Derecho real de uso y habitación

El código civil consagra en los artículos 870 al 878 del código civil los derechos reales de uso y habitación, los cuales  son definidos por el artículo 870 del código civil de la siguiente manera:

“el derecho de uso es derecho real que consiste, generalmente, en la facultad de gozar  de una parte limitada de las utilidades y productos de una cosa.

Si refiere a una casa y la utilidad de morar en ella, se llama derecho de habitación”

Los derechos reales de uso y habitación se constituyen de igual manera que el derecho de usufructo, es decir, de la siguiente manera:

  • Por ley
  • Por testamento
  • Por donación, venta u otro acto entre vivos.
  • Por prescripción

Y se extinguen:

  • Por muerte del usuario o habitador según el caso.
  • Por la resolución del derecho del constituyente del derecho de uso o de habitación.
  • Por consolidación del derecho de uso o habitación con la propiedad.
  • Por prescripción.
  • Por renuncia al derecho ya sea de uso o habitación.

Los derechos de uso y habitación no son transmisibles  a los herederos, ni pueden cederse a ningún título, y el usuario o el habitador no pueden arrendar, enajenar o prestar ningún objeto al que se extienda su derecho.

Las obligaciones del usuario y del habitador son usar las cosas que comprenden su derecho con el cuidado necesario y deben colaborar con los gastos ordinarios  tendientes a la conservación.

Estos derechos se diferencian del derecho de usufructo porque  en el usufructo el usufructuario tiene el goce pleno y disfrute de su derecho, es decir que puede disfrutar de los frutos de la cosa, mientras que el derecho ya sea de uso o habitación se limitan a las necesidades personales del usuario o habitador; en el usufructo se puede arrendar, ceder el bien usufructuado y en el derecho de uso o habitación no.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.