Cárcel para evasores de impuestos

El código penal colombiano contempla penas de cárcel para los contribuyentes que evaden impuestos, de acuerdo a las modificaciones que hiciera la ley 1943 y luego la ley 2010 de 2019.

Cárcel por omisión de activos e inclusión de pasivos inexistentes.

carcel-dian

El artículo 434A del código penal establece una pena privativa de la libertad de 48 a 108 meses de prisión para los contribuyentes que omitan activos o declaren pasivos inexistentes, por un monto o valor igualo superior a 5.000 salarios mínimos mensuales.

Las conductas punibles son las siguientes:

  1. Omitir o no declarar activos.
  2. Declarar los activos por un valor inferior al real.
  3. Declarar pasivos inexistentes.

La pena inicialmente planteada se incrementará en función del monto de la evasión, así:

Monto omitido.Años de cárcel.
0 y < 5.000 salarios mínimos0 años de cárcel.
5.000 y <= 7.250 salarios mínimos4 a 9 años de cárcel.
> 7.250 y < 8.500 salarios mínimosHasta 12 años de cárcel.
> 8.500 salarios mínimos.Hasta 13.5 años de cárcel.

Cárcel por defraudación y evasión de impuestos.

El artículo 434B del código penal contempla otra tipificación que denomina defraudación o evasión tributaria, que contempla las siguientes conductas:

  1. No declarar estando obligado a declarar.
  2. Omitir ingresos.
  3. Incluir costos o gastos inexistentes.
  4. Imputar retenciones so anticipos improcedentes.

La pena privativa de libertad dependerá del monto evadido o defraudado, así:

Monto defraudado.Años de cárcel.
0 y < 250 salarios mínimos0 años de cárcel.
250 y < 2.500 salarios mínimos3 a 5 años de cárcel.
=> 2.500 y < 8.500 salarios mínimosHasta 6.666 años de cárcel.
> 8.500 salarios mínimos.Hasta 7.5 años de cárcel.

Extinción de la acción penal por evasión de impuestos.

En los dos casos señalados la extinción de la acción penal se produce si el contribuyente corrige y paga los valores evadidos o defraudados.

Señala el parágrafo 2 del artículo 434B del código penal:

«La acción penal se extinguirá cuando el contribuyente presente o corrija la declaración o declaraciones correspondientes, siempre y cuando esté dentro del término para corregir previsto en Estatuto Tributario y, en todo caso, realice los respectivos pagos de impuestos, sanciones tributarias e intereses correspondientes.»

Lo anterior le imprime urgencia al contribuyente, pues la extinción de la acción penal depende de que el contribuyente corrija la declaración, y este sólo tiene oportunidad de corregirla como mucho en ocasión a la notificación de la liquidación oficial de revisión.

Corrección de las declaraciones tributarias

En este caso se pueden presentar las siguientes situaciones:

  1. El contribuyente realmente evadió, paga y se salva de la cárcel.
  2. El contribuyente evadió, no paga y va a la cárcel.
  3. El contribuyente no evadió, pero para evitar la cárcel paga lo que la Dian quiere.
  4. El contribuyente no evadió, no paga y va a la cárcel, y luego la justicia administrativa confirma que no evadió.

Este tema ya escapa a nuestros conocimientos y hace parte del derecho penal.

Iniciación de la acción penal por evasión de impuestos.

La norma señala que «La acción penal podrá iniciarse por petición especial del Director General de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales DIAN o la autoridad competente, o su delegado o delegados especiales, siguiendo criterios de razonabilidad y proporcionalidad.»

La norma no deja claro si la acción penal aplica para impuestos nacionales y territoriales, o sólo por evasión de impuestos nacionales.

Responsabilidad penal por no pagar Iva y retenciones

Es importante precisar que pena privativa de libertad por evasión de impuestos es distinta a la considerada quedarse con el Iva y las retenciones en la fuente, conocida como omisión de agente retenedor o recaudador, contenida en el artículo 402 del código penal.

¿Contra quién se dirige la acción penal?

En el caso de las personas naturales no hay duda que la acción penal se dirige contra la persona natural, pero en el caso de las personas jurídicas la ley no aclara esa situación.

Las personas jurídicas están conformadas por socios, que pueden ser personas naturales o también jurídicas, y las decisiones son tomadas por un gerente o una junta directiva, o por ambos, y en el caso de las obligaciones tributarias muchas decisiones son tomadas por el asesor o el contador, en fin, no es fácil identificar quien es el determinador del delito, y no es lo mismo el determinador que el responsable de la sociedad, otro aspecto que escapa a nuestro conocimiento.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.