¿Qué acción debo iniciar si firmé un contrato de manera obligada?

Por 25 octubre, 2011

Todos sabemos que para que un contrato sea valido es necesario que las partes que lo suscriben sean:

  • Legalmente capaces.
  • Que den el consentimiento y dicho consentimiento no padezca de vicio alguno.
  • Que recaiga sobre un objeto lícito.
  • Que tenga una causa licita.

Si por alguna circunstancia una persona firma un contrato, no porque así lo decide de manera voluntaria, sino que porque  es coaccionada por alguien; a esto se le denomina vicio del consentimiento y es demandable por  nulidad del contrato.

Los vicios del consentimiento son error, fuerza o dolo, en el caso mencionado anteriormente estaríamos ante la fuerza que no es más que la coacción que se ejerce sobre alguien para que dé su consentimiento sobre algo.

El código civil respecto a la fuerza como vicio del consentimiento se refiere de la siguiente manera en su artículo 1513 así:

“la fuerza no vicia el consentimiento sino cuando es capaz de producir una impresión fuerte en una persona de sano juicio, tomando en cuenta su edad, sexo y condición. Se mira como una fuerza de este género todo acto que infunde a una persona un justo temor de verse expuesta ella, su consorte o alguno de sus ascendientes o descendientes a un mal irreparable y grave. El temor reverencial, esto es, el solo temor de desagradar a las personas a quienes se debe sumisión y respeto, no basta para viciar el consentimiento.”

Entonces teniendo en cuenta lo que dice el artículo anterior la fuerza,  es vicio del consentimiento cuando es idónea para provocar temor en alguien, ya sea de verse afectado en su persona o en la de su familia, es decir, que la persona debe dar el consentimiento presionada por las amenazas que le infunde alguien y cuya ejecución de la misma podría causarle daño a él o a su familia.

Los otro vicios del consentimiento como el error, puede darse en cuanto al contrato que se celebra, por el ejemplo Juan entiende celebrar una compraventa, mientras que la otra parte entiende celebrar una donación; el error también puede darse en cuanto a la identidad de la cosa objeto del contrato, error acerca de la persona con quien se celebra el acto jurídico. Por último está el vicio del dolo que se da cuando una de las partes engaña a la otra.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Guajiro Dice:

    Saludos, que puedo hacer si dos personas (padre e hijo)me obligaron a firmar una escritura de un lote de terreno urbano, por una deuda de hace dos años que ascendia a la suma de seis millones de pesos en el año 2016, mes de abril y de la cual solo alcancé a pagar 5 meses de intereses, de 480.000 cada mes es decir 8% mensual, lo cual por causas economicas se me dificultaba pagar, el trato inicial fue hacer una promesa de compraventa, con un plazo de 6 meses que si no se cumplia ellos hacian efectiva la promeso de compraventa y me daban el excedente del valor fijado en la compraventa que fue de catorce millones, sin embargo dejaron pasar el tiempo, no se si a drede, solo pude pagar 5 meses en el transcurso del tiempo y hacen cuatro meses me dijeron que ya habia perdido el terreno y debia firmar escrituras, a lo cual me negué obviamente, porque se habia fijado un plazo maximo, ellos no hicieron uso de la compraventa y dijeron que tenia que pagar intereses de todos los meses transcurridos porque ese era un empeño, a lo que me negué, les di la opción de que yo vendia el terreno, por el cual comercialmente se puede pedir unos treinta millones actualmente, inicialmente el hijo aceptó la condicion pero dias despues se acercó a mi negocio con su padre amenazando y diciendo que el terreno se habia perdido y debia hacer escrituras si no quería problemas, aclaré lo conversado con el hijo y aun asi dijo que ya eso se habia perdido, que me iban a dar seis millones y debia firmar escrituras. Yo viendo las amenazas acepté que me dieran esa cantidad que nunca llegó, a pesar que se firmó las escrituras nuevas y por un valor de seis millones cien mil pesos, muy inferior al precio de valorizacion del bien e incluso inferior al valor por el cual lo adquirí. eso fue en noviembre de 2018 y a la fecha no contestan telefonos para darme los supuestos seis millones que dijeron me darian. Sin embargo ellos no tienen ningun soporte de que me hallan pagado efectivamente el terreno, lo cual analizo es una venta ficticia bajo engaños y amenazas. en que me pueden colaborar en este caso, que tengo que hacer? quien me puede asesorar

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?