Pago de salarios sin prestación del servicio por disposición del empleador

Una señora nos ha dejado la siguiente inquietud con el pedido de que le ayudemos a resolverla: 

Cuando mi empleador se enteró de que yo estaba en embarazo me presionó para que renunciara,  y al ver que no lo hacía me pasó una carta diciéndome que por cuestiones de reorganización de la empresa me fuera para mi casa por tiempo indefinido y que él me seguiría pagando mi quincena sin descontarme nada.  Yo empecé a trabajar el 7 de octubre de 2014 ganándome $ 872.000,  pero en nómina sólo figura como salario $ 644.000, y el resto lo registra como bono de alimentación. Las quincenas me llegan de $ 296.400 ya que no me da auxilio de transporte.

Mi salario sigue siendo 644.000 (el salario mínimo legal del año pasado). Este año no me aumentó lo que ordenó el gobierno. 

Pregunto: ¿Si en la carta dice que no se me descontará nada, es legal que no me pague el auxilio de transporte y que no me dé lo que me daba por bono de alimentación? ¿Tenía el empleador la obligación de subir el smmlv?  Y como no me lo subió ¿me debe reembolsar algo? 

El 11 de noviembre terminó mi licencia de maternidad pero nuevamente me mandó para la casa con la carta de que se me seguiría pagando hasta nuevo aviso, pero sé que ya me están haciendo la liquidación.
Cuando me hagan la liquidación cómo me deben liquidar las prestaciones sociales, la indemnización y el salario de la última quincena? ¿Sobre el mínimo o sobre los 872.000?, 

 Vamos por partes:

La primera: Si usted se encontraba en condiciones de trabajar, al empleador no le estaba permitido mandarla para la casa, aunque le siguiera pagando el salario. Eso es arbitrario y abusivo. El trabajador tiene derecho a trabajar y al empleador le corresponde facilitarle el ejercicio de ese derecho. Es claro que aquí la intención del patrono no fue asegurarle su bienestar, sino discriminarla y lastimarle su autoestima en represalia por haberse negado a renunciar Es posible asumir que con esa actitud  lo que quiso el empleador fue darle a entender que usted no era relevante para la empresa y que prefería tenerla lejos de ella aunque el salario y las prestaciones continuaran causándose. Usted ha debido rechazar esa decisión del empleador y exigir su permanencia en el trabajo hasta cuando la inminencia del parto la obligara a marginarse del mismo.

La segunda: El monto de su salario es $ 870.000 y está integrado por el sueldo propiamente dicho y el bono por alimentación. Aunque usted no refiere la forma como se redactó ese acuerdo en el contrato de trabajo, es decir, no señala si se convino o no que el bono de alimentación no se tendría en cuenta como salario para la liquidación de las prestaciones sociales, podemos presumir que no se hizo tal exclusión, pues su silencio al respecto permite entenderlo así.

Ahora bien, como el hablar de bono de alimentación nos remite necesariamente a los conceptos de auxilio o subsidio, es claro que el mismo sólo se causará cuando el trabajador está laborando, pues cuando éste se encuentra  descansando, en licencia, sancionado, incapacitado o, como en su caso, sin prestar el servicio por decisión del empleador,  dicha ayuda  pierde su razón de ser.

Siendo ello así, no habría motivos para reprocharle al empleador el no pago del bono en comento. Y lo propio ocurre con el auxilio de transporte, que sólo se origina cuando el trabajador labora.

Ahora bien, el hecho de que en la carta el empleador le haya dicho que no le descontará nada por no laborar, eso no puede llevar a entender necesariamente que el empleador se comprometió a seguirle pagando el bono de alimentación y el auxilio de transporte, porque aquí el no pago de tales rubros no significa técnicamente descuento, sino simplemente del no pago de sumas no causadas.

La tercera: En el 2014 el valor del salario mínimo legal mensual fue $ 616.000 y en el 2015 es  $644.350. Como en su caso el empleador le está pagando los $ 644.350 (Menos el 8% por concepto de aportes a la seguridad social), se puede decir que dicho aspecto el patrono está dentro de la ley.

La cuarta: Sobre la forma como deberá proceder el empleador para liquidarle las prestaciones sociales a la terminación del contrato de trabajo, se puede decir lo siguiente:

Si se convino en el contrato de trabajo, en la convención colectiva o en el pacto colectivo que el  valor del bono de alimentación no se tendría en cuenta para la liquidación de las prestaciones sociales y las indemnizaciones,  dicho pago no hará parte de la base de liquidación. Si no media convenio en tal sentido, el bono de alimentación deberá ser integrado a la base de cálculo de las prestaciones sociales y de la indemnización por despido injusto.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. jaimeot dice:

    Tengo el derecho ala pension por vejez ya que en diciembre del 2014 tenia 2045 semanas cotizadas y tenia 59 años Yo reclamo el derecho adquirido si en abril de 1994 tenia 1035 semanas cotizadas hoy en dia tengo 61 años cumplidos y 2098 semanas cotizadas

    • jaime ocampo trujillo dice:

      Tengo el derecho ala pension por vejez ya que en diciembre del 2014 tenia 2045 semanas cotizadas y tenia 59 años Yo reclamo el derecho adquirido si en abril de 1994 tenia 1035 semanas cotizadas hoy en dia tengo 61 años cumplidos y 2098 semanas cotizadas

    • Alonso Riobó Rubio dice:

      No se lo van a reconocer y lo van a obligar a esperar a cumplir 62 años de edad.

      Saludos,

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.