Prelación y clases de créditos – Así es el orden de los embargos

Por 28 febrero, 2019

Las deudas y obligaciones en que incurren las personas están clasificadas de tal manera que la ley le confiere una importancia distinta a cada una.

Cuando un deudor es ejecutado o embargado, los acreedores podrán cobrar su crédito según la clase de su crédito de acuerdo a lo que fijan las normas civiles.

Clases en que se dividen o clasifican las obligaciones, deudas o créditos.

Toda obligación a cargo de una persona natural o una empresa, se clasifica según su clase, y existen 5 clases según el código civil colombiano.

La norma habla de crédito, y este debe ser entendido como cualquier obligación o deuda que se tenga con un tercero, como puede ser las obligaciones derivadas de un contrato de trabajo, de servicios, de arrendamiento, compraventa, letras de cambio, conciliaciones o transacciones, sentencias judiciales, en fin, cualquier obligación de dar, hacer o no hacer que haya contraído una persona natural o jurídica.

Créditos de primera clase.

Los créditos de primera clase están definidos en el artículo 2495 del código civil y allí encontramos los siguientes:

  • Los salarios, sueldos y todas las prestaciones provenientes del contrato de trabajo.
  • Lo créditos del fisco (Impuestos)
  • Pensión de alimentos (art. 134 ley 1098)
  • Las costas judiciales que se causen en el interés general de los acreedores.
  • Las expensas funerales necesarias del deudor difunto.
  • Los gastos de la enfermedad de que haya fallecido el deudor.
  • Los artículos necesarios de subsistencia, suministrados al deudor y a su familia durante los últimos tres meses.

De los de primera clase tienen prelación las cuotas alimentarias en favor de los menores de edad, de manera que si hay varios embargos estos prevalecen sobre los demás de primera clase.

Créditos de segunda clase.

Los créditos de segunda clase los señala el artículo 2497 del código civil y son:

  • El posadero sobre los efectos del deudor, introducidos por éste en la posada, mientras permanezcan en ella, y hasta concurrencia de lo que se deba por alojamiento, expensas y daños.
  • El acarreador o empresario de transportes sobre los efectos acarreados que tenga en su poder o en el de sus agentes o dependientes, hasta concurrencia de lo que se deba por acarreo, expensas y daños; con tal que dichos efectos sean de la propiedad del deudor. Se presume que son de la propiedad del deudor, los efectos introducidos por él en la posada, o acarreados de su cuenta.
  • El acreedor prendario sobre la prenda.

Es una redacción muy antigua del código civil pero sigue vigente.

Créditos de tercera clase.

Estos están señalados en el artículo 2499 y son únicamente los créditos hipotecarios.

Aquí es importante señalar que si bien los créditos hipotecarios son de tercera clase, los des primera clase podrán afectar una propiedad hipotecada sólo si los demás bienes del deudor no alcanzan a cubrir la obligación debida en los términos que dispone el artículo 2500 del código civil.

Es decir que un trabajador no puede perseguir la casa hipotecada de su empleador sino en los casos en que esa sea la única propiedad para garantizar su deuda, de manera que en cierta manera un crédito de tercera clase prevalece sobre uno de primera clase.

Créditos de cuarta clase.

Están señalados en el artículo 2502 del código civil y son los siguientes:

  • Los del fisco contra los recaudadores, administradores y rematadores de rentas y bienes fiscales.
  • Los de los establecimientos de caridad o de educación, costeados con fondos públicos y los del común de los corregimientos contra los recaudadores, administradores y rematadores de sus bienes y rentas.
  • Los de los hijos de familia por los bienes de su propiedad que administra el padre sobre los bienes de éste.
  • Los de las personas que están bajo tutela y curaduría, contra sus respectivos tutores o curadores.
  • Los de los proveedores de materias primas o insumos necesarios para la producción o transformación de bienes o para la prestación de servicios.

 Créditos de quinta clase.

Los créditos de quinta clase son todos aquellos que no pertenecen a ninguna de a las clases anteriores y por consiguiente no gozan de prelación alguna.

Serán los últimos en cobrarse en caso que haya otros acreedores con obligaciones pendientes de pago que pertenezcan a cualquiera de las otras clases.

Entre los créditos de quinta clase podemos encontrar los deudores de tarjetas de crédito, de créditos de libre inversión, arrendatarios, prestatarios, etc. Estos serán los últimos en la fila.

Prelación de créditos en las medidas cautelares.

Cuando se ordenan medidas cautelares como el embargo de bienes y salarios de un deudor, se tramitará el embargo según la clase del crédito, es decir que la prelación del embargo es dada por la clase en la que está clasificada la obligación ejecutada.

Medidas cautelares en los procesos ejecutivos

Si se presentan varios acreedores al tiempo se privilegian a los créditos de mayor clase, y dentro de cada clase hay unos que tienen prelación, como es el caso de las deudas por cuotas alimentarios de menores de edad, que prevalecen sobre todas las demás de su misma clase.

Si una persona natural debe a sus hijos, a sus trabajadores y la Dian, primero cobran sus hijos, luego sus trabajadores y finalmente la Dian, y si algo queda cobrarán los demás, y allí es donde cobra sentido la clasificación de los créditos pues es ella la que define quien cobra primero, o quién cobra y quién no.

Cuando hay varios créditos sin prelación o con prelación igual entonces serán cubiertos a prorrata según su valor

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. CARLOS SALAZAR Dice:

    Soy aferrimo lector de sus comentarios que son enviados a la pagina Gerencie.com de la cual estoy registrado. lA PRESENTE ES PARA SOLICITARLE MUY RESPETUOSAMENTE ME ENVIEN AL CORREO UN MODELO DE DEMANDA EJECUTIVA DE SUBROGACION, es decir, fui codeudor de una Docente sobre un préstamo, pero ella nunca ha pagado las cuotas y me las estan descontando a mi, como no le veo animo de pago, la voy a demandar por todas las cuotas descontadas de mi desprendible de pago como docente. Les agradezco me colaboren.

    GRACIAS CARLOS SALAZAR

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿El impuesto de su vehículo está prescrito y se lo están cobrando?

Las entidades territoriales están cobrando impuestos de vehículos ya prescritos; consulte aquí la solución.