Cómo se declaran las cesantías y sus intereses

Los pagos que el contribuyente reciba por concepto de auxilio de cesantías e intereses sobre cesantías de parte de su empleador, son ingresos que deben ser declarados, y que constituyen renta exenta con algunos límites.

Cédula en la que se deben declarar las cesantías y sus intereses.

renta-cesantias

Las cesantías y los intereses sobre cesantías hacen parte de las rentas de trabajo que están dentro de la cédula general.

El trabajador debe declarar las cesantías que reciba directamente del empleador, o las que le sean consignadas en el fondo de cesantías.

Realización fiscal de las cesantías y los intereses sobre cesantías.

Las cesantías y los intereses sobre cesantías para efectos fiscales se realizan cuando el trabajador las reciba directamente, o cuando el empleador las consigne en el fondo de cesantías.

Esto en aplicación del artículo 1.2.1.20.7 del decreto 1625 de 2016:

«A partir del año gravable 2017 el auxilio de cesantías y los intereses sobre cesantías se entenderán realizados en el momento del pago del empleador directo al trabajador o en el momento de consignación al fondo de cesantías.»

Esto es importante porque las cesantías, por regla general, se pagan o consignan en el año siguiente al que se causan.

Por ejemplo, en la declaración del año gravable 2019 que se presenta en el 2020, se declaran las cesantías correspondientes al año 2018, pues estas se debieron consignar en el fondo en el 2019.

Las cesantías del 2019 se consignaron en el 2020, de modo que no se pueden incluir en la declaración de renta del 2019.

Pero hay casos en que las cesantías se pagan en el mismo año en que se causan, como cuando el contrato de trabajo termina y el empleador debe pagarlas directamente al trabajador.

Por ejemplo, si en noviembre de 2019 se terminó el contrato de trabajo, el trabajador recibió directamente las cesantías del 2019 en el 2019, por tanto, se declaran en el 2019.

Auxilio de cesantías. Aspectos generales.

Renta exenta por cesantías e intereses sobre cesantías.

De acuerdo al numeral 4 del artículo 206 del estatuto tributario, el auxilio de cesantía y los intereses sobre cesantías son renta exenta.

La totalidad de lo recibo por estos conceptos se declara como renta exenta, siempre que el ingreso promedio del trabajador durante los últimos 6 meses de vinculación laboral no exceda de 350 Uvt mensuales.

Si el ingreso mensual promedio de los últimos 6 meses de vinculación supera los 350 Uvt, la parte exenta será la que define la siguiente tabla:

Ingreso promedio. Porcentaje exento.
Entre 350 Uvt y 410 Uvt 90%
Entre 410 Uvt y 470 Uvt 80%
Entre 470 Uvt y 530 Uvt 60%
Entre 530 Uvt y 590 Uvt 40%
Entre 590 Uvt y 650 Uvt 20%
De 650 Uvt en adelante. 0%

El ingreso laboral promedio se determina con respecto a los últimos 6 meses de vinculación laboral, que por lo general es de junio a diciembre del año que se declara, pero si el trabajador fue despedido o el contrato terminó antes de finalizar el año, igual se toman los 6 meses anteriores a la fecha de desvinculación.

Por ejemplo, si el trabajador laboró hasta octubre, los 6 meses corresponden de mayo a octubre.

Adicional al límite anterior, el contribuyente debe observar el límite general de las rentas exentas contemplado en el artículo 336 del estatuto tributario.

Cómo se determina el salario promedio para efectos del límite de la renta exenta.

La renta exenta por cesantías e interesas sobre cesantías está limitada dependiendo del salario mensual promedio, así que primer se debe determinar ese salario mensual promedio.

Como ya se señaló, se toma como referencia el salario mensual promedio de los últimos 6 meses de vinculación laboral, pero ¿qué valores se deben promediar?

El inciso primero del numeral 4 del artículo 206 del estatuto tributario habla de «ingreso mensual promedio», en tanto el segundo inciso habla de «salario mensual promedio».

Sucede que no es lo mismo salario promedio que ingreso promedio, así que son términos que no se puede utilizar indistintamente.

El ingreso mensual promedio es todo lo que el trabajador ha recibido de parte del empleador, en tanto el salario promedio es lo que ha recibido por concepto de salario.

Recordemos que un trabajador recibe más que salario, pues adicional a este recibe prestaciones sociales, que en nuestro criterio no se incluyen.

Creemos que lo que se debe promediar es el salario del trabajador, incluyendo conceptos como horas extras, recargos por trabajo nocturno, dominical y festivo, etc., sin incluir las prestaciones sociales.

Limitación de las cesantías exentas por el parágrafo primero del artículo 206 del E.T.

Sucede que el parágrafo primero del artículo 206 del estatuto tributario contempla una limitación a las rentas exentas de trabajo, entre ellas a las cesantías en los siguientes términos:

«La exención prevista en los numerales 1, 2, 3, 4, y 6 de este artículo, opera únicamente sobre los valores que correspondan al mínimo legal de que tratan las normas laborales; el excedente no está exento del impuesto de renta y complementarios.»

Si leemos de forma ligera la norma podemos interpretar que sólo es exento el equivalente a un salario mínimo mensual, lo que es incorrecto.

La ley en ningún momento hace referencia al salario mínimo mensual, sino al «al mínimo legal de que tratan las normas laborales» ¸ que es muy distinto.

Las normas laborales contemplan unos derechos o beneficios mínimos, y es sobre esos derechos mínimos que la norma tributaria otorga la exención.

Por ejemplo, el artículo 249 del código sustantivo del trabajo señala que por cada año de trabajo el empleado tiene derecho a un mes de salario por concepto de cesantías, no a 2 ni a 3 meses de salario, y es a ese mínimo legal al que se le impone un límite fiscal.

Esto para evitar que entre trabajador y empleador acuerden beneficios laborales superiores a los legales a fin de defraudar al fisco.

En el contrato de trabajo las partes pueden acordar que el auxilio de cesantías no sea de un mes de salario sino de 2 o de 5, pero ese acuerdo sólo tendrá efectos laborales más no fiscales, de manera que sólo es exento la parte que la ley laboral consideró, y ese es el sentido del parágrafo referido.

Cesantías se declaran dentro del activo.

Las cesantías se declaran como ingreso laboral exento del impuesto a la renta, pero también se deben declarar como activo, en especial las cesantías que se consignan en el fondo de cesantías.

La cuenta individual que tiene el trabajador en el fondo de cesantías hace parte de su patrimonio como cualquier cuenta bancaria, que debe ser declarada.

En el caso de las cesantías que el trabajador recibe directamente, seguramente el trabajador se las gaste de una vez y en su patrimonio no quede nada, y si las consigna en su cuenta bancaria terminarán declaradas en el activo al declarar el saldo de la cuenta de ahorros.

En razón a lo anterior, cuando el contribuyente retire sus cesantías del fondo de cesantías, ese retiro no constituye un ingreso, toda vez que ya fue declarado como tal en su momento, a no ser que se trate de cesantías que en el pasado no se hayan declarado como ingreso.

Liquidador de rentas exentas por cesantías.

En hemos desarrollado una herramienta en Excel para liquidar tanto el porcentaje de renta exenta por cesantías, como el valor que se puede declarar como renta exenta por este concepto.

Descargar archivo.

El liquidador sólo considera el límite de la renta exenta propio de las cesantías, más no el límite general de la cédula respectiva.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.