Definición de compensación de servicios personales ¡vaya lio!

Por

La reforma tributaria señaló que a la cédula de rentas de trabajo le aplican aquellos ingresos definidos en el artículo 103 del estatuto tributario, esto es, las rentas de trabajo, que la norma define de la siguiente manera:

«Se consideran rentas exclusivas de trabajo, las obtenidas por personas naturales por concepto de salarios, comisiones, prestaciones sociales, viáticos, gastos de representación, honorarios, emolumentos eclesiásticos, compensaciones recibidas por el trabajo asociado cooperativo y, en general, las compensaciones por servicios personales.»

Nótese como la norma indica que de manera genérica todo lo que sea compensación de servicios personales queda circunscrito a la cédula de renta de trabajo.

Ahora bien, lo que hace el decreto 2250 de 2017 es complicar esta definición al señalar lo siguiente:

«Artículo 1.2.1.20.3. Definiciones. Para efectos de la clasificación de las rentas cedulares se tendrán en cuenta las siguientes definiciones:

Compensación por servicios personales: Se considera compensación por servicios personales toda actividad, labor o trabajo prestado directamente por una persona natural, que genere una contraprestación en dinero o en especie, independientemente de su denominación o forma de remuneración.

Cuando la persona natural cumpla con la totalidad de las siguientes condiciones, no se considerará que la actividad, labor o trabajo corresponde a una compensación de servicios personales:

  1. Incurrir en costos y gastos necesarios para la prestación de tales servicios, de conformidad con el artículo 107 del Estatuto Tributario.1
  2. Desarrollar su actividad con criterios empresariales y comerciales teniendo en cuenta lo normalmente acostumbrado en su respectiva actividad, tales como: asunción de pérdidas monetarias que resulten de la prestación del servicio, asunción de responsabilidades ante terceros por errores o fallas en la prestación del servicio.
  3. Contratar o vincular a dos (2) o más trabajadores o contratistas asociados a la actividad generadora de renta, por un término igualo superior a noventa (90) días continuos ó discontinuos durante el periodo gravable. El término aquí señalado deberá ser cumplido como mínimo respecto de dos (2) trabajadores o contratistas.

Parágrafo. Para efectos de la definición de compensación por servicios personales de que trata este artículo, no se tendrán en cuenta los honorarios, en la medida que a éstos ingresos se les aplicará lo previsto en el inciso segundo del numeral 4° del artículo 1.2.1.20.2. de este Decreto.»

Para que quede claro, compensación por servicio personal es eso salvo que cumpla tres condiciones de forma simultánea.  ¿Le suena conocido? Es el mismo juego de palabras que se usó para definir el término de cuenta y riesgo propio que teníamos antes con la reforma tributaria.

Solo para visualizar la situación imagínese la siguiente situación: usted  que presta un servicio personal, tiene costos y gastos, tiene el personal que señala el numeral tercero, y asume perdidas monetarios pero NO asume otro tipo de responsabilidades,  ¿Qué cédula le aplica? ¿Cédula de rentas de trabajo o cédula de rentas no laborales?

Por si fuera poco el parágrafo excluye de este tratamiento a los honorarios por tener disposición propia, pero ya hablaremos de eso en una próxima oportunidad.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.