

«Para los contribuyentes obligados a utilizar sistemas especiales de valoración de inversiones, de acuerdo con las disposiciones expedidas al respecto por las entidades de control, el valor patrimonial será el que resulte de la aplicación de tales mecanismos de valoración.»

Algunas sociedades como las que fungen como matrices deben contabilizar sus inversiones según los métodos que define por ejemplo la Superintendencia de sociedades.

Entre esos métodos de valoración se suelen utilizar el llamado método de participación patrimonial, y el método del costo, pero la Dian en concepto 29461 del 2008 afirma que método de participación patrimonial no es un método de valoración de inversiones, sino de contabilización.

Hoy, en aplicación de las NIIF, se utiliza el método de valor razonable y costo amortizado.

Costo fiscal de las acciones.

El costo fiscal de las acciones lo encontramos en el artículo 69 del estatuto tributario, que regula la determinación del costo fiscal de los elementos de la propiedad, planta y equipo y propiedades de inversión, entendidas estas como las acciones o participaciones que el contribuyente tiene en otras sociedades o empresas.

Costo fiscal de los activos fijos.Formas para determinar el costo fiscal de los activos fijos en los contribuyentes obligados a llevar contabilidad y en los que no están obligados.

El costo fiscal, básicamente corresponde al costo de adquisición más los costos adicionales en que se pueda incurrir en el proceso de adquisición.

Es importante tener en cuenta lo que señala el parágrafo 1 del artículo 69:

«Las propiedades de inversión que se midan contablemente bajo el modelo de valor razonable, para efectos fiscales se medirán al costo.»

Lo que genera una disparidad entre el tratamiento contable y fiscal, que puede generar un impuesto de renta diferido.

Impuesto de renta diferido – Cómo se calcula.El impuesto de renta diferido surge porque a un mismo concepto se le da un tratamiento fiscal diferente al tratamiento contable.

El costo fiscal determinado de acuerdo al artículo 69 del estatuto tributario, puede ser incrementado según el artículo 73 del estatuto tributario, siempre que se trate de personas naturales.

Valor patrimonial y costo fiscal de acciones que cotizan en bolsa.

El hecho de que una acción cotice o no el bolsa no cambia el la forma en que se determina el valor patrimonial de las acciones ni su costo fiscal, toda vez que el tratamiento es el mismo para los dos casos.

Existe un tratamiento diferenciado cuando se trata de determinar la renta bruta por enajenar las acciones, según el artículo 90 del estatuto tributario, pero esa diferencia no es sobre el costo fiscal sino sobre el precio de venta para efectos de determinar la ganancia ocasional.

Así, cuando se trata de acciones que coticen en bolsa, el precio de venta será el que cotice a la fecha de venta, y si no cotiza en bolsa, se aplica lo dispuesto en el inciso 11:

«Sin perjuicio de lo previsto en este artículo, cuando el activo enajenado sean acciones o cuotas de interés social de sociedades o entidades nacionales que no coticen en la Bolsa de Valores de Colombia o una de reconocida idoneidad internacional según lo determine la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), salvo prueba en contrario, se presume que el precio de enajenación no puede ser inferior al valor intrínseco incrementado en un 30%. Lo anterior sin perjuicio de la facultad fiscalizadora de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), en virtud de la cual podrá acudir a los métodos de valoración técnicamente aceptados, como el de flujos descontados a valor presente o el de múltiplos de EBITDA.»

Es una presunción respecto a la valor de la venta, lo que limita el reconocimiento del valor real de la venta, que eventualmente puede ser muy inferior a ese 30% que permite la ley.

¿Las acciones se declaran por el valor nominal o intrínseco?

El artículo 272 del estatuto tributario en su inciso primero de forma expresa señala que las acciones y derechos sociales se deben declarar por su costo fiscal.

En consecuencia, el valor intrínseco no tiene relevancia alguna al momento de declarar las acciones.

En cuanto al valor nominal de las acciones tampoco intereses, a no ser que se haya utilizado para construir el costo fiscal, es decir, que las acciones se hayan adquirido por su valor nominal, lo que prácticamente nunca ocurre.

Lo que importa es el costo fiscal de las acciones, que básicamente es el precio o valor que se pagó por ellas al adquirirlas, que nada tienen que ver con su valor intrínseco o nominal, sobre todo en las acciones compradas en la bolsa de valores, que se pagan al precio del mercado el día de la transacción.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Camilo Andres Lozano Dice:

    Sugiero que se revise el concepto de Propiedades de Inversión, puesto que este articulo indica que son lo mismo que las inversiones que se miden a valor razonable y eso no es correcto.
    “Las propiedades de inversión en las NIIF, son las propiedades inmobiliarias (Terrenos y/o Edificios), que se mantienen para producir rentas, plusvalía o ambas, y no para su uso o venta NIC 40.5.” Para lo cual, en el este artículo se indica que las “propiedades de inversión, entendidas esta como las acciones o participaciones que el contribuyente tiene en otras sociedades o empresas.”.
    Las Inversiones en acciones medidas a valor razonable corresponden normalmente a activos que cotizan en un mercado de valores (en Pymes sección 11) en NIIF Plenas son todos los insinstrumentos de patrimonio (NIIF 9 P B5.2.3.), ya que “El valor razonable es una medición basada en el mercado, no una medición específica de la entidad. El objetivo de una medición del valor razonable en ambos casos es el mismo: estimar el precio al que tendría lugar una transacción ordenada para vender el activo o transferir el pasivo entre participantes del mercado en la fecha de la medición en condiciones de mercado presentes (es decir, un precio de salida en la fecha de la medición desde la perspectiva de un participante de mercado que mantiene el activo o debe el pasivo. NIIF 13

    En consecuencia, les sugiero revisar en el E.T. el Art. 33. Tratamiento tributario de instrumentos financieros medidos a valor razonable y jurisprudencia de la DIAN al respecto.

    Responder
  2. Jose jaimes Dice:

    Si una persona con diez millones de pesos compra y vende acciones en la bolsa de valores y esas ventas al cabo de año han superado los 50 millones se vuelve obligado a declarar

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.