¿No debo pagar arriendo por los tres meses que tengo para desocupar la casa?

Por   11/02/2018

Existe en el imaginario popular la creencia de que el inquilino tiene tres meses para desocupar la casa  y que no debe pagar el arriendo por eses tres meses, lo que puede ser así, pero no así, ni en todos  los casos.

En efecto en algunos casos el arrendatario tiene derecho a ser notificado de la decisión de terminar e l contrato de arrendamiento, con una anticipación de tres meses, pero no significa que deba vivir gratis esos tres meses.

Lo que sucede es que en determinados casos el arrendador puede unilateralmente dar por terminado el contrato de arrendamiento, notificando al arrendatario con una antelación de 3 meses su decisión, y pagando una indemnización equivalente a 3 meses de arrendamiento, y este el origen de la creencia popular.

Así lo dispone el numeral 7 del artículo 22 de la 820 de 2003:

«El arrendador podrá dar por terminado unilateralmente el contrato de arrendamiento durante las prórrogas, previo aviso escrito dirigido al arrendatario a través del servicio postal autorizado, con una antelación no menor de tres (3) meses y el pago de una indemnización equivalente al precio de tres (3) meses de arrendamiento.

Cumplidas estas condiciones el arrendatario estará obligado a restituir el inmueble.»

Como la indemnización corresponde precisamente a los tres meses de arrendamiento, que son los tres meses de anticipación con que se debe notificar al inquilino, se ha interpretado que esos tres  meses salen gratis, pero no es así.

El derecho de las cosas es que el inquilino pague todos los meses de arriendo, y que luego el arrendador pague la indemnización  que corresponda, pues no se deben hacer esos cruces por la razón que a continuación se expone:

El artículo 23 de la ley 820 de 2003 el valor de la indemnización se debe «Consignar a favor del arrendatario y a órdenes de la autoridad competente, la indemnización de que trata el artículo anterior de la presente ley….», es decir, que no se debe entregar directamente al inquilino, y esto tiene una razón de ser: servir de garantía para que el inquilino desocupe la casa.

Es así, porque el parágrafo primero del artículo 23 de la referida ley dice que:

«En caso de que el arrendatario no entregue el inmueble, el arrendador tendrá derecho a que se le devuelva la indemnización consignada, sin perjuicio de que pueda iniciar el correspondiente proceso de restitución del inmueble.»

De manera que si el arrendatario no desocupa la casa vencido los tres meses concedidos por la ley, no tendrá derecho a la indemnización, sin que quede relevado de la obligación de pagar el arrendamiento hasta el último día que ocupe la casa.

Lo aquí expuesto aplica únicamente para el caso expuesto en el numeral 7 citado, es decir, cuando el arrendador quiere terminar el contrato de arrendamiento porque sí, sin que exista una justa causa para la terminación del contrato.

Igualmente aplica para la terminación del contrato de arrendamiento durante sus prórrogas, no durante el contrato inicial.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.