Los costos en el impuesto a la renta

Los costos, que pueden ser de venta o de producción, son deducibles del impuesto a la renta, siempre que cumplan con los requisitos del estatuto tributario.

Costos tributarios.

Los costos son aquellas erogaciones imputadas directamente a los bienes que produce o la empresa. Los costos se acumulan en los bienes producidos por la empresa, de suerte que hasta tanto esos bienes no sean enajenados, no se pueden se pueden recuperar.

Si bien los costos se causan una vez se hayan realizado, su recuperación financiera no es posible hasta en el periodo gravable en el que se vendan.

Los costos tienen relación de causalidad directa con los ingresos, puesto que los costos, al ser parte integral de los bienes y servicios, son los que hacen posible la existencia del ingreso. Los costos se restan directamente de los ingresos para determinar la renta bruta, de la cual se restan las deducciones o gastos, para determinar la renta líquida.

Requisitos para deducir los costos en el impuesto a la renta.

El costo de los activos movibles, es decir las mercancías que se venden o se producen, se determina conforme lo señala el artículo 62 del estatuto tributario y siguientes.

El costo se puede determinar con el sistema de inventarios permanente o periódico, y utilizando métodos de valuación como el promedio ponderado, etc.

Los costos en que se incurra deben estar debidamente soportados con documentos idóneos como facturas y documentos equivalentes, cumpliendo con los requisitos del artículo 771-2 del estatuto tributario.

Cómo soportar costos y deducciones en el impuesto de renta.Documentos con los que se deben soportar o probar los costos y las deducciones en el impuesto a la renta, y los requisitos que deben cumplir.

Los costos, por su naturaleza se supone que cumplen los requisitos de necesidad y causalidad, pero en todo caso la Dian puede revisar el cumplimiento de esos requisitos, especialmente cuando los contribuyentes han declarado como costos erogaciones que no lo son, que son simples gastos que se deben tratar como deducción.

Por último, el artículo 82 del estatuto tributario prevé los llamados costos presuntos o estimados.

Costos presuntos en el impuesto a la renta.Los costos presuntos y estimados proceden de forma excepcional para determinar el impuesto a la renta. Requisitos para su procedencia.

Los costos presuntos tienen aplicación cuando el contribuyente no puede determinar o probar los costos reales, y en reconocimiento del principio según el cual no puede existir un ingreso sin costo, la ley reconoce unos costos estimados.

¿Los impuestos son costo o gasto?

Depende del tipo de impuesto, y de producto o servicio por el que se ha pagado.

En el caso del impuesto a las ventas, es descontable para los responsables del Iva, y en tal caso no se puede tratar como costo ni como deducción.

Si el Iva no es descontable, hace parte del mayor valor del producto, así que, si ese producto o servicio hace parte del costo al ser accesorio a él, entonces el Iva al hacer parte del mayor valor del costo, de tratará como costo, o en su defecto como deducción, siempre que sea procedente.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Mina Dice:

    Excelente todos sus artículos. Muchas gracias!

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.