Embargo y secuestro en las sucesiones

Mi padre falleció y dejó unas deudas pendientes, y quiero saber si los bienes de la sucesión pueden ser embargados y secuestrados por el acreedor.

Las deudas no mueren con el deudor, así que estas siguen vigentes luego de su fallecimiento, lo que hace posible que el acreedor pueda solicitar el embargo y secuestro de los bienes de la persona fallecida.

El inciso primero del artículo 599 del código general del proceso señala que:

«Cuando se ejecute por obligaciones de una persona fallecida, antes de liquidarse la sucesión, sólo podrán embargarse y secuestrarse bienes del causante.»

Es decir que los bienes en cabeza de la persona fallecida pueden ser objeto de la medida cautelar del embargo y secuestro de acuerdo a las reglas generales del código general del proceso.

Embargo y secuestro de bienes como medida cautelar. El embargo y secuestro de bienes es una medida cautelar que el juez decreta para proteger los derechos alegados por el demandante.

Recordemos que las deudas hacen parte del haber de la sucesión, y los herederos participan tanto en las bienes y derechos, como en las deudas que deja el causante, y mientras no se haya realizado la liquidación de la sucesión, los acreedores están legitimados para cobrar judicialmente sus créditos.

Envíe su respuesta desde este formulario

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.