Costos y deducciones en el impuesto a la renta de las personas naturales

Por en Ago 22 de 2018

Los costos y deducciones que una persona natural puede incluir en su declaración de renta es un teme relevante y que genera cierta confusión porque todo depende de las cédulas en que se clasifica el impuesto a la renta, de manera que no hay un tratamiento uniforme.

Costos y deducciones en las rentas de trabajo o laborales

Las rentas de trabajo son aquellas provenientes de la prestación de servicios personales (Consulte aquí), y en ese sentido los costos y gastos no están permitidos por expresa disposición del artículo 1.2.1.20.5 del decreto 1625 de 2016 modificado por el decreto 2250 de 2017.

Respecto a las deducciones que se pueden aplicar a esta cédula, dice el numeral 1.2 del artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625 de 2016:

«Deducciones: Son las establecidas en el inciso 6 del artículo 126-1 y el artículo 387 del Estatuto Tributario. La deducción por dependientes a que se refiere este último artículo, solo es aplicable para aquellos ingresos provenientes por rentas de trabajo. El gravamen a los movimientos financieros -GMF será deducible de conformidad con el inciso 2 del artículo 115 del Estatuto Tributario.»

De acuerdo a lo anterior, son deducibles los siguientes conceptos:

  1. Intereses por préstamos de vivienda.
  2. Los pagos por salud (medicina prepagada, seguros privados de salud)
  3. Deducción por concepto de dependientes.
  4. Gravamen a los movimientos financieros (4x1.000)

Estas deducciones, sumadas a las rentas exentas que se puedan declarar, están limitada por el artículo 336 del estatuto tributario a los siguientes montos:

  1. Al 40% de los ingreso netos gravados (Total ingresos menos ingresos no constitutivos de renta)
  2. A 5.040 Uvt.

Es decir que el total de rentas exentas sumadas con las deducciones no pueden exceder el 40% de los ingresos netos gravados de las rentas de trabajo ni exceder de 5.040 Uvt.

Ejemplo

Total ingresos laborales 60.000.000
Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional 20.000.000
Ingresos netos gravados 40.000.000
Valor máximo a deducir (Deducciones + Rentas exentas) 16.000.000
Tope máximo por Uvt (2017) 160.569.360

En este ejemplo el contribuyente podría descontarse por rentas exentas y deducciones hasta $160.569.360, pero sólo puede deducir declarar $16.000.000 debido a la limitación del 40% a que se refiere el inciso 2 del artículo 336 del estatuto tributario.

Se debe precisar que si bien el artículo 387 del estatuto tributario hace referencia a los pagos por salud, en esos no se incluyen los aportes obligatorios a salud, por cuanto estos se declaran como ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

¿Cómo se declaran los aportes a seguridad social?

Hay que tener cuidado de no declarar los aportes obligatorios a salud como ingresos no constitutivos de renta y luego tratarlos también como deducción, pues los que se pueden deducir son los pagos por seguros privados a salud y a medicina prepagada.

Costos y deducciones de las renta de pensión

El numeral 2 del artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625 de 2016 prohíbe las deducciones en la cédula de rentas a pensiones.

A esta cédula sólo se le pueden restar rentas exentas (únicamente las del artículo 206 del E.T).

Dice el decreto en la parte pertinente:

«En consecuencia, no se encuentra autorizada ninguna deducción, de conformidad con lo establecido en el inciso 2° del artículo 337 del Estatuto Tributario.»

Es apenas lógica esta restricción por cuanto se supone que para devengar una pensión no se requiere incurrir en ningún costo o gasto para generar el ingreso; no se requiere trabajar.

Costos y deducciones en las rentas de capital

El inciso primero del artículo 339 del estatuto tributario señala lo siguiente:

«Para efectos de establecer la renta líquida cedular, del total de los ingresos de esta cédula se restarán los ingresos no constitutivos de renta imputables a esta cédula, y los costos y gastos procedentes y debidamente soportados por el contribuyente.»

Seguidamente dice el inciso segundo:

«Podrán restarse todas las rentas exentas y las deducciones imputables a esta cédula, siempre que no excedan el diez (10%) del resultado del inciso anterior, que en todo caso no puede exceder mil (1.000) UVT.»

Luego dice el parágrafo único del mismo artículo:

«En la depuración podrán ser aceptados los costos y los gastos que cumplan con los requisitos generales para su procedencia establecidos en las normas de este Estatuto y que sean imputables a esta cédula.»

Respecto a las deducciones dice el numeral 3.2 del artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625 de 2016:

«Corresponden al gravamen a los movimientos financieros -GMF, de conformidad con el inciso 2 del artículo 115; a los intereses a que se refiere el artículo 119 del Estatuto Tributario, y a los aportes de que trata el inciso 6 del artículo 126-1 del Estatuto Tributario.»

Como se puede observar, en este cédula las deducciones son pocas y están severamente limitadas (10% de los ingresos depurados y que no excedan de 1.000 Uvt).

Para esta cédula es válido el mismo ejemplo de las rentas no laborales que hay unas líneas más abajo.

Pero esas limitaciones no afectan los costos, que es un concepto diferente, y son aquellos pagos que son necesarios para generar una renta, que están directamente relacionados con la generación del ingreso.

Lo importante es que estos costos y gastos cumplan con los requisitos generales contemplados por la norma tributaria.

Dice el parágrafo único del artículo 339 del estatuto tributario:

«En la depuración podrán ser aceptados los costos y los gastos que cumplan con los requisitos generales para su procedencia establecidos en las normas de este Estatuto y que sean imputables a esta cédula.»

Estos costos y gastos no están limitados, y deben cumplir los requisitos generales de las deducciones.

Lo anterior para reconocer los inevitables gastos que  se deben incurrir para generar los ingresos de esta cédula, como materias primas, gastos de personal, etc.

Costos y deducciones en las rentas no laborales

El artículo 341 del estatuto tributario señala la forma en que se debe determinar la renta líquida de la cédula de rentas no laborales, y afirma que se pueden descontar los costos y gastos procedentes y debidamente soportados por el contribuyente, costos y gastos que no están sometidos a limitación alguna, excepto que sean reales, sean procedentes y estés soportados.

Adicionalmente el parágrafo único del artículo 341 del estatuto tributario señala:

«En la depuración podrán ser aceptados los costos y los gastos que cumplan con los requisitos generales para su procedencia establecidos en las normas de este Estatuto y que sean imputables a esta cédula.»

Es decir que cualquier costo o gasto procedente se puede imputar sin limitaciones.

En cuanto a las deducciones, dice el numeral 4.2 del artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625:

«Corresponden al gravamen a los movimientos financieros -GMF de conformidad con el inciso 2 del artículo 115 a los intereses a que se refiere el artículo 119 del Estatuto Tributario y a los aportes de que trata el inciso 6 del artículo 126-1 del Estatuto Tributario.»

Es decir que las deducciones son las siguientes:

  1. 4 x 1.000
  2. Intereses por adquisición de vivienda con los límites que contiene el artículo 119 del estatuto tributario.
  3. Los aportes de que trata el inciso 6 del artículo 126-1 del Estatuto Tributario ¿?

Nótese que en esta cédula ya no se pueden deducir los pagos a que hace referencia el artículo 387 del estatuto tributarios, pues son exclusivas para las rentas laborales, pero sí los intereses de vivienda del artículo 119.

Tenga en cuenta que el total de deducciones más las rentas exentas no pueden superar los límites que impone el inciso 2 del artículo 341 del estatuto tributario:

«Podrán restarse todas las rentas exentas y deducciones imputables a esta cédula, siempre que no excedan el diez (10%) del resultado del inciso anterior, que en todo caso no puede exceder mil (1.000) UVT.»

Es decir que se toman los ingresos de la cédula de rentas no laborales, se restan los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional del caso, y los costos y gastos que procedan, y ese resultado es el que se toma como referencia para determinar el monto que se puede tratar como deducción y rentas exentas, que en todo caso no pueden superar los 1.000 Uvt.

Ejemplo:

Ingresos 1000.000.000
(-) Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional 50.000.000
(-) Costos y gastos procedentes 3500.000.000
= Base comparación 400.000.000
Valor a descontar por deducciones y rentas exentas 40.000.000
Valor limitado a 1.000 Uvt (Valores 2017) 31.859.000

Es decir que si bien por proporción el contribuyente podría descontarse hasta 40 millones por deducciones y rentas exentas, máximo puede descontarse 31.859.000, que corresponde al límite de los 1.000 Uvt.

Adicionalmente, en esta cédula se pueden imputar los costos y gastos necesarios para generar los ingresos, como puede ser el caso de los comerciantes quienes pueden imputar el costo de venta de sus productos, o el costo de producción de ellos, el valor de los salarios que pagan a sus trabajadores, etc.

Este tipo de costos y gastos no están limitados y sólo deben cumplir con los requisitos de causalidad, necesidad y proporcionalidad, y estar debidamente soportados.

Esto en razón a lo dispuesto por el parágrafo único de artículo 341 del estatuto tributario que señala lo siguiente:

«En la depuración podrán ser aceptados los costos y los gastos que cumplan con los requisitos generales para su procedencia establecidos en las normas de este Estatuto y que sean imputables a esta cédula.»

Como se puede observar, no existe limitación alguna respecto a la cantidad de costos y gastos que se puedan imputar, pues se debe reconocer la realidad económica de la actividad que desarrolla el contribuyente, pues en algunas de ellas para poder generar ingresos es preciso invertir en materiales, insumos, personal, servicios públicos, etc.

Costos y deducciones en las rentas de dividendos y participaciones

Respecto a las rentas por dividendos y participaciones, la norma no contempla la procedencia de ningún costo, gasto o deducción.

De hecho dice el artículo 1.2.1.20.5 el decreto 1625 del 2016 en su inciso tercero dice:

«Para las cédulas correspondientes a las rentas de trabajo, de pensiones y dividendos y participaciones, no le son aceptados costos y gastos, de conformidad con los artículos 336, 337 Y 343 del Estatuto Tributario.»

A esta cédula no se le puede imputar nada. Ni costos, ni gastos, ni deducciones, ni rentas exentas, ni ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional. Todo es renta líquida.

Apreciaciones finales.

Aquí algunas consideraciones a tener en cuenta:

  1. Los costos y gastos (insumos, gastos de personal, servicios públicos, etc)  sólo proceden en las cédulas de rentas de capital y rentas no laborales.
  2. Los costos y gastos no están limitados y se pueden incluir todos aquellos que procedan fiscalmente conforme las norma generales aplicadas al impuesto a la renta, como que sea necesarias y tengan relación de causalidad y sean proporcionales, y que además estén debidamente acreditadas con soportes válidos.
  3. La deducción por dependiente sólo procede en la cédula de rentas de trabajo.
  4. Las rentas exentas aplican para todas las cédulas excepto la de dividendos y participaciones, pero no todas las rentas exentas se pueden aplicar a todas las cédulas, tema que abordaremos con más detalle en otro artículo.
  5. No se puede imputar rentas exentas y deducciones a cédulas que no tienen ingresos.
  6. Una misma renta o deducción no se puede imputar a más de una cédula, de manera que esos beneficios no se pueden fraccionar para ser distribuidos en varias cédulas.
  7. Los costos y gastos se pueden imputar a las cédulas que correspondan cada uno (rentas de capital o no laborales)
  8. Las pérdidas que arroje una cédula no se pueden compensar con las rentas de otras cédulas, sino que se debe compensar en la misma cédula en los periodos gravables siguientes.
  9. Cada cédula se liquida independientemente para determinar la renta líquida gravable de cada una de ellas y aplicar la tarifa del impuesto a la renta que le corresponde a cada cédula. Es como si se hicieran varias declaraciones tributarias (una por cada cédula) para luego consolidar el impuesto de todas.
  10. Una persona natural puede tener rentas en todas las cédulas.
  11. No hay que confundir gastos con deducciones en el contexto del impuesto a la renta de las personas naturales. Deducciones son las que expresamente señala la norma como pagos a salud; gastos es cualquier pago en que se incurra para desarrollar la actividad económica de la persona natural, como el pago del arriendo de la oficina.

Lo anterior es aplicable a la declaración de renta del año gravable 2018 que se presenta en el 2019, y no incluye aún las modificaciones que hiciera la ley 1943 de 2018, pues esta aplica para el periodo gravable 2019 que se declara en el 2020.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. MARIA Dice:

    BUENAS TARDES: TENGO UNA PREGUNTA, SI UNA PERSONA ES ASALARIADA NO PODRIA DESCONTAR O DEDUCIR EL PAGO QUE HACE AL COLEGIO DE SUS HIJOS, LOS SERVICIOS PUBLICOS DE SU CASA, ARRIENDO DE DONDE VIVE??? AL FIN Y AL CABO DE SUS INGRESOS COMO ASALARIADO GASTA EN ESTAS COSAS QUE SON DIRECTAMENTE RELACIONADAS CON SU INGRESO.

    AGRADEZCO SI ME PUEDEN ACLARAR ESTO.

    GRACIAS.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Propiedad horizontal