Diferencia entre ingresos excluidos y no gravados en el impuesto sobre las ventas – IVA

Por

En la declaración bimestral (y ahora cuatrimestral) del impuesto sobre las ventas – IVA hay cuatro categorías de ingresos: 1. Gravados, 2. Exentos, 3. Excluidos y 4. No gravados; generalmente se observa confusión entre los dos últimos, es decir algunos ingresos excluidos son declarados como no gravados y viceversa, exponiendo al sujeto pasivo jurídico (persona natural o jurídica) a un riesgo impositivo, que se puede materializar en sanciones e intereses de mora, debido a que este error puede incidir en la determinación de la proporcionalidad del IVA descontable por las operaciones comunes, señalado en el artículo 490 del Estatuto Tributario.

Los ingresos excluidos corresponden a los percibidos por actividades que configuran el hecho generador del impuesto sobre las ventas (venta de bienes corporales muebles, prestación de servicios en el territorio nacional, importación de bienes corporales muebles y la circulación, venta u operación de los juegos de suerte y azar); no obstante, el legislador en forma expresa los ha calificado como excluidos del impuesto, con el fin de incentivar o coadyuvar a la realización de diversas operaciones económicas, sin causar IVA; las exclusiones se encuentran señaladas en forma expresa en el Estatuto Tributario, para el caso de la venta o importación de bienes en el artículo 424, para la prestación de servicios en el artículo 476 y para los juegos de suerte y azar en el artículo 5 de la Ley 643 de 2001.

Y en el caso de los ingresos no gravados, estos corresponden a los percibidos por actividades que no configuran el hecho generador del impuesto sobre las ventas, señalado en el artículo 420 del Estatuto Tributario, por consiguiente no generan IVA, por ausencia del hecho generador, como por ejemplo los ingresos por concepto de venta de bienes incorporales, la recuperación de provisiones,  la diferencia en cambio, método de participación patrimonial, entre otros; adicionalmente, los ingresos no gravados no se encuentran señalados en el ordenamiento tributario.

Por lo anterior, la diferencia entre los ingresos excluidos y no gravados en el impuesto sobre las ventas, es que los excluidos no causan el IVA y se encuentran señalados expresamente en el Estatuto Tributario y la Ley, mientras que  los no gravados no generan IVA, no se encuentran señalados en el ordenamiento tributario y se determinan por no corresponder a la venta de bienes corporales muebles, prestación de servicios en el territorio nacional, importación de bienes corporales muebles y la circulación, venta u operación de los juegos de suerte y azar.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.