Contrato de cuenta corriente bancaria

Dentro de los contratos bancarios se encuentra el de cuenta corriente, el cual se puede decir que es un contrato bilateral pues tanto al cuentacorrentista como al banco le asisten obligaciones dentro del contrato, este tipo de contrato se encuentra regulado por el código de comercio a partir del artículo 1382 al 1392.

Se puede definir el contrato de cuenta corriente como la potestad que tiene una persona denominada cuentacorrentista para consignar sumas de dinero y cheques en un banco, y la facultad de disponer de dichas sumas de dinero en cualquier momento de ya sea parcial o totalmente; la disposición  del dinero puede hacerse mediante cheques o de cualquier manera acordada con el banco.

El código de comercio en el artículo 1382 define el contrato de cuenta corriente de la siguiente manera:

“Por el contrato de depósito en cuenta corriente bancaria el cuentacorrentista adquiere la facultad de consignar sumas de dinero y cheques en un establecimiento bancario y de disponer, total o parcialmente, de sus saldos mediante el giro de cheques o en otra forma previamente convenida con el banco.

Todo depósito constituido a la vista se entenderá entregado en cuenta corriente bancaria, salvo convenio en contrario”. 

El contrato de cuenta corriente se perfecciona por el consentimiento dado por las partes de celebrar el contrato, es decir, que es un contrato de carácter consensual, de igual manera es un contrato de tracto sucesivo.

En el contrato de cuenta corriente puede darse la figura de la cuenta colectiva que no es más que la cuenta corriente a nombre de varias personas, en la cual de los dineros depositados pueden disponer cualquiera de las personas que figuran como titulares de la cuenta, salvo pacto en contrario.

Cuando no se haya establecido otra cosa en el contrato el banco podrá descontar del dinero depositado en la cuenta corriente las obligaciones exigibles, siempre y cuando no se trate de cuentas colectivas en las cuales las deudas no estén a cargo de todos los titulares de la cuenta.

Por último tampoco es posible la compensación de deudas cuando cualquiera de los cuentacorrentistas se le haya abierto concurso de acreedores o liquidación obligatoria.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.