Deducción en renta de peajes y transporte

Los pagos que realice un contribuyente por concepto de pagos de peaje y transporte pueden ser deducibles del impuesto a la renta.

Requisitos para deducir gastos de transporte.

Naturalmente que todo pago por transporte o peaje no es deducible del impuesto a la renta, sino aquellos que cumplan los requisitos generales de las deducciones.

Requisitos para la procedencia de costos y deducciones en renta.Requisitos que se deben cumplir para la procedencia de los costos, gastos y deducciones en el impuesto a la renta.

Si el gasto es necesario y tiene relación de causalidad con la actividad generadora de renta, es deducible del impuesto a la renta como cualquier otro gasto.

Normas que permiten la deducción de gastos de peaje.

No existe una ley que imponga requisitos especiales a este tipo de deducciones, como que el pago debe corresponder a una empresa de transporte público autorizada por el ministerio de transporte, por lo que se puede deducir el pago de transporte realizado a una persona que no sea transportadora.

Siendo así, la deducción por gastos de transporte está sujeta a las reglas generales de las deducciones.

Es el caso por ejemplo cuando se le paga a un vecino que tiene un camión para que entregue una mercancía a un cliente. Es un pago de transporte que cumple con los requisitos para ser deducido.

Lo importante es tener el soporte indicado, y que el pago tenga relación de causalidad con la actividad que genera renta y cumpla los demás requisitos como necesidad y proporcionalidad.

Si el contribuyente se va de paseo, lo que gaste en peajes, combustible o tiquetes naturalmente que no es deducible del impuesto a la renta.

Deducción de los tiquetes de peaje.

El pago de peajes hace parte de los gastos de transporte, puesto que son necesarios para poder transportarse.

En consecuencia, siendo el tiquete de peaje accesorio al gasto de transporte, si el gasto de transporte es deducible, también lo es el peaje.

Deducción de fletes.

Los fletes son un gasto de transporte más, y que corresponde generalmente al transporte de mercancías, por lo que son deducibles o en algunos casos, hacen parte del costo de producción o venta según corresponda.

En consecuencia, la deducción de los fletes está sujetas a las mismas reglas señaladas para los gastos de transporte, pues es un gasto de transporte.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.