Declaración de renta en sucesiones ilíquidas

Las sucesiones ilíquidas son contribuyentes del impuesto a la renta y por consiguiente deben presentar la declaración respectiva, en caso de estar obligada a declarar renta.

Sucesión ilíquida en el impuesto a la renta.

impuestos-sucesion-iliquida

La sucesión ilíquida hace referencia al patrimonio de la persona fallecida que aún no se ha liquidado y repartido entre los herederos, y por lo tanto, mientras no se realiza la liquidación y distribución, dicha sucesión sigue siendo responsable del impuesto a la renta.

De manera que le patrimonio de la persona fallecida se debe seguir declarando, lo mismo que los ingresos que genere ese patrimonio, hasta tanto no se liquide la sucesión y se asigne a cada heredero lo que le corresponde, y cuando eso suceda, cada heredero declarará lo que le haya correspondiendo desapareciendo la sucesión ilíquida como contribuyente y como figura jurídica.

Cuando la sucesión ilíquida debe declarar renta.

Las sucesiones ilíquidas declaran renta como una persona natural, pues la sucesión ilíquida es lo que queda cuando fallece la persona.

En consecuencia, los requisitos y topes para que una sucesión ilíquida deba declarar renta, son los mismos requisitos que en las personas naturales, requisitos expuestos en el siguiente artículo.

Obligados a declarar renta en el 2020

No hay diferencia entre la declaración de renta de la persona natural y la sucesión ilíquida, pues el patrimonio el mismo, y los ingresos serán los mismos que la persona natural obtuvo en vida, más los ingresos que el patrimonio de la sucesión ilíquida hayan generado luego del fallecimiento de la persona.

Por ejemplo, si la persona falleció en noviembre del 2019, la sucesión ilíquida debe declarar el 2019, y declarará desde el 01 de enero de 2019 hasta el 31 de diciembre de 2019, incluyendo lo correspondiente a la fracción de año del 2019 en que la persona estuvo viva.

¿Quién debe presentar la declaración de renta de una sucesión ilíquida?

Una vez fallece la persona natural nace la sucesión ilíquida y lo seguirá siendo hasta que los bienes del fallecido sean asignados a los herederos, y mientras ello sucede, se deben seguir cumpliendo todas las obligaciones tributarias relacionadas con la sucesión ilíquida, tanto las obligaciones formales como sustanciales.

El encargado de cumplir con esas obligaciones como declarar renta, es el albacea si se ha designado, y de no ser así, las obligaciones tributarias deben ser cumplidas por el heredero que tenga la administración de los bienes de la sucesión ilíquida, y si tampoco existiere, entonces un curador.

¿Qué sucede con las obligaciones tributarias una vez se liquida la sucesión ilíquida?

Luego de liquidarse la sucesión ilíquida los bienes son asignados a los respectivos herederos, y con ello desaparece la sucesión ilíquida y por supuesto también desaparecen las obligaciones tributarias de esta.

A partir de la liquidación de la sucesión ilíquida cada heredero ingresa a su patrimonio la parte que le correspondió, y luego cada uno individualmente responderá por lo que le corresponda.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. María Torres Dice:

    La declaración de renta en una sucesión iliquida se presenta a nombre del causante? ( Persona fallecida) y el Rut tiene alguna condición especial?, ya que la persona fallecida nunca tuvo la obligación de declarar, ya que los bienes no llegaban al tope requerido para hacerlo.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.