¿Puedo cambiarme el nombre y los apellidos?

Por

Las personas pueden cambiarse el nombre o los apellidos, y dependiendo de las circunstancias el proceso puede ser sencillo complejo.

La identidad de la persona requiere de la existencia de un nombre y por lo menos un apellido, que corresponde al de los padres naturales o adoptantes, pero cualquiera de ellos puede ser cambiado.

Cambio de nombre

El cambio de nombre es el procedimiento más común, y respecto a ello dice el artículo 94 del decreto 1260 de 1970 dice lo siguiente al respecto:

«El propio inscrito podrá disponer, por una sola vez, mediante escritura pública, la modificación del registro, para sustituir, rectificar, corregir o adicionar su nombre, todo con el fin de fijar su identidad personal.

La mujer casada podrá proceder, por medio de escritura pública, adicionar o suprimir el apellido del marido precedido de la preposición de, en los casos en que ella lo hubiere adoptado o hubiere sido establecido por la ley.

El instrumento a que se refiere el presente artículo deberá inscribirse en el correspondiente registro civil del interesado, para lo cual se procederá a la apertura de un nuevo folio. El original y el sustituto llevarán notas de recíproca referencia.»

Según lo transcrito una persona si puede cambiar su nombre, pero esto solo se puede hacer por una sola vez y con el fin de definir su personalidad o ejercer su derecho fundamental al libre desarrollo de la personalidad.

N obstante, es posible hacer el cambio más de una vez como en los casos que señalamos más adelante.

Respecto al cambio de nombre, la Corte Constitucional se refiere al tema de la siguiente manera en su sentencia T-1033 de 2008:

«El límite impuesto por el legislador extraordinario a la facultad de las personas de determinar libremente su nombre, como atributo de la personalidad, es constitucional y razonable, en la medida en que propende por la protección del bien común, mediante la restricción de un derecho fundamental que, en abstracto, no tiene el alcance de afectar su núcleo esencial, con el ánimo de brindar seguridad jurídica a las relaciones de los individuos entre sí y frente al Estado, al tiempo que desarrolla la función de policía inherente al nombre, al limitar para efectos de identificación del individuo, su plena sustituibilidad. Si bien la norma referida, en general, no tiene el alcance de lesionar el núcleo esencial de los derechos al reconocimiento de la personalidad jurídica y al libre desarrollo de la personalidad»

Entonces cuando una persona considera que su nombre no está de acuerdo con su personalidad la ley le otorga la facultad de cambiarlo, para que así desarrolle conforme al precepto constitucional su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Procedimiento para el cambio de nombre

El cambio de nombre lo puede hacer el interesado mediante escritura pública ante notaría con la que luego se modifica el registro civil respectivo.

Para el cambio de nombre se requieren los siguientes documentos:

  1. Fotocopia de la cédula de ciudadanía del compareciente
  2. Copia autentica del registro civil de nacimiento.

Una vez otorgada la escritura pública de cambio de nombre se procede a modificar el registro civil, para lo cual es preciso acudir a la oficina donde reposa el folio original, ya sea una notaría o una oficina de la registraduría.

Cambiado el registro civil es preciso solicitar la rectificación del documento de identidad para adecuarlo al nuevo nombre.

¿Cuántas veces me puedo cambiar el nombre?

Como señalamos al inicio, la ley solo permite cambiar el nombre una vez, pero como de costumbre la Corte constitucional ha dicho que puede ser más de una vez.

Casos en que se puede cambiar el nombre más de una vez:

  1. Cuando siendo menor de edad se cambió el nombre y luego de adulto quiere volverlo a cambiar.
  2. Cuando habiéndose cambiado el nombre anteriormente, surge una circunstancia justificante como por ejemplo un cambio de identidad de género.
  3. Cuando habiéndose ya cambiado el nombre una vez, por situaciones de riesgo requiere el cambio de identidad, caso de testigos protegidos, de beneficiarios del pago de recompensas, etc.

En todo caso, el cambio de nombre se puede hacer por más de una vez pero previa justificación para evitar que esta herramienta se convierta en una forma de facilitar el fraude.

Cambio de nombre y apellidos no implica cambio de número de identificación

El hecho de que una persona cambia su nombre o sus apellidos no significa que el número de cédula por ejemplo, deba cambiar.

Es por ello una vez modificado el registro civil se debe solicitar una rectificación del documento de identidad para que se corresponde con los nuevos nombres, pero el número de identificación de ese documento no se puede cambiar, entre otras razones, para evitar el fraude.

Cambio de apellido

El cambio de apellido se puede hacer mediante notaría de la misma forma en que se cambia el nombre, y el procedimiento es el mismo.

Tenga en cuenta que cambiarse el apellido hace que en el documento de identidad se tenga un apellido nuevo, pero no se puede cambiar la filiación de la persona, es decir, que en el folio del registro seguirán apareciendo los datos de los padres originalmente consignados en el registro.

Si la persona demás de cambiarse los apellidos quiere que los datos de los padres cambien en el folio respectivo, es preciso iniciar un proceso de impugnación de paternidad para que mediante sentencia se desconozca a los padres actuales y si es el caso, se reconozcan los nuevos, como cuando los primeros padres, o uno de ellos, no fueron los verdaderos.

Por ejemplo, la madre que quiere cambiar el apellido paterno de su hijo porque su verdadero padre es otro. En tal caso es preciso impugnar la paternidad con las pruebas que demuestren la identidad del verdadero padre.

Las personas adultas pueden realizar el proceso por sí mismo. En el caso de los menores de edad se requiere representación.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. MARIAM Dice:

    ¿Y en ese caso se tienen que volver a bautizar con el nuevo nombre?

    Responder
    • Andrés Dice:

      El bautizo es un ritual religioso, el cual de por sí lleva registros. No obstante, Colombia es un estado laico, por lo que es independiente e indiferente a toda práctica religiosa. Siendo así, el articulo indica el procedimiento para hacer el cambio FORMAL del nombre de una persona. Si desea que ese cambio ahora legalizado ante el estado sea aplicado a la religión deberá notificarlo en la propia religión que profesa.

      Responder
  2. MARIAM Dice:

    Gracias. Es por que conozco católicos que han cambiado su nombre pero reconocen que el bautismo es el sacramento de iniciación y el sacerdote pronuncio el nombre que dijeron los padres y así es como se presentaron ante DIOS; y ahora con otro nombre les queda la duda.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.