Porción conyugal y su importancia

La porción conyugal, es como su nombre lo indica una fracción del patrimonio del causante que las normas fijan al cónyuge sobreviviente que no posee lo necesario para su congrua subsistencia; a dicha porción también tiene derecho el compañero permanente  que sobreviva al otro, según lo establecido en la sentencia C-283 del 13 de abril de 2011, en la cual se declaró la exequibilidad condicionada del artículo 1230 del código civil.

Una persona tiene derecho a la porción conyugal a partir de la muerte del cónyuge o del compañero permanente, se tiene derecho a esta aunque posteriormente el cónyuge sobreviviente o el compañero permanente que sobrevive al otro, adquiera bienes, pues se tiene en cuenta es la situación económica que se presenta al momento de la muerte del causante.

De igual manera si una persona no reúne las condiciones para obtener la porción conyugal al momento de la muerte del cónyuge o del compañero permanente, es decir,  que tenia condiciones económicas con las cuales podía subsistir, por el hecho de caer en pobreza después no le da derecho a la porción conyugal.

También existe la porción conyugal complementaria, la cual se encuentra consagrada en el artículo 1234 del código civil el cual establece lo siguiente:

“Si el cónyuge sobreviviente tuviere bienes, pero no de tanto valor como la porción conyugal, solo tendrá derecho al complemento, a titulo de porción conyugal. Se imputara por tanto a la porción conyugal todo lo que el cónyuge sobreviviente tuviere derecho a percibir a cualquier otro título en la sucesión del difunto, incluso su mitad de gananciales, si no la renunciare.”

La porción conyugal es una figura jurídica muy importante, porque a través de ella se le puede mejorar la condición económica a una persona que le ha sobrevivido a su cónyuge o compañero permanente, pero no goza de bienes para subsistir, o que teniendo bienes estos no son suficientes para dicha subsistencia. Tanta es la importancia de la porción conyugal que es una asignación forzosa, es decir, que aunque el causante no la haya estipulado en el testamento, la ley impone que debe darse.

Por último respecto al monto de la porción conyugal, esta equivale a la cuarta parte de los bienes del causante, pero cuando el orden hereditario es el de los descendientes, la porción conyugal equivaldrá a una legítima rigurosa de un hijo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. CESAR TORREALBA dice:

    El caso es el siguiente: hombre de 97 años contrae mmaatrimonio civil con mujer que tenia como empleada domestica (29 años) y a la cual pagaba un salario. por la realioxaacion de los oficios domesticos. el atrimonio se realizo ante el notario del pueblo quien realizo el domiciliario el día 22 de abril de 2016 y el varon de 97 años murio el día 28 de abril del año 2016. El matrimonio duró seis (6) días. No creo que se haya consumado el matrimonio y la mujer convivia con el padre de una niña que era hijja de ambos. Se Quiere solicitar la nulidad del matrimonio, es posible? A que tiene derecho? El Difunto teniaa su pension y su casa, ademas de algunos ahorros en el banco en donde le consignaban su pensión.

    Agradezco su apoyo y ayuda,
    Cordialmente, CESAR TORREALBA

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.