Sistema de costos por órdenes

¿Qué es el sistema de costos por órdenes?

El sistema de costos por órdenes es un sistema que se utiliza para recolectar los costos por cada orden o lote, que son claramente identificables mediante los centros productivos de una empresa. En el sistema de costos por órdenes, los costos que intervienen son: equipo, reparaciones, materia prima aplicable, mano de obra directa y cargos indirectos, los cuales se acumulan en una orden de trabajo.

¿Quiénes utilizan el sistema de costos por órdenes?

Las empresas que más utilizan este sistema y en las que más se adecúa son las empresas de tipo aeronáutico, de ingeniería, de construcción, de impresión, astilleros, por mencionar algunos.

En el sistema de costos por órdenes intervienen dos controles: el control de órdenes y el de hojas de trabajo. Estos controles se aplican en cada uno de los casos en que las órdenes están en proceso de fabricación. Por cada orden de producción, se abre un registro que involucra los elementos principales del proceso de producción.

¿Cuáles son las características del sistema de costos por órdenes?

Las características más importantes del sistema de costos por órdenes son las siguientes:

  • Reúne por separado cada uno de los costos que intervienen en el proceso de producción, de acuerdo a los requerimientos de la empresa.
  • Se planifica con anticipación antes de iniciar el proceso de producción, el número de productos que se trabajarán y se prepara un documento contable distinto para cada tarea.
  • La producción generalmente se realiza en función de las solicitudes de los clientes.
  • El control de los costos en este sistema es más analítico.

Procedimiento a seguir en un sistema de costos por órdenes. 

Para implementar un sistema de costos por órdenes es necesario, tener a mano los tipos de costos con los que se trabajará, la manera con la que se las registrará contablemente y las hojas de costos y órdenes de trabajo que utilizaremos.

Al hablar de los elementos del costo, hablamos de la materia prima, la mano de obra directa, la mano de obra indirecta, los costos indirectos, sean estos reales o actuales y las horas máquina.

A continuación brindaremos un ejemplo de cómo se trabaja cuando se utiliza el sistema de costos por órdenes.

Ejemplo de un sistema de costos por órdenes. 

El 04 de diciembre de 2014, la empresa Pegasus, realizó un pedido a la compañía SOL, que consistía en la fabricación de una mesa de conferencia, hecha a medida, con sillas de la misma manera a un precio total de $12000. La entrega será a más tardar el 09 de enero de 2015”.

a) Compra de materiales.- El departamento de compras recibe $11000 en materiales consistentes en: 20 láminas de madera ($10,000), 100 galones de pintura ($500), 15 cajas de pegamento ($300), 5 cajas de clavos ($200).

b) Consumo de materiales.- Un día posterior al que, el departamento de compras recibió el material, el departamento de producción solicitó los siguientes materiales: 5 láminas de madera ($2500), 10 galones de pintura ($50), pegamento ($20), clavos ($40) Total de costos indirectos: 110. Son costos indirectos porque no utilizarán toda la pintura, ni todo el pegamento, ni todos los clavos.

c) Costo de la mano de obra.- El departamento de producción incurrió en los siguientes costos de nómina: Mano de obra directa ($3500), mano de obra indirecta ($1000) Total, $4500. A estos costos, hay que agregarles, los costos indirectos de fabricación, y tendremos el total del valor de los costos de las órdenes de producción.

Con estos conceptos y el ejemplo utilizado, esperamos que hayas entendido a qué nos referimos cuando hablamos de un sistema de costos por órdenes.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

Una opinión
  1. Mailes Marino dice:

    me sirvió de mucha ayuda tu explicación muchas gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.