Medidas cautelares en los procesos ejecutivos

Por 13 mayo, 2019

Los procesos ejecutivos contemplan la posibilidad de solicitar y decretar medidas cautelares a fin de garantizar el pago de la deuda reclamada.

Oportunidad para adoptar las medidas cautelares en los procesos ejecutivos.

Las medidas cautelares se pueden adoptar antes, durante o después del proceso ejecutivo, pero lo recomendado y lo usual es que estas se soliciten y se decreten antes del proceso.

Proceso ejecutivo ¿Qué es y para qué sirve?

Cuando una persona es demandada por una deuda u obligación, probablemente piense en declararse insolvente para no pagarla, y eso es lo que se impide al imponer medidas cautelares al momento de presentar la demanda.

Para ello se solicita al juez decretar el secuestro y embargo de los bienes del deudor para evitar que este pueda enajenarlos y así garantizar el pago de la deuda reclamada.

Embargo y secuestro de bienes como medida cautelar

Según el artículo 599 del código general del proceso, con la presentación de la demanda ejecutiva se puede solicitar el embargo y secuestro de los bienes del deudor demandado, siendo el embargo y secuestro las medidas cautelares por excelencia.

Límite a las medidas cautelares

El monto o valor de las medidas cautelares no puede exceder el doble de la deuda que se pretende cobrar según lo dispone el inciso 3 del artículo 599 del código general del proceso:

«El juez, al decretar los embargos y secuestros, podrá limitarlos a lo necesario; el valor de los bienes no podrá exceder del doble del crédito cobrado, sus intereses y las costas prudencialmente calculadas, salvo que se trate de un solo bien o de bienes afectados por hipoteca o prenda que garanticen aquel crédito, o cuando la división disminuya su valor o su venalidad.»

La limitación anterior no opera cuando el embargo y secuestro se aplica sobre un único bien, por cuanto no es posible embargar media casa o medio carro.

El demandado o ejecutado puede impedir que se decreten medidas cautelares.

El demandado podrá recurrir a lo dispuesto en el artículo 602 del código general del proceso para impedir que el juez decrete las medidas cautelares, o para que las levanten en caso de haberlas decretado:

«El ejecutado podrá evitar que se practiquen embargos y secuestros solicitados por el ejecutante o solicitar el levantamiento de los practicados, si presta caución por el valor actual de la ejecución aumentada en un cincuenta por ciento (50%).»

Es decir que si la ejecución es por $20.000.000, el ejecutado tendrá que consignar $30.000.000.

Esta medida es importante cuando se embargan bienes que superan por creces el valor de la ejecución, como por ejemplo cuando se secuestra una propiedad valorada en $500.000.000 por una deuda de pocos millones de pesos.

Solicitud de cauciones al ejecutante

Para proteger al ejecutado de la eventual mala del ejecutante o demandante, la ley prevé que cuando el ejecutado presente o interponga excepciones de mérito, de fondo contra el mandamiento ejecutivo, solicite la imposición de una causación al ejecutado.

Dice el inciso 5 del artículo 599 del código general del proceso:

«En los procesos ejecutivos, el ejecutado que proponga excepciones de mérito o el tercer afectado con la medida cautelar, podrán solicitarle al juez que ordene al ejecutante prestar caución hasta por el diez por ciento (10%) del valor actual de la ejecución para responder por los perjuicios que se causen con su práctica, so pena de levantamiento. La caución deberá prestarse dentro de los quince (15) días siguientes a la notificación del auto que la ordene. Contra la providencia anterior, no procede recurso de apelación. Para establecer el monto de la caución, el juez deberá tener en cuenta la clase de bienes sobre los que recae la medida cautelar practicada y la apariencia de buen derecho de las excepciones de mérito.»

Esta medida obliga a que el demandante presente una demanda sólida, pues de no ser así, las excepciones propuestas pueden prosperar y el proceso de ejecución se termina y se ordena el levantamiento de las medidas cautelares, y seguidamente el demandado puede reclamar al demandante el reconocimiento de daños y perjuicios causados por el embargo y secuestro de sus bienes, y la caución cumple el fin de garantía para el efecto.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Guillermo burgos Dice:

    Me parece que quedo mal redactado el acapite de solicitud de cauciones al ejecutante.

    Se omitio la palabra «fe» y se dice causaciones cuando lo correcto es «caucion».

    Responder
  2. Albertkan Dice:

    Tengo una inquietud jurídica hay algún artículo que impugne el cobro de impuestos por no ser consecuente con lo que se cobre,sino cobrar por cobrar por simple inercia?

    Responder
  3. Flor Marina Forero Ch Dice:

    Señores GERENCIE.COM: Buenos días. Antes de todo quiero agradecerles toda la información que ustedes nos ofrecen, a partir de la cual he aprendido mucho. Gracias.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿El impuesto de su vehículo está prescrito y se lo están cobrando?

Las entidades territoriales están cobrando impuestos de vehículos ya prescritos; consulte aquí la solución.