El riesgo de prestar las cuentas bancarias

Prestar su cuenta bancaria a familiares o amigos para realizar transacciones conlleva una serie de riesgos que se deben evitar.

Consecuencias de prestar una cuenta bancaria.

prestar-cuenta-bancaria

Prestar la cuenta bancaria para que una tercer haga consignaciones en ella, supone algunos riesgos desde tributarios hasta penales.

Consecuencias tributarias de prestar la cuenta bancaria.

Cuando se presta la cuenta bancaria para que un tercero consigue dineros en ella, lleva a que el monto de las consignaciones anuales se incremente, lo que puede llevar al contribuyente a declarar renta sino era declarante.

El monto de las consignaciones es uno de los topes para determinar si una persona natural debe o no presentar la declaración de renta, de modo que toda consignación que realice un tercero afecta ese tope.

Obligados a declarar renta en el 2020

Adicionalmente a la obligación de declarar, si las consignaciones son relevantes o son cruzadas con terceros, la persona puede verse en la necesidad de explicar a la Dian el origen de esos ingresos, ya que la Dian puede presumir una omisión de ingresos si no se justifican los saldos acumulados o los movimientos realizados.

Ingresos recibidos para terceros – Cómo declararlos

Supóngase que a 31 de diciembre termina con un saldo de $200.000.000 que no son suyos. Ese saldo para la Dian hará parte de su patrimonio. ¿Cómo lo explicaría? Difícilmente la Dian le creerá que era un regalo de navidad para su abuela.

Consecuencias penales de prestar las cuentas bancarias.

Adicional a los problemas que se pueden tener con la Dian por prestar la cuenta a familiares o amigos, está el riesgo penal.

No siempre hay certeza del origen de los dineros que nos consiguen a la cuenta, y podemos vernos involucrados en actividades ilícitas como lavado de activos.

Y casos más graves se han presentado, como que en una actividad de extorsión nos piden prestada la cuenta bancaria para que el valor de la extorsión sea consignado en ella, lo que sin duda nos involucrará directamente en el hecho delictivo.

Prestar la cuenta bancaria es de alto riesgo, pues no hay certeza del origen de ese dinero que nos consignan, y menos si se trata de personas que no conocemos lo suficiente.

Hoy en día existen medios para que las personas que no tienen cuenta transfieran dinero a quien quiera sin necesidad de utilizar cuentas de terceros, así que no hay razón para asumir tal riesgo.

Cómo justificar consignaciones en nuestra cuenta bancaria.

Una consulta recurrente de nuestros lectores, y una consulta difícil de responder porque cada caso es particular y casuísticas hay mucha, algunas curiosas e inverosímiles.

No es sencillo justificar consignaciones bancarias con medios distintos a contratos, títulos valores, o cualquier documento que acredite que la consignación corresponde a un evento de esos.

Puede ser útil cualquier correo electrónico, mensaje de WhatsApp, etc., con la que se pueda demostrar el origen y el por qué la consignación, pero si de por medio hay una actividad ilegal, lo mejor es contratar un buen abogado penalista que la ayude.

Cuando los montos no son relevantes y provienen de actividades lícitas y de persona de confianza, el testimonio de las personas involucradas puede servir para justificar la consignación, pero si quien realizó la consignación lo hizo para endosar un problema al amigo ingenuo que le prestó la cuenta, probablemente esa persona no rendirá testimonio o lo hará en contra de quien le prestó la cuenta, pues con ese fin lo ha hecho desde el principio.

Por lo anterior, si se va a recibir una consignación ajena importante, lo ideal es asegurar la forma de poder justificarla en caso que alguna autoridad lo requiera, y si no es posible anticipar una justificación creíble, lo mejor es no recibir esa consignación.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.