Garantías en el contrato de arrendamiento

Por 10 julio, 2019

Cuando se firma un contrato de arrendamiento el arrendador suele exigir algún tipo de garantía al arrendatario para asegurar el pago del canon de arrendamiento.

Garantías personales en el contrato de arrendamiento.

garantia-contrato

El contrato de arrendamiento, ya sea de vivienda urbana, de locales comerciales o de otros inmuebles o incluso muebles, permite la constitución de garantías personales mediante garantes.

Contrato de arrendamiento

Existen varias figuras con distintas connotaciones cada una, y cada quién exigirá la que considere más oportuna.

Fiador en el contrato de arrendamiento.

El arrendador puede solicitar al arrendatario que consiga un fiador como garante respecto al pago del arrendamiento, para lo cual se aplica lo relativo al contrato de fianza.

Contrato de fianza

El fiador se obliga a pagar los cánones de arrendamiento y demás obligaciones derivadas del contrato si el arrendatario no paga.

El fiador solo responde por la deuda, más no tiene derecho sobre el inmueble arrendado, es decir, no puede ocuparlo.

Codeudor en el contrato de arrendamiento.

En el contrato de arrendamiento se utiliza también la figura del codeudor o deudor solidario, donde el codeudor se obliga a responder por la obligación en las mismas condiciones que el deudor principal.

Si el arrendatario no paga, el arrendador puede ejecutar o perseguir al arrendatario o al codeudor indistintamente; puede perseguir a uno o a otro, o ambos, pues los dos están obligados a pagar en las mismas condiciones.

¿Codeudor o fiador? Diferencia entre fiador y codeudor

El codeudor no tiene derecho al beneficio de excusión, consistente en exigir que primero se persiga al deudor principal (arrendatario), por cuanto no existe un deudor principal, sino que los dos, deudor y codeudor, están obligados en igualdad de condiciones.

El codeudor no tiene derecho a ocupar el inmueble arrendado.

Coarrendatario

El coarrendatario se presenta cuando el contrato de arrendamiento es firmado por dos arrendatarios que comparten las obligaciones y los derechos en igualdad de condiciones.

Al ser ambos arrendatarios quedan obligados al pago del arrendamiento, y los dos pueden ocupar el bien arrendado.

En tal caso el arrendador puede exigir el pago del arrendamiento a los dos o a uno de ellos.

Cuando hay coarrendatarios también existir el fiador o el codeudor que respalde a esos coarrendatarios.

Garantías reales en el contrato de arrendamiento.

Las garantías reales en el contrato de arrendamiento son poco comunes, pues rara vez se solicita una hipoteca o una prenda para garantizar el pago del arrendamiento.

Además, en el contrato de arrendamiento de vivienda urbana está expresamente prohibido solicitar garantías de este tipo o similares.

Recordemos lo que señala el artículo 16 de la ley 820 de 2003:

«PROHIBICIÓN DE DEPÓSITOS Y CAUCIONES REALES. En los contratos de arrendamiento para vivienda urbana no se podrán exigir depósitos en dinero efectivo u otra clase de cauciones reales, para garantizar el cumplimiento de las obligaciones que conforme a dichos contratos haya asumido el arrendatario.

Tales garantías tampoco podrán estipularse indirectamente ni por interpuesta persona o pactarse en documentos distintos de aquel en que se haya consignado el contrato de arrendamiento, o sustituirse por otras bajo denominaciones diferentes de las indicadas en el inciso anterior.»

La ley expresamente prohíbe exigir depósitos en garantía o cauciones reales de cualquier tipo y bajo cualquier figura o nombre.

Es ilegal por ejemplo exigirle al arrendatario que deje como garantía un depósito equivalente a 1, 2 o más meses de arrendamiento.

Lo único que permite la ley es exigir garantías para el pago de los servicios públicos, pero esa garantía no se cumple entregando un depósito en dinero al arrendador sino constituyendo una póliza o un depósito a un tercero en favor del arrendador. (Artículo 15 de la ley 820 de 2003).

Estas prohibiciones son exclusivas para el arrendamiento de vivienda urbana; tratándose de arrendamiento de locales comerciales y demás, es posible constituir garantías y cauciones reales de cualquier tipo.

Títulos valores como garantías en el contrato de arrendamiento.

Es costumbre en Colombia que el arrendador exija títulos valores al arrendatario como garantía para el pago del arrendamiento, títulos como letras de cambio, pagarés y hasta cheques posfechados, garantías que en nuestra opinión son innecesarias.

Títulos valores. ¿Que es un titulo valor?

Las letras de cambio y pagarés se constituyen con la idea de ejecutar al arrendatario si este no paga el arriendo, olvidando que el arrendatario puede ser ejecutado con el mismo contrato de arrendamiento, por lo que no es necesario tener una letra o un pagaré.

El contrato de arrendamiento presta mérito ejecutivo al igual que un título valor, de modo que el arrendatario puede ser ejecutado con cualquiera de esos documentos.

¿Contrato de arrendamiento presta mérito ejecutivo?

Un proceso ejecutivo se puede iniciar con el contrato de arrendamiento, siempre que el contrato esté debidamente diligenciado, de modo que no hace falta hacer firmar una letra de cambio cuando el contrato de arrendamiento cumple la misma función que la letra de cambio.

Por supuesto que no hace daño tener doble garantía; lo que queremos anotar es que el arrendatario y sus garantes pueden ser ejecutados con el contrato de arrendamiento en caso de incumplimiento.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. juan de jesus sanchez Dice:

    muchas gracias por la informacion y los temas escogidos personalmente me han servido mucho y me han prestado gran utilidad.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?