Inicio » Impuestos. » (19 / 12 / 2010 )

Sanción por inexactitud

La sanción por inexactitud es una sanción que nunca falta en un requerimiento especial, sanción que es quizás de las más onerosas que existen.

Cuando un contribuyente declara datos inexactos, inexistentes, irreales, se expone a que la administración de impuestos lo investigue, y de resultar probada tales inexactitudes alegadas por la Dina, se hace merecedor de la sanción respectiva.

Sobre la sanción por inexactitud dice el artículo 647 del estatuto tributario:

Sanción por inexactitud. Constituye inexactitud sancionable en las declaraciones tributarias, la omisión de ingresos, de impuestos generados por las operaciones gravadas, de bienes o actuaciones susceptibles de gravamen, así como la inclusión de costos, deducciones, descuentos, exenciones, pasivos, impuestos descontables, retenciones o anticipos, inexistentes, y, en general, la utilización en las declaraciones tributarias, o en los informes suministrados a las Oficinas de Impuestos, de datos o factores falsos, equivocados, incompletos o desfigurados, de los cuales se derive un menor impuesto o saldo a pagar, o un mayor saldo a favor para el contribuyente o responsable. Igualmente, constituye inexactitud, el hecho de solicitar compensación o devolución, sobre sumas a favor que hubieren sido objeto de compensación o devolución anterior.

La sanción por inexactitud será equivalente al ciento sesenta por ciento (160%) de la diferencia entre el saldo a pagar o saldo a favor, según el caso, determinado en la liquidación oficial, y el declarado por el contribuyente o responsable. Esta sanción no se aplicará sobre el mayor valor del anticipo que se genere al modificar el impuesto declarado por el contribuyente.

Sin perjuicio de las sanciones de tipo penal vigentes, por no consignar los valores retenidos, constituye inexactitud de la declaración de retenciones en la fuente, el hecho de no incluir en la declaración la totalidad de retenciones que han debido efectuarse, o el efectuarlas y no declararlas, o el declararlas por un valor inferior. En estos casos la sanción por inexactitud será equivalente al ciento sesenta por ciento (160%) del valor de la retención no efectuada o no declarada.

En el caso de las declaraciones de ingresos y patrimonio, la sanción por inexactitud será del veinte por ciento (20%), de los valores inexactos por las causales enunciadas en el inciso primero del presente artículo, aunque en dichos casos no exista impuesto a pagar.

La sanción por inexactitud a que se refiere este artículo, se reducirá cuando se cumplan los supuestos y condiciones de los artículos 709 y 713.

No se configura inexactitud, cuando el menor valor a pagar que resulte en las declaraciones tributarias, se derive de errores de apreciación o de diferencias de criterio entre las Oficinas de impuestos y el declarante, relativos a la interpretación del derecho aplicable, siempre que los hechos y cifras denunciados sean completos y verdaderos.

El artículo transcrito es bastante ilustrativo en cuanto a los hechos que constituyen inexactitud, sin embargo hay que resaltar dos hechos en los cuales no se constituye la sanción por inexactitud.

El primero de ellos lo contempla el mismo artículo y tiene que ver con los resultados de aplicar una norma en la cual se pueda advertir una diferencia de criterio en su interpretación. Aunque no es común, algunas normas son ambiguas o presentan vacíos que llevan al contribuyente a mal interpretarlas, redundando en un menor impuesto  a pagar o en un mayor saldo a favor, lo cual no genera sanción por inexactitud.

La otra tiene que ver con la falta de prueba o de prueba insuficiente. Sucede mucho que se incurren en costos y deducciones reales, pero no se tienen soportes válidos, lo que hace improcedente el costo o el gasto pero no es un hecho que constituya inexactitud.

Sucede por ejemplo cuando se tienen facturas sin el lleno de los requisitos legales. Cuando no se tiene la copia del Rut del proveedor de los bienes o servicios. Cuando no se tienen los certificados de las retenciones en la fuente, o cuando estos han sido expedidos incorrectamente, etc.

Siempre que un costo, un gasto o una retención en la fuente se rechacen por ser irreal, porque nunca existió, inevitablemente se configura una inexactitud y habrá lugar a la sanción. Pero si el rechazo se debe a falta de prueba idónea, no hay lugar a la sanción por inexactitud.

La sanción por inexactitud inicialmente equivale al 160% del mayor impuesto a para o del menor saldo a favor, sanción que se disminuye a una cuarta parte si se corrige en ocasión al requerimiento especial. Si la corrección se hace en ocasiona de la liquidación de revisión, la sanción será del 80%, y si no se corrige y después de agotada la vía gubernativa no se logra desvirtuar las pretensiones de la Dian, la sanción será del 160%.

Temas relacionados

Opinar o comentar (Recuerda que somos de Colombia)

Una opinion en “Sanción por inexactitud”
  1. Patricia Santander dice:

    cuando la
    Decl. Rta. y Compl. o de Ingr. y Patr. Pers. Jurid. y Asim. Pers. Nat. y Asim. Obl. a llevar Conta.
    contiene inconsistencias y es reportado en https://muisca.dian.gov.co tiene sanción? y ¿como es el procedimiento a seguir para hacer la oportuna corrección?
    si tiene sancion me gustaria saber un calculo aproximado.

    muchas gracias
    espero la respuesta a mi inquietud

    muchas gracias por la informacion

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.