Renta exenta del 25% en ingresos laborales

El artículo 206 del estatuto tributario considera exento del impuesto de renta el 25% de los ingresos laborales que reciba el trabajador, con algunas limitaciones.

Exención del 25% en los ingresos laborales.

renta-exenta-25

La parte de los salarios o ingresos laborales del trabajador que está exenta del impuesto es el 25% limitado a 240 Uvt mensuales, conforme lo señala el numeral 10 del artículo 206 del estatuto tributario:

«El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a doscientas cuarenta (240) UVT…»

Es decir que el 25% de la renta exenta no puede superar los 240 Uvt, que equivale a unos ingresos mensuales 960 Uvt, un salario que muy pocos contribuyentes tienen.

Calculo del 25% de la renta exenta.

El mismo numeral 10 del artículo 206 del estatuto tributario dispone cómo se debe calcular el 25% de los ingresos laborales que son exentos del impuesto a la renta.

«El cálculo de esta renta exenta se efectuará una vez se detraiga del valor total de los pagos laborales recibidos por el trabajador, los ingresos no constitutivos de renta, las deducciones y las demás rentas exentas diferentes a la establecida en el presente numeral.»

Es decir que el 25% es lo último que se calcula luego de haber detraído todos los otros conceptos que permite la ley, ya sean rentas exentas o ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional.

Ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional

Es importante recordar que el auxilio de cesantías, al ser una renta exenta independiente (numeral 4 del artículo 206 del estatuto tributario) no debe incluirse dentro de los ingresos laborales sobre los que se van a calcular el 25% de la renta exenta, por cuanto implicaría una doble renta exenta, que no está permitido por la ley.

Otro concepto que se debe restar, si existe, son los aportes a cuentas AFC, que constituyen renta exenta en los términos 126-4 del estatuto tributario.

Beneficios tributarios de las cuenta AFC

También se deben detraer los aportes obligatorios al sistema de salud y pensiones, que constituyen un ingreso no constitutivo de renta según los artículos 55 y 56 del estatuto tributario respectivamente.

Los aportes voluntarios a pensión, si fueron realizados por e trabajador, son un ingreso no constitutivo de renta que debe ser restado para efecto de calcular el 25% exento.

Impuesto a la renta en aportes a pensión voluntarios y obligatorios

En resumen, antes de aplicar el 25% se debe hacer la siguiente depuración:

Total de ingresos laborales.
(-) Auxilio de cesantías
(-) Aportes a cuentas AFC.
(-) Aportes obligatorios a salud.
(-) Aportes obligatorios a pensión.
(-) Aportes voluntarios a pensión.
(-) Las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad.
(-) Las indemnizaciones que impliquen protección a la maternidad.
(-) Lo recibido por gastos de entierro del trabajador.
(-) El seguro por muerte, las compensaciones por muerte y las prestaciones sociales en actividad y en retiro de los miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional.
(-) Gastos de representación de jueces y magistrados.
(-) Gastos de representación de profesores universitarios.
(-) El exceso del salario básico percibido por miembros de las fuerzas militares.
(=) Base para aplicar el 25%

El resultado no puede superar el equivalente a 240 Uvt mensuales.

Renta exenta del 25% en el salario integral.

Tratándose de salario integral, que tiene un componente prestacional, el tratamiento no difiere del aquí señalado.

Salario integral

Así lo recuerda la Dian en concepto 8899 del 15 de mayo de 2015:

«Así las cosas, dado que en virtud de lo dispuesto por el artículo 96 de la Ley 223 de 1995, la exención sobre el factor prestacional del salario integral, quedó sustituida por la exención de carácter general prevista en el numeral 10° del artículo 206 del Estatuto Tributario, la renta exenta del veinticinco por ciento (25%) debe calcularse sobre el salario integral total, incluyendo el factor prestacional, e independientemente de que este represente un porcentaje mayor.»

En consecuencia, es indiferente el tipo de salario que tenga el trabajador; se depura como cualquier otro ingreso del trabajador.

Respecto al auxilio de cesantías, este o existe propiamente en el salario integral, pues hace parte del factor prestacional, y al no estar discriminado el 25% de la renta exenta se calcula sobre el total del salario integral incluyendo el factor prestacional.

Renta exenta del 25% en la retención por salarios.

Tratándose de la retención en la fuente por salarios, el 25% de la renta exenta se descuenta de la base sujeta a retención.

El 25% de rentas exentas debe aplicarse al valor resultante de restar a la totalidad de ingresos laborales recibidos por el trabajador, los ingresos no constitutivos de renta, los ingresos que no incrementan el patrimonio del trabajador, y las demás rentas exentas diferentes al 25%.

En el caso de la retención en la fuente, se pueden detraer otros conceptos diferentes a la rentas exentas e ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional, y el 25% de renta exenta es lo último que se determina.

Resumiendo, tenemos que el 25% se calcula luego de haber restado los siguientes conceptos:

  • Cesantías, intereses sobre cesantías y prima legal.
  • Ingresos que no incrementen el patrimonio del trabajador como es el reembolso de gastos, pagos por alimentación, etc.
  • Aportes pensionales obligatorios.
  • Aportes a salud.
  • Aportes Voluntarios.
  • Ahorros cuentas AFC.
  • Indemnizaciones por enfermedad, maternidad o accidente de trabajo.
  • Gastos de entierro de trabajador.
  • Gastos de representación de algunos funcionarios oficiales.
  • Exenciones para miembros de las fuerzas armadas.
  • Deducción por dependientes.

Al resultado se aplica el 25%, teniendo en cuenta la siguiente limitación del artículo 388 del estatuto tributario:

«En todo caso, la suma total de deducciones y rentas exentas no podrá superar el cuarenta por ciento (40%) del resultado de restar del monto del pago o abono en cuenta los ingresos no constitutivos de renta ni ganancia ocasional imputables.»

El límite de los 240 Uvt mensuales considerados en el artículo 206 del estatuto tributario también se aplican en la retención en la fuente por salarios.

Como observamos, las cesantías y los intereses sobre cesantías se restan para determinar el 25%; las cesantías y los intereses sobre cesantías son renta exenta; la prima de servicios porque se aplica retención en la fuente de forma separada.

Exención del 25% de los honorarios.

La exención del 25% del artículo 206 del estatuto tributario aplica para los ingresos por salarios en la vinculación por contratos de trabajo, pero excepcionalmente aplica para quienes devenguen honorarios, propio en la contratación por servicios.

Al respecto señala el parágrafo 5 del artículo 206 del estatuto tributario:

«La exención prevista en el numeral 10 también procede en relación con los honorarios percibidos por personas naturales que presten servicios y que contraten o vinculen por un término inferior a noventa (90) días continuos o discontinuos menos de dos (2) trabajadores o contratistas asociados a la actividad.»

El artículo 1.2.1.20.4 del decreto 1625 reglamenta este precisando los conceptos por los que aplica:

  1. Los honorarios percibidos por personas naturales que presten servicios y que contraten o vinculen por un término inferior a noventa (90) días continuos o discontinuos menos de dos (2) trabajadores o contratistas asociados a la actividad.
  2. La compensación por servicios personales obtenidos por las personas que informen que no han contratado o vinculado dos (2) o más trabajadores asociados a la actividad.

Adicional a lo anterior, es preciso tener en cuenta lo señalado en el último inciso del artículo 336 del estatuto tributario:

«En estos mismos términos también se podrán restar los costos y los gastos asociados a rentas de trabajo provenientes de honorarios o compensaciones por servicios personales, en desarrollo de una actividad profesional independiente. Los contribuyentes a los que les resulte aplicable el parágrafo 5 del artículo 206 del Estatuto Tributario deberán optar entre restar los costos y gastos procedentes o la renta exenta prevista en el numeral 10 del mismo artículo.»

Quien perciba honorarios y declare renta tendrá que optar por una de dos opciones:

  1. Declarar las rentas exentas.
  2. Declarar costos y gastos incurridos en su actividad.

Esto limita en gran medida el beneficio de la renta exenta en los honorarios, puesto que impide la deducción de costos y gastos como gastos de personal, arrendamientos, etc.

Téngase en cuenta que la renta exenta está limitada tanto individualmente como en la cédula general, en tanto los costos y gastos procedentes no están limitados, sino que proceden todos los que se soporten y respecto a los cuales se acredite el cumplimiento de los requisitos generales de las deducciones.

Costos y deducciones en renta de las personas naturales

De manera que en algunos casos puede que sea mejor declarar los costos y gastos y en otros la renta exenta, lo que obliga a realizar una proyección para determinar la mejor opción.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. omero fredy otero Dice:

    Buenas tardes favor cuando vale hacer una declaración de renta año 2019 para profesor de universidad publica con anexos explicativos de donde sale todo y de acuerdo a la norma tributaria vigente. gracias. quedo al pendiente de su respuesta.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.