Qué es la porción conyugal

La porción conyugal es una fracción del patrimonio del causante, es decir, de cónyuge que fallece, que corresponde el cónyuge sobreviviente que no posee lo necesario para su congrua subsistencia.

Porción conyugal en Colombia.

La porción conyugal en Colombia la encontramos reglamentada en el código civil a partir del artículo 1230.

Precisamente este artículo define la porción conyugal en los siguientes términos:

«La porción conyugal es aquélla parte del patrimonio de una persona difunta que la ley asigna al cónyuge sobreviviente que carece de lo necesario para su congrua subsistencia.»

Es un derecho que beneficia al cónyuge, al compañero permanente incluso si estos son del mismo sexo.

Cónyuges con derecho a la porción conyugal.

A dicha porción también tiene derecho el compañero permanente que sobreviva al otro, según lo establecido en la sentencia C-283 del 13 de abril de 2011, en la cual se declaró la exequibilidad condicionada del artículo 1230 del código civil.

Una persona tiene derecho a la porción conyugal a partir de la muerte del cónyuge o del compañero permanente.

De igual manera si una persona no reúne las condiciones para obtener la porción conyugal al momento de la muerte del cónyuge o del compañero permanente, es decir, que tenía condiciones económicas con las cuales podía subsistir, por el hecho de caer en pobreza después no le da derecho a la porción conyugal.

También existe la porción conyugal complementaria, la cual se encuentra consagrada en el artículo 1234 del código civil el cual establece lo siguiente:

«Si el cónyuge sobreviviente tuviere bienes, pero no de tanto valor como la porción conyugal, solo tendrá derecho al complemento, a título de porción conyugal. Se imputará por tanto a la porción conyugal todo lo que el cónyuge sobreviviente tuviere derecho a percibir a cualquier otro título en la sucesión del difunto, incluso su mitad de gananciales, si no la renunciare.»

La porción conyugal es una figura jurídica muy importante, porque a través de ella se le puede mejorar la condición económica a una persona que le ha sobrevivido a su cónyuge o compañero permanente, pero no goza de bienes para subsistir, o que teniendo bienes estos no son suficientes para dicha subsistencia. Tanta es la importancia de la porción conyugal que es una asignación forzosa, es decir, que, aunque el causante no la haya estipulado en el testamento, la ley impone que debe darse.

Naturalmente que el cónyuge que pretenda la porción conyugal judicialmente debe probar su falta de recursos, que es el requisito para tener derecho a ella.

La congrua subsistencia hace referencia al dinero o medios económicos suficientes para conservar o mantener el nivel de vida que se tenía previo al fallecimiento del causante, y no hace referencia a un salario mínimo ni a un mínimo vital.

¿Se pierde el derecho a la porción conyugal?

Una vez la persona adquiere derecho a la porción conyugal no lo pierde ni en los casos en que posteriormente adquiera bienes suficientes para vivir cómodamente sin la necesidad de la porción conyugal.

Señala el artículo 1232 del código civil:

«El derecho se entenderá existir al tiempo del fallecimiento del otro cónyuge, y no caducará en todo o parte por la adquisición de bienes que posteriormente hiciere el cónyuge sobreviviente.»

El requisito para acceder a la porción conyugal es que el cónyuge beneficiario careza de recursos económicos para conservar su nivel de vida en vida del causante, pero si posteriormente se convierte en económicamente autosuficiente, no por ello pierde el derecho a la porción conyugal.

Por su parte el artículo 1233 del código civil dispone:

«El cónyuge sobreviviente que al tiempo de fallecer el otro cónyuge no tuvo derecho a porción conyugal, no lo adquirirá después por el hecho de caer en pobreza.»

Es claro que el derecho se determina a la fecha del fallecimiento del causante, y lo que pase en el futuro no afecta ese derecho, de modo que si se tenía no se pierde y si no se tuvo no se tendrá en el futuro.

Monto de la porción conyugal.

Respecto al monto de la porción conyugal, esta equivale a la cuarta parte de los bienes del causante, pero cuando el orden hereditario es el de los descendientes, la porción conyugal equivaldrá a una legítima rigurosa de un hijo.

Señala el artículo 1236 del código civil:

«La porción conyugal es la cuarta parte de los bienes de la persona difunta, en todos los órdenes de sucesión, menos en el de los descendientes.

Habiendo tales descendientes, el viudo o viuda será contado entre los hijos, y recibirá como porción conyugal la legítima rigurosa de un hijo.»

Es decir que la porción conyugal será menor si hay herederos descendientes, esto es, hijos, pues equivaldrá a lo que le corresponde a un hijo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. pablo e rodriguez l Dice:

    Buenas tardes: Por favor me podrian explicar el numeral 3 del articulo 307 del Estatuto Tributario, referente a las ganancias ocacionales exentas. En qué casos se pueden tener en cuenta y si se pueden aplicar lo del numeral 1 mas el numeral 2 mas el numeral 3, es decir si puedo sumar las tres opciones de aplicar las 7.700 UVT A LA CASA de HABITACION URBANA, MAS LAS 7.700 UVT A LA PROPIEDAD RURAL MAS LAS 3.400 UVT DEL NUMERAL 3?
    MUCHAS GRACIAS POR SU AYUDA.

    CORDIALMENTE,

    PABLO E RODRIGUEZ L

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.