Autenticar el contrato de arrendamiento – ¿Es necesario?

La ley no exige que el contrato de arrendamiento se deba autenticar para que sea válido, pero es mejor hacerlo como pasamos a explicarlo.

Por qué autenticar el contrato de arrendamiento.

En primer lugar, se debe precisar que no es requisito que el contrato de arrendamiento está autenticado, se recomienda hacerlo porque la autenticación no es más que el reconocimiento de firmas ante notario público.

De manera que, en caso de un desacuerdo o de una demanda, ninguna de las partes puede negar la existencia del contrato de arrendamiento alegando que la firma no es suya, que no fue él quien firmó, o que su firma fue falsificada.

La principal razón para autenticar un contrato de arrendamiento tiene que ver con su validez como título ejecutivo para cobrar judicialmente los cánones de arrendamiento adeudados.

Mérito ejecutivo y autenticación.

Recordemos que el contrato de arrendamiento de vivienda urbana presta mérito ejecutivo por ministerio de la ley, y el de locales comerciales y otro tipo de inmuebles diferentes a vivienda, prestan mérito ejecutivo por disposición contractual, como se explica en el siguiente artículo.

¿Contrato de arrendamiento presta mérito ejecutivo?.Requisitos y condiciones para que un contrato de arrendamiento preste mérito ejecutivo.

Aclaramos que no es necesario ni requisito que el contrato de arrendamiento esté autenticado para que preste mérito ejecutivo, pero al no estarlo, no hay certeza de que la obligación reclamada provenga del deudor, ya que este puede negar su firma, lo que puede complicar un proceso ejecutivo.

De manera que a pesar no se ser necesaria la autenticación, y de que el contrato es válido sin estar autenticado, es mejor notariar el contrato por las razones expuestas.

Cómo se autentica un contrato de arrendamiento.

La autenticación de un contrato de arrendamiento se puede hacer ante cualquier notario, quien dará fe de que la firma y huella corresponde a quienes han firmado el contrato, lo que deja claro que el contrato y la obligación que de él deriva, proviene de quienes se han obligado.

Recordemos que lo que se autentica no es el contrato en sí, sino las firmas de quienes fungen como arrendadores y arrendatarios, donde el notario da fe de que la firma y la huella corresponde a quienes figuran en el contrato respectivo.

Requisitos para autenticar un contrato de arrendamiento.

Para autenticar un contrato de arrendamiento las partes deben presentarse personalmente ante el notario y llevar el documento de identidad de cada firmante, y por supuesto, llevar el contrato objeto de autenticación.

En la notaría serán tomados los datos biométricos para la verificación de la identidad de los firmantes.

Cuánto cuesta autenticar un contrato de arrendamiento.

La autenticación del contrato de arrendamiento para el 2022 tiene un costo de $4.998 incluyendo el Iva.

Recordemos que la autenticación con es más que el reconocimiento de firmas, que tiene un costo de $2.499, pero si se requiere reconocimiento de firma más y huella, el costo es de $4.998.

¿Tiene validez un contrato de arrendamiento sin notario?

Un contrato de arrendamiento sin notariar o sin autenticar, es válido, pues como ya lo señalamos, no es requisito que este deba ser autenticado.

Guía Laboral 2024

Conozca sus derechos y obligaciones laborales como trabajador o como empleador, y evítese problemas. Ver más.

Forma de citar este artículo (APA):

Gerencie.com. (2022, septiembre 8). Autenticar el contrato de arrendamiento – ¿Es necesario? [Entrada de blog]. Recuperado de https://www.gerencie.com/por-que-autenticar-el-contrato-de-arrendamiento.html

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Deje su opinión o su pregunta.

Regístrese para informarle cuando se responda su pregunta.

  1. Katty (marzo 26 de 2024)

    Buenas noches. ¿Qué sucedería en el caso de que el contrato no haya sido firmado por quien consta como “arrendatario”? Y tampoco fue registrado en notaria. ¿Puede invalidarse?

    Gracias de antemano por la información

    Responder
    • Gerencie.com
      Gerencie.com en respuesta a Katty (marzo 27 de 2024)

      Si el contrato de arrendamiento está a nombre de una persona y está firmado por otra, no es oponible a quien figura como arrendatario, pues no firmó, y si no firmó, no se obligó. Si la firma del tercero se ha hecho a ruego, es decir, el tercero firmó en nombre del arrendatario, no hay problema alguno.

      Si el contrato de arrendamiento no está firmado por quien posa como arrendador, tendríamos un contrato de arrendamiento verbal, que puede ser más complejo.

      El hecho de que el contrato no esté notariado no afecta su validez, pero el contrato sigue siendo cuestionable por no estar firmado por quien debe.

      Responder

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.