Condonación de pasivos genera ingreso gravado en renta

Cuando el contribuyente tiene un pasivo que le es condonado por el acreedor, se genera a su favor un ingreso gravado con el impuesto a la renta.

Un menor pasivo es un mayor ingreso.

Así como las deudas incobrables pueden ser deducidas del impuesto a la renta, aquellos pasivos que no sean exigibles, o que, por negociaciones con los acreedores, estos decidan condonar esos pasivos, se deben convertir en ingreso, el cual será ingreso gravado con el impuesto de renta.

Una deuda no cobrada por la empresa es gasto, y un pasivo no pagado por ella es un ingreso, lo que es apenas natural y lógico, puesto que si la empresa A no le paga a la B, la B llevará esa deuda como gasto y la empresa A deberá llevarla como ingreso [Quien había dicho que el estado pierde, y es posible que gane más de lo que debería, porque mientras que la empresa B del ejemplo, seguramente no podrá deducir el 100% de la deuda no cobrada, la empresa A en cambio deberá llevar como ingreso el 100% de la deuda no pagada –esto es un juego donde el estado siembre gana por partida doble-]

Cuando se genera un pasivo, este se origina en la financiación de un activo, como por ejemplo la compra de inventarios. En este momento la contabilización es un débito a la cuenta de inventario y crédito al pasivo.

Para que el pasivo se extinga se supone que se debe pagar, y en este caso la contabilización será un débito a la cuenta del pasivo y un crédito la cuenta de bancos [activo].

Si el pasivo no se paga, éste en algún momento se debe extinguir, debe desaparecer al pasivo, para lo cual se deberá realizar un registro en el débito del pasivo, y para que cuadre la partida doble, necesariamente deberá ser un crédito, el cual será en una cuenta de ingresos.

Todo esto para concluir que no es posible desaparecer el pasivo como por arte de magia, pues en la contabilidad siempre debe haber una contrapartida donde refleje o el origen o el destino de los diferentes rubros.

Cuando se trata de pasivos elevados, el impacto en la renta líquida es enorme, por lo que no muchos contribuyentes estarán condición o en disposición de realizar un pasivo como ingreso, para lo cual se puede optar por hacerlo de forma gradual durante varios periodos.

Si bien no habría una norma que obligue al contribuyente a realizar como ingreso un pasivo no exigible, resulta lógico que ese pasivo no puede permanecer como tal indefinidamente, por lo que, en algún momento en el tiempo el contribuyente deberá realizar el ingreso.

Distinto es caso de aportes para el apoyo empresarial que hace el gobierno, donde condona el préstamo si el empresario cumple determinadas condiciones.

Tal es el caso de los aportes de capital semilla del SENA señalados en el artículo 1.2.1.23 del decreto 1625 de 2016 que trata como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional este tipo condonaciones.

Y nótese que esa condonación de pasivos es un ingreso, sólo que la ley dispone que no constituye renta ni ganancia ocasional.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.