Beneficio de auditoría

La ley 2010 de 2019 contempla el beneficio de auditoría en la declaración de renta para los años 2020 y 2021, al tiempo que conserva el beneficio de auditoría del año 2019.

¿Qué es el beneficio de auditoría?

fiscalizacion-dian

El beneficio de auditoría consiste en disminuir el término de firmeza de la declaración de renta, de manera que la Dian tiempo menos tiempo para auditar la declaración de renta del contribuyente.

Firmeza de las declaraciones tributarias

La Dian, por regla general tiene 3 años para revisar o auditar las declaraciones tributarias del contribuyente, entre ellas la declaración de renta, y lo que hace el beneficio de auditoría es disminuir ese plazo a 6 meses.

En otras palabras, el beneficio de auditoría permite una firmeza anticipada de la declaración de renta.

Términos de firmeza de la declaración de renta con beneficio de auditoría.

El beneficio de auditoría está contemplado en el artículo 689-2 del estatuto tributario adicionado por la ley 2010 de 2019, y contempla dos términos de firmeza dependiendo del incremento del impuesto a la renta que presente la declaración.

Incremento del impuesto neto de renta.Término de firmeza.
30% en relación con el impuesto neto de renta del año inmediatamente anterior.6 meses.
20% en relación con el impuesto neto de renta del año inmediatamente anterior.12 meses.

Como la norma lo señala, se requiere que el impuesto neto de renta se incremente en esos porcentajes, y ese incremento se determina con respecto al impuesto neto de renta del año gravable anterior.

Así, si en el 2019 el impuesto neto de renta fue de $10.000.000, el beneficio de auditoría a los 6 meses requiere que en el 2020 se liquide al menos un impuesto de renta 30% superior, es decir, de $13.000.000.

En la declaración de renta con beneficio de auditoría el término de firmeza se cuenta desde la fecha en que se presente la declaración, siempre que se haya presentado oportunamente.

La ley no considera le fecha de vencimiento para declarar, sino la fecha de presentación oportuna de la declaración de renta, de manera que si se presenta antes del vencimiento para declarar, antes inicia el término de firmeza.

Requisitos para acogerse al beneficio de auditoría.

El beneficio de auditoria procede si se cumple con los siguientes requisitos:

  1. Que el impuesto neto del impuesto a la renta se incremente en los porcentajes que indica la ley.
  2. Que la declaración se presente debidamente dentro de los plazos fijados por la norma.
  3. Que el impuesto determinado se pague dentro de los plazos fijados por el gobierno.
  4. Que no se notifique emplazamiento para corregir, requerimiento especial, emplazamiento especial o liquidación provisional dentro del término de 6 o 12 meses, según corresponda el término de firmeza pretendido.
  5. Que las retenciones en la fuente imputadas sean ser reales.

La Dian puede impedir que se materialice el beneficio de auditoría sólo con notificar un emplazamiento para corregir antes de los 6 meses, o antes de los 12 meses, según corresponda.

Corrección de las declaraciones con beneficio de auditoría.

El contribuyente puede corregir una declaración que cumple los requisitos para acogerse al beneficio de auditoría, y esa corrección puede hacerla antes del término especial de firmeza (6, 12 meses), y dicho beneficio no se ve afectado si la declaración inicial cumplía con los requisitos, y la de corrección los sigue cumpliendo, tal como lo señala parágrafo primero del artículo 689-2 del estatuto tributario:

«Las declaraciones de corrección y solicitudes de corrección que se presenten antes del término de firmeza de que trata el presente artículo, no afectarán la validez del beneficio de auditoría, siempre y cuando en la declaración inicial el contribuyente cumpla con los requisitos de presentación oportuna, incremento del impuesto neto sobre la renta, pago, y en las correcciones dichos requisitos se mantengan.»

Naturalmente que una declaración que ya está en firme por el beneficio de auditoría no se debe corregir, pues como su nombre lo indica, ya ha alcanzado firmeza jurídica lo que imposibilita a la Dian para modificarla, y también al contribuyente, puesto que no se trata de un beneficio optativo para el contribuyente, ya que la norma señala «la declaración de renta quedará en firme…». La ley no utiliza el término podrá sino quedará, que es imperativo.

Declaraciones sobre las que no procede el beneficio de auditoría.

El beneficio de auditoría procede únicamente con respecto a la declaración de renta y no sobre las declaraciones de Iva, retención en la fuente, etc., tal como expresamente lo señala el parágrafo cuarto del artículo 689-2 del estatuto tributario.

Tampoco aplica para las declaraciones de renta que arrojen un impuesto neto de renta inferior a 71 Uvt.

No aplica para las declaraciones de renta que arrojen pérdidas fiscales, pues la Dian mantendrá sus facultades de fiscalización.

Declaraciones con beneficio de auditoría que arrojen saldo a favor.

Respecto a una declaración de renta que goce del beneficio de auditoría y arroje un saldo a favor, se debe tener presente que el saldo a favor ha de ser solicitado dentro del término de firmeza correspondiente como lo señala el parágrafo tercero del artículo 689-2 del estatuto tributario:

«Cuando se trate de declaraciones que registren saldo a favor, el término para solicitar la devolución y/o compensación será el previsto en este artículo, para la firmeza de la declaración.»

La norma impone un plazo igual al beneficio de auditoría para solicitar la devolución o compensación del saldo a favor, pero nada dice de la imputación en la declaración del periodo siguiente, por lo que se supone que es procedente en caso de no solicitarse la devolución o compensación.

Beneficio de auditoría para el 2019.

La ley 1943 de 2018 había considerado el beneficio de auditoría para el año gravable 2019, pero dicha ley fue declarada inexequible, y en razón a ello la ley 2010 de 2019 consideró que:

«Las disposiciones consagradas en el artículo 105 de la Ley 1943 de 2018 surtirán los efectos allí dispuestos para los contribuyentes que se hayan acogido al beneficio de auditoría por el año gravable 2019.»

Así quienes en el 2019 se acogieron al beneficio de auditoría lo siguen conservando a pesar de la pérdida de vigencia de la ley 1819.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.