Cierre contable

El cierre contable es el proceso consistente en cerrar o cancelar las cuentas de resultados y llevar su resultado a las cuentas de balance respectivas una vez finaliza un ejercicio contable.

Cómo se hace el cierre contable.

Al finalizar un periodo contable, se debe proceder a cerrar las cuentas de resultado para determinar el resultado económico del ejercicio o del periodo que bien puede ser una pérdida o una utilidad.

Recordemos que las cuentas de resultados son las cuentas de ingresos, gastos, costos de venta y costos de producción y las de balance son el activo, pasivo y patrimonio.

El resultado final de la cancelación de las cuentas de resultados se debe llevar a la respectiva cuenta de patrimonio.

Si el resultado es una pérdida se disminuirá el patrimonio, y caso contrario, si el resultado es utilidad, la cuenta de patrimonio se incrementará.

No sobra recordar que la utilidad surge cuando los ingresos superan los costos y gastos, y la pérdida cuando los costos y gastos superan los ingresos.

Antes de proceder a cancelar las cuentas de resultado, se debe proceder a realizar los ajustes y conciliaciones del caso.

El cierre contable se realiza contra la cuenta 5905, que es una cuenta temporal en la que se determina el resultado del ejercicio, y el saldo de esa cuenta se lleva contra el patrimonio, según haya sido el resultado.

En el lado débito de la cuenta 5905 se cancelan las cuentas de costos y gastos, y en el lado crédito se cancelan las cuentas de ingresos, y el saldo de la cuenta 5905 puede ser débito o crédito, dependiendo de si los ingresos son mayores o no que los costos y gastos.

Si el saldo de la cuenta 5905 es débito, significa que se tiene una pérdida, y si el saldo es crédito significa que se tiene una utilidad.

Supongamos el siguiente estado de resultados:

Concepto Valor
Ingresos  600
Costos Gastos 500
Utilidad  100.

El cierre contable consiste en cancelar las cuentas de resultados contra la cuenta 5905, a fin de hallar el resultado del ejercicio que ya sabemos es de 100.

Para cancelar una cuenta se debita o acredita según su naturaleza, así que, para cancelar la cuenta de gastos, que es de naturaleza débito, la acreditamos y la llevamos al débito de la cuenta 5905, y para cancelar la cuenta de ingresos, que es de naturaleza crédito, la debitamos y la llevamos al crédito de la cuenta 5905.

Cuenta Debito Crédito
Ingresos 600
5905 600
Costos y gastos 500
5905 500

La cuenta 5905, que es la del cierre, tiene 600 en su lado crédito y 500 en su lado débito, es decir, que su saldo será débito, que son 100.

Lo que sigue es trasladar el saldo de la cuenta 5905 al patrimonio para incorporar a este el resultado del ejercicio:

Cuenta Debito Crédito
5905 100
Utilidades del ejercicio 100

Como se observa, la cuenta 5905 es una cuenta temporal contra la que se llevan los ingresos y los egresos, y luego de restar los egresos de los ingresos, el saldo es llevado al patrimonio, con lo que desaparecen las cuentas de resultados que han quedado en ceros.

Este proceso es surtido de forma automática por el software de contabilidad cuando se ejecuta la orden de cierre contable.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Ana Dice:

    Muy buen tema

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.