¿Descuento otorgado en venta de cartera es deducible del impuesto a la renta?

Por

En la venta de cartera (factoring), el propietario de la cartera la vende a un tercero,  y esa venta es posible solo si se hace con un descuento, lo que representa un menor valor para quien la vende.

¿Ese menor valor derivado del descuento sobre el valor nominal de la cartera es deducible del impuesto a la renta?

Supongamos que una empresa tiene una cartera de $20.000.000 y la vende a un tercero en $15.000.000, es decir aplicando un descuento del 25% ($5.000.000).

Sin duda es menor valor constituye una pérdida para la empresa e interesa conocer si de alguna forma la empresa podría deducirse esa pérdida del impuesto a la renta.

¿Se puede deducir por vía de la provisión de cartera o como deudas manifiestamente perdidas?

Una alternativa a considerar es deducir esa pérdida mediante la figura de la provisión de cartera o mediante la deducción por deudas manifiestamente perdidas.

Pero para que ello sea posible, la cartera se tendría que vender sobre su valor libros y no sobre el valor nominal, y en de no ser así se generaría un ingreso o en su defecto una renta líquida especial, por lo siguiente.

Retomando el ejemplo anterior supongamos que la empresa deduce por una de las dos vías los $5.000.000 del descuento, de manera que en libros  el saldo de la cartera sea de $15.000.000 exactamente, y si la vende por ese mismo valor  las cuentas cuadran.

Pero si la vendiera por un valor superior a los $15.000.000, habría un ingreso que eventualmente podría tratarme como una recuperación de deducciones.

Adicionalmente, para que proceda la deducción por provisión de cartera o por deudas manifiestamente perdidas, tendrían que cumplirse los requisitos para que esas procedieran, y es difícil pensar una empresa compre cartera con base a un valor que ya ha sido castigado, de manera que si en libros la cartera es de $15.000.000 seguramente habría que otorgar un descuento adicional para poderla vender por lo que llegaríamos al mismo punto sin solución.

Y hay casos en que se venden carteras no vencidas por lo que resulta imposible aplicar cualquiera de las anteriores alternativas.

Deducción por gastos financieros

La Dian en oficio 040882 del 10 de julio de 2014 planteó la posibilidad de que ese descuento otorgado en la venda de cartera se trate como un descuento financiero que puede ser deducible del impuesto a la renta.

Al respecto se dijo en ese concepto:

«En este contexto, la venta de cartera al descuento, operación de factoring, sobre facturas de venta de bienes y/o servicios cuyo valor nominal es objeto de descuento, implica un gasto financiero, que de suyo no conlleva un desembolso, pero sí un menor valor, el descuento, que en la práctica corresponde al valor del dinero (intereses) que se anticipa al emisor de las facturas y que paga en la medida que no debe esperar el vencimiento de las mismas.

Teniendo el factoring reconocimiento legal y, previsto como mecanismo de financiación, para obtener liquidez, en tanto las empresas pueden transformar en efectivo las cuentas por cobrar de sus negocios producto de las facturas de venta de bienes o servicios, y que según se indicó en párrafos anteriores fue este precisamente el objeto para promulgar la Ley 1231 de 2008 “por la cual se unifica la factura como título valor como mecanismo de financiación para el micro, pequeño y mediano empresario… ”, el descuento como valor del dinero que se facilita antes del vencimiento de las facturas corresponde a un gasto financiero.

Así las cosas, y dado que los gastos en que incurren los contribuyentes pueden tener el carácter de deducciones en la medida que cumplan los presupuestos señalados por la ley, es posible para efectos fiscales relativos a la determinación del impuesto sobre la renta y complementarios, que los descuentos que se conceden en venta de cartera originada en facturas de venta de bienes y/o servicios, constituya un gasto financiero que será deducible en tanto cumpla las condiciones que la ley exige en relación con las deducciones.»

La Dian trata el tema del factoring como un mecanismo de financiación, más exactamente un reembolso de capital (concepto 17143 del 3 de julio de 2018 entre otros), y desde ese punto de vista resulta razonable tratar ese descuento sobre el valor nominal de la cartera como un gasto financiero, que en efecto puede ser deducible si cumple con los requisitos generales de las deducciones.

Este parece ser el camino más indicado para deducir el descuento que se otorga en la venta de cartera, porque indudablemente la empresa que vende la cartera termina recibiendo un menor valor y ese menor valor debe ser reconocido de alguna forma.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.