Reserva legal

En Colombia las sociedades anónimas, limitadas, extranjeras y las sociedades en comandita por acciones, están obligadas por ley a crear una reserva para proteger el patrimonio de la sociedad en caso de pérdidas.

Según el código de comercio, en el caso de las sociedades anónimas la reserva debe ser igual al 50% del capital suscrito, y se conformará por el 10% de las utilidades de cada periodo .

Para el caso de las sociedades en comanditas por acciones, limitadas y extranjeras (Código de comercio, artículos 350, 371, y 476 respectivamente), dice la norma, que se deberán aplicar las mismas reglas que para las sociedades anónimas

En razón a lo anterior, cada año se debe destinar el 10% de las utilidades líquidas para la reserva legal, hasta que se cumpla con el tope del 50% exigido por la ley.

Una vez alcanzado ese valor ya no es obligatorio seguir apropiando el 10%, pero en el momento que el valor de las reservas se vea disminuido, debe procederse nuevamente a destinar el 10% hasta alcanzar de nuevo el 50% del capital suscrito para el caso de las sociedades por acciones, y del capital aportado y/o pagado en el caso de las sociedades limitadas.

La reserva legal por estar originada en un mandamiento legal, es naturalmente de carácter obligatorio. La obligación de calcular la reserva legal desaparece cuando se ha alcanzado el 50% de que trata el código de comercio, o cuando no existe utilidad o se ha presentado pérdida, casos en los cuales no habrá base para aplicar el 10% correspondiente a la reserva, y en su lugar se procede a dar aplicación a las reservas para enjugar las pérdidas presentadas, lo cual significa entones que las reservas se verán disminuidas en el valor aplicado contra las pérdidas.

Objetivo de la reserva legal

El objetivo que la ley le ha asignado a las reservas es el de proteger el capital de la sociedad ante eventuales pérdidas. Por tal razón, el único uso que se le puede dar a las reservas es para enjugar las pérdidas que sufra la sociedad.

Las reservas, al ser una partida creada y exigida por la ley, no están sometidas a la voluntad del empresario. Éste no puede disponer de ellas para un fin diferente al de enjugar pérdidas que es el que le ha definido la ley, de modo tal que no se pueden distribuir ni capitalizar, etc,

La sociedad puede disponer según su libre albedrío de la parte de las reservas que excedan del 50%. En tales circunstancias la empresa puede proceder a capitalizar las reservas, a distribuirlas, o a darles cualquier otro uso que considera pertinente.

Cálculo de la reserva legal

La reserva legal se calculará sobre las utilidades líquidas del ejercicio, entendidas estas como las utilidades netas después  de impuestos, y naturalmente que después de haber restado o disminuido todos los costos y gastos propios del normal ejercicio de la sociedad

La utilidad líquida aquí referida, es la utilidad determinada en la contabilidad, la cual difiere considerablemente de la utilidad fiscal o renta líquida de la sociedad.
Suponiendo una utilidad líquida de $5.000.000, la reserva legal sería en este caso de ($5.000.000 - Imporenta)*10%

En este caso, el impuesto de renta se determina sobre la utilidad sin restar la reserva, luego una vez se determine el impuesto de renta, se resta se determina entonces la utilidad líquida sobre la cual se calcula la reserva legal.

En definitiva se tendría:

Utilidad  5.000.000
(-)Impuesto de renta  1.650.000 [Tarifa del 33%]
(=) Utilidad líquida 3.350.000
Reserva legal 335.000

Utilidad a distribuir a los socios 3.015.000.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. OSCAR SOLIS dice:

    Gracias me sirvio mucho el texto DIOS LOS BENDIGA.

  2. SERGIO RIVERA dice:

    Muchas gracias el texto esta realmente muy claro.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.