Inicio » . » (10 / 09 / 2013 )

Principio de la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal en materia tributaria

El principio de la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal, está consagrado en nuestra constitución nacional en el artículo 228, el cual contempla que en las actuaciones de la administración de justicia prevalecerá el derecho sustancial.

Este principio, busca que las formalidades no impidan el logro de los objetivos del derecho sustancial, y siempre que el derecho sustancial se pueda cumplir a cabalidad, el incumplimiento o inobservancia de alguna formalidad, no debe ser causal para que el derecho sustancial no surta efecto.

En materia tributaria, es bien difícil conseguir que la administración de impuestos en la práctica de aplicación a este principio, esto debido a que la corte constitucional ha expedido varias sentencias en las cuales estima que se debe dar cumplimiento de los obligaciones formales en materia tributaria.

Una de ellas, la sentencia C-733 de 2003, en uno de sus partes expresa:

“Así entonces, el cumplimiento de las obligaciones tributarias formales hoy en día ha adquirido una relevancia propia que no se reduce al caso colombiano , pues permite hacer efectivo el deber material de tributación consagrado en el artículo 95-9 de la Constitución así como los principios esenciales del sistema tributario como son los de equidad, eficiencia y progresividad consagrados en el artículo 363 de la Carta Política, por lo que es imprescindible que dichos deberes formales sean cumplidos con todo rigor”.

Esto ha dado pie a que muchos funcionarios de la administración de impuestos ignoren el principio de la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal, aun cuando la misma administración de impuestos, en circular 175 de 2001, exige a sus funcionarios la observancia de este principio.

Si bien es cierto que las obligaciones formales son de obligatorio cumplimiento, en los casos en que incumplimiento de una de ellas, no afecte el cumplimiento del derecho sustancial, debe prevalecer este último.

Ciertamente, en la mayoría de los casos, el incumplimiento de los deberes formales del contribuyente impide o hace imposible que la administración de impuestos pueda recaudar los impuestos que un contribuyente debe pagar, o que pueda verificar la exactitud de los mismos, casos en los cuales, evidentemente no se puede alegar la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal.
Caso contrario sucede cuando el incumplimiento de una obligación formal, no afecta para nada el impuesto que el contribuyente debe pagar, y en esos casos, sí debe prevalecer el derecho sustancial sobre el formal, puesto que el objetivo de la ley se ha conseguido, y el logro del objetivo no puede ser desconocido por una simple formalidad.

Este tipo de situaciones, por lo general se presentan cuando se trata de normas que conceden beneficios tributarios a los contribuyentes, en los cuales, la administración de impuestos suele excusarse en cualquier formalidad no observada para proceder a desconocer el beneficio.

El principio de la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal, va de la mano con el principio de eficacia consagrado por el artículo 3 del código contencioso administrativo, el cual contempla:

“En virtud del principio de eficacia, se tendrá en cuenta que los procedimientos deben lograr su finalidad, removiendo de oficio los obstáculos puramente formales y evitando decisiones inhibitorias. Las nulidades que resulten de vicios de procedimiento podrán sanearse en cualquier tiempo a petición del interesado”.

Es claro que todo funcionario público, debe actuar siempre considerando que las formalidades no pueden entorpecer la consecución del objetivo perseguido por una norma sustancial. En estos casos se debe tener presente el espíritu de la ley, y por consiguiente, los contenidos de fondo deben prevalecer sobre las simples formalidades, tal y como lo expresa la administración de impuestos en la circular 75 de 2001.

Debe quedar claro que el principio de la prevalencia del derecho sustancial sobre el formal, no debe llevar al incumplimiento de sus obligaciones por parte del contribuyente, pero tampoco se puede desconocer este principio cuando el objetivo del derecho sustancial se ha conseguido, en donde deben prevalecer los hechos de fondo.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


2 Opiniones
  1. arianis dice:

    hola Buen Dia alguien me puede ayudar en esta pregunta tengo dudas En que consiste el principio de prevalencia del objetivo colectivo sobre los objertivosw individuales.... les agradezco Gracias

  2. elia narvaez dice:

    muy bueno para nobatos que estan empesando

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.