¿En qué consisten las sustituciones en la sucesión?

Como su nombre lo indica sustituir es cambiar una cosa por otra, en la sucesión la sustitución consiste en nombrar un asignatario para que ocupe el lugar de otro, que no acepte, o que antes de ser diferida la asignación, falte por fallecimiento o que por cualquier causa se extinga su derecho, a esta clase de sustitución se le denomina sustitución vulgar.

La sustitución puede ser vulgar o fideicomisaria según lo establecido en el artículo 1215 del código civil, el cual expresa lo siguiente:

“La sustitución es vulgar o fideicomisaria.

La sustitución vulgar es aquella en que se nombra un asignatario para que ocupe el lugar de otro que no acepte, o que, antes de deferírsele la asignación, llegue a faltar por fallecimiento, o por otra causa que extinga su derecho eventual.

No se entiende faltar el asignatario que una vez aceptó, salvo que se invalide la aceptación.” 

La sustitución fideicomisaria, es aquella que consiste nombrar un fideicomisario el cual si cumple la condición se hace dueño de lo que otra persona poseía en propiedad fiduciaria; se entiende por propiedad fiduciaria aquella que,  está sujeta al gravamen de pasar a otra persona por el hecho de verificarse una condición, según lo establecido en el código civil.

¿Qué pasa si el fideicomisario falta antes de cumplirse la condición? En caso de que el fideicomisario falte antes de que se cumpla la condición, se le nombran uno o más sustitutos, esta sustitución será vulgar. Para que la sustitución sea fideicomisaria así debe expresarse, pues esta no debe presumirse a menos que se excluya la sustitución vulgar.

Las sustituciones testamentarias se encuentran consagradas  a partir del artículo 1215 al artículo 1225 del código civil. Estas normas establecen unas reglas las cuales en cierta medida pueden ser cambiadas por el testador, por ejemplo respecto a la sustitución de un descendiente, el artículo 1221 dice lo siguiente:

“Si el asignatario fuere descendiente legítimo del testador, los descendientes legítimos del asignatario no por eso se entenderán sustituidos a éste; salvo que el testador haya expresado voluntad contraria.”

Por ultimo cuando se hace uso del derecho de transmisión este excluye al de sustitución y viceversa la sustitución excluye el derecho de transmisión.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.