Pagos laborales que no constituyen salario

Por

En una relación laboral un trabajador recibe pagos que la ley ha considerado que no constituyen salario, o que las partes han acordado que a dichos pagos no se les considere salario.

La principal consecuencia de que un pago no constituya salario, es que sobre dicho pago no se tienen en cuenta para el cálculo y  pago de prestaciones sociales, aportes parafiscales y seguridad social.

El Código sustantivo del trabajo en su artículo 128  expresamente señala que pagos no constituyen salario:

«Pagos que no constituyen salarios. No constituyen salario las sumas que ocasionalmente y por mera liberalidad recibe el trabajador del empleador, como primas, bonificaciones o gratificaciones ocasionales, participación de utilidades, excedentes de las empresas de economía solidaria y lo que recibe en dinero o en especie no para su beneficio, ni para enriquecer su patrimonio, sino para desempeñar a cabalidad sus funciones, como gastos de representación, medios de transporte, elementos de trabajo y otros semejantes. Tampoco las prestaciones sociales de que tratan los títulos VIII y IX, ni los beneficios o auxilios habituales u ocasionales acordados convencional o contractualmente u otorgados en forma extralegal por el empleador, cuando las partes hayan dispuesto expresamente que no constituyen salario en dinero o en especie, tales como la alimentación, habitación o vestuario, las primas extralegales, de vacaciones, de servicios o de navidad».

Es natural que los pagos por gastos de representación, medios de transporte, elementos de trabajo, etc., no deban formar parte del salario, toda vez que no son ingresos que vaya a incrementar el patrimonio del trabajador, puesto que sólo son una especie de reembolso de lo que el empleado debió gastar para poder desarrollar su actividad laboral.

De los pagos considerados como no constitutivos de salario que merecen especial atención por sus efectos negativos para los trabajadores y positivos para las empresas, son los pagos que pueden ser acordados como no salariales entre el trabajador y el empleador.

La ley permite que el trabajador y la empresa pacten que determinados conceptos y valores no constituyan salario. Este acuerdo debe estar contenido en el respectivo contrato, y debe ser mediante mutuo acuerdo.

Consulte: Importante recordar que los pagos no constitutivos de salario no pueden superar el 40%.

Al considerar que un pago no constituye salario, significa que esos pagos no forman parte de la base para el cálculo de las prestaciones sociales, aportes parafiscales ni de la seguridad social.

Para las empresas esto es un gran beneficio puesto que les permite reducir su carga prestacional y parafiscal, que por demás es bien costosa, puesto que por estos conceptos la empresa debe pagar aproximadamente un 45% del salario. Esto quiere decir que si se le paga a un empleado un sueldo de $1.000.000, debe la empresa pagar adicionalmente aproximadamente $450.000 por prestaciones, seguridad social y parafiscales, lo que hace que la carga laboral de la empresa sea considerable, lo cual es muy difícil de soportar por la pequeña y mediana empresa.

Lo anterior bajó considerablemente con la exención de pagos de aportes parafiscales y seguridad social.

Consulte: ¿Cómo quedaron los aportes parafiscales con la ley la ley 1819 de 2016?

Al pactar pagos como no constitutivos de salario, la empresa se esta ahorrando el pago de sumas considerables por las cargas prestacionales y parafiscales.

Para el trabajador, en cambio, sus beneficios se diminuyen, puesto que sus prestaciones como la prima de servicios y las cesantías, y los aportes a fondos de pensión, al tener una base inferior, se ven menoscabadas.

Consulte: No es suficiente con que las partes acuerden en el contrato de trabajo que un determinado pago no constituye salario.

Las empresas aprovechan estos beneficios que la ley permite para disminuir su carga laboral, y si bien dice la ley, que el pacto debe estar basado en la voluntad de las dos partes (trabajador - empresa), esto no siempre sucede (nunca sucede), puesto que la empresa termina imponiendo su voluntad y condiciones ante la necesidad de empleo del trabajador, por lo que un Contrato de trabajo, siendo objetivos, no es un acuerdo de voluntades, sino la voluntad del patrono, debido que el trabajador no tiene otra alternativa diferente a ceder a las condiciones y pretensiones de la empresa. Y para la ley, el hecho que el trabajador haya firmado un contrato, supone ya la existencia de la voluntad de aceptar lo contenido en el mismo.

No se pude desconocer que esta excepción permitida por la ley, es justa para los pequeños empresarios quienes no tienen la fortaleza financiera para asumir pagos laborales elevados.

También se podría decir, que este tipo de concesiones pueden de alguna forma incrementar las posibilidades de la empresa para generar empleo, planteamiento que muchos consideran equivocado, con el argumento que el empleo es propio y consecuencia del crecimiento económico, mas no producto de una flexibilización laboral, que el único efecto que consigue es el de incrementar el margen de utilidad del empresario.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

6 Opiniones
  1. jota Dice:

    QUE PASA SI LOS PAGOS QUE NO SE CONSTITUYEN SALARIO SE REFLEJA EN EL VOLANTE DE PAGO?

    Responder
  2. NELSON LIZARAZO Dice:

    Buena tarde, tengo una pregunta trabaje con una empresa por casi cuatro años, en la cual me gane un reconocimiento como la mejor trabajadora del año 2016. Precisamente a finales diciembre de ese año renuncie para lo cual pregunte por mi obsequio ya que igual me lo había ganado por esmero propio. El hecho es que Cuando fui por mi liquidación me entregaron una carta firmada por el gerente de la empresa donde me hacían saber que efectivamente me entregaban dicho premio el cual era un viaje para enero de este año, pero la verdad hasta el momento no me han entregado nada del viaje prometido, he llamado y sin embargo no he tenido ninguna respuesta mi pregunta es ¿la empresa está en la obligación de pagarme el obsequio prometido?

    Responder
  3. larry Dice:

    gracias,buena informacion

    Responder
  4. Cecilia Vargas Dice:

    Cordial saludo
    Si la Empresa expide un certificado de ingresos laborales, donde el valor de un premio en dinero, lo colocan en el renglón Pagos por prestaciones sociales, y, en la exógena como salarios, qué se debe hacer cuando se elabora la declaració de renta. Es un pago que no
    constituye salario, pero está clasificado como salario en el certificado.
    Gracias

    Responder
  5. J. Santos Dice:

    Respetados señores,

    En ocasiones ofrecen Uds. algunos comentarios que, cuando menos, son mucho más que discutibles, como el que se puede leer al final de su artículo.

    Además de generalizar de forma claramente injusta o, al menos, ignorante (en el sentido más literal: no conocen la respuesta), entran en el terreno de la especulación sobre las intenciones de otros... la verdad, creo que se podían haber ahorrado la "soflama sindicalista" y ser mucho más veraces.

    Por cada empresario que piense lo que Uds. dicen que piensan, le encuentro yo, al menos, 6 que piensan lo que Uds. dicen que no.

    En cualquier caso, gracias por su trabajo.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.