Contrato bilateral

Un contrato bilateral es aquel contrato en el que las partes tienen obligaciones mutuas o recíprocas, o, dicho de otro modo, un parte debe a la otra, como por ejemplo en contrato en que una parte se obliga a dar o hacer algo y la otra parte se obliga a pagar por ello.

Bilateral.

Bilateral significa que tiene dos lados, dos partes o dos aspectos que es necesario considerar.

Por lo anterior, el contrato bilateral es aquel que tiene dos partes que se obligan recíprocamente, donde cada una asume una o más obligaciones para con la otra.

Son dos partes, pero cada parte puede estar compuesta por más de una persona, como cuando dos personas compran una casa, en la que el comprador, que es una de las partes del contrato de compraventa, está conformado por dos personas.

La característica de los contratos bilaterales es que las dos partes tienen obligaciones mutuas, porque sí solo una parte debe a la otra, no es un contrato bilateral, lo que resulta relevante porque puede haber contratos en los que figuren dos partes, pero sólo una debe a la otra, como el contrato de mutuo comercial, o el contrato de depósito, donde hay un depositario y un depositante, dos partes pero sólo una obligada, el depositario a restituir la cosa en depósito.

Ejemplo de contratos bilaterales.

Casos o ejemplos comunes de contrato bilateral son el contrato de compraventa donde una parte entrega una bien y la otra pagar por ese bien, o el contrato de trabajo donde una parte se compromete a prestar un servicio personal y la otra se compromete a pagar un sueldo en contraprestación por ese trabajo.

La definición de contrato bilateral en su forma más elemental la encontramos en al artículo 1496 del código civil colombiano:

«Contrato unilateral y bilateral. El contrato es unilateral cuando una de las partes se obliga para con otra que no contrae obligación alguna; y bilateral, cuando las partes contratantes se obligan recíprocamente.»

La mayoría de los contratos que todos firmamos en el diario vivir son bilaterales, y de este tipo de contratos es preciso conocer que, si una de las partes no cumple con lo que se ha obligado en el contrato, puede demandar ante un juez a la otra parte para que cumpla, pero antes de ello debe cumplir con su parte.

Contrato sinalagmático.

Es el mismo contrato bilateral, que tiene su origen en la lengua griega, significando un contrato celebrado por dos partes donde cada una de ellas asume obligaciones recíprocas para con la otra parte.

Obligaciones bilaterales.

En el mismo sentido que el contrato bilateral, las obligaciones bilaterales implica obligaciones mutuas de dos partes, que involucra a dos partes, donde una da y otra recibe, como quien vende una especie recibiendo un pago por ella.

Contrato bilateral gratuito.

Un contrato bilateral gratuito es aquel en el que hay dos partes, cada una con ciertas obligaciones o realizar ciertas acciones, pero que no se requiere hacer pago algún.

Un ejemplo de contrato bilateral gratuito es el contrato de comodato, que es gratuito pero en el que el comodatario tiene una serie de obligaciones, como el restituir el inmueble, o cuidarlo, darle el uso para el que fue entregado, etc.

Guía Laboral 2024

Conozca sus derechos y obligaciones laborales como trabajador o como empleador, y evítese problemas. Ver más.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2023, octubre 10). Contrato bilateral [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/que-es-un-contrato-bilateral.html

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

  1. Ada Ríos (enero 12 de 2024)

    Buenos días. Cuál es el contrato que más se ajusta para la siembra de semillas, donde uno de los participantes pone tierra, herramientas, insumos y el otro aporta toda la mano de obra, para repartir luego las semillas al 50%?. Cómo funciona ahí la seguridad social de quien pone la mano de obra?
    Muchas gracias.

    Responder
    • Gerencie.com
      Gerencie.com en respuesta a Ada Ríos (enero 13 de 2024)

      Se puede recurrir a un contrato de colaboración, como por ejemplo un contrato de cuentas den participación.

      La seguridad social de quien coloca la mano de obra es su responsabilidad, y por lo general, deberá cotizar como independiente.

      En toco caso, al ser un contrato de colaboración, una asociación, el dueño de la tierra no tiene responsabilidad frente a quien la trabaja, diferente a las responsabilidades derivadas del propio contrato de colaboración.

      Responder

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.