Presunción de existencia del contrato de trabajo

El código sustantivo del trabajo a partir de los elementos propios del contrato de trabajo presume su existencia, a pesar de lo que las partes hayan acordado.

Requisitos para presumir la existencia del contrato de trabajo.

presuncion-contrato-trabajo

El artículo 24 del código sustantivo del trabajo presume que toda relación de trabajo personal está regida por un contrato de trabajo.

Es decir que la simple prestación personal de un servicio hace presumir que se presta bajo una relación laboral.

Por su parte, el artículo 23 del mismo código dice para la existencia de un contrato de trabajo se requiere la concurrencia de tres elementos:

  1. Prestación personal del servicio.
  2. Que exista subordinación del trabajador frente al empleador.
  3. Que exista un salario como retribución.

Señala la misma norma que reunidos esos elementos se entiende (presume), que existe un contrato de trabajo, y que no dejará de serlo en razón a que las partes le hayan dado otro nombre a su relación contractual.

Elementos del contrato de trabajo

Lo que debe probar el trabajador.

El artículo 24 del código sustantivo del trabajo presume que toda prestación personal de un servicio está regida por un contrato de trabajo, de modo que quien reclame la existencia de un contrato de trabajo, debe probar que prestó personalmente un servicio, pues lo demás se presume.

Así lo deja claro la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia SL577-2020 (68636) del 12 de febrero de 2020:

«Las anteriores conclusiones se encuentran acorde con jurisprudencia de esta Corporación, que ha enseñado que para los fines protectores que rodean el derecho del trabajo, el art. 24 del CST dispone que al trabajador solo le basta demostrar la ejecución personal de un servicio, para que se configure la presunción de la existencia de un vínculo laboral; como contrapartida, el empleador deberá desvirtuar el hecho presumido a partir de elementos de convicción que avalen que el servicio «presumido» se ejecutó bajo una relación jurídica autónoma e independiente.»

La misma corte ha señalado en repetidas ocasiones que la subordinación se presume, que es el otro elemento del contrato de trabajo, así que e trabajador no debe probar la subordinación.

Subordinación en el contrato de trabajo

Entonces, de los tres elementos tenemos:

Prestación personal del servicio.El trabajador debe probarlo.
Subordinación:La ley presume su existencia
SalarioTodo pago que reciba el trabajador se presume salario en virtud de lo anterior.

En consecuencia, todo lo que debe probar quien alega la presunción de la existencia de un contrato de trabajo, es la prestación del servicio.

Lo que debe probar el empleador.

Lo que la ley presume debe ser desvirtuado, y en este caso la ley presume la subordinación, por tanto, el empleador tiene la carga de la prueba a efectos de demostrar que la relación contractual en discusión no es laboral en virtud a la inexistencia de la subordinación.

Al respecto señaló la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia SL753-2020 (75607) del 4 de marzo de 2020:

«Por lo demás, conviene no olvidar que la acreditación de la prestación personal del servicio, precipita la presunción de existencia de contrato de trabajo, sin perjuicio de que como presunción legal que es, la del artículo 24 del Código Sustantivo del Trabajo se encuentre expuesta a ser desvirtuada, mediante la aducción de elementos de convicción que tengan la fuerza suficiente para lograr ese cometido, esto es, para acreditar que la labor se ejecutó bajo otra modalidad de contratación, autónoma e independiente.»

El trabajador, o de momento contratista, no debe probar que estuvo subordinado al contratante, pues, se insiste, la ley presume esa subordinación a favor suyo.

Oportunidad para alegar la presunción del contrato de trabajo.

La persona que ha sido contratada bajo un figura diferente al contrato de trabajo, puede reclamar o alegar la existencia de un contrato de trabajo en calidad de presunción, o realidad como también se le conoce, durante la vigencia del contrato o luego de su terminación.

Pero nadie en su sano juicio va a demandar a quien lo contrató mientras esté contratado, así que las demandas siempre se presentan una vez se termine lo que las partes llamaron contrato de servicios, y esa circunstancia para anda afecta la posibilidad de presumir la existencia del contrato de trabajo.

Así lo señala la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia SL753-2020 ya citada:

«De entrada, la Sala descarta que la ausencia de reclamación durante la vigencia del contrato arrope a la empresa con una razón válida para desentenderse de sus obligaciones legales, toda vez que la falta de exigencia de los derechos laborales puede fundarse en el desconocimiento del trabajador, o en el natural temor reverencial, aparejado a la necesidad de preservar la fuente de subsistencia.»

De manera que el hecho de que el trabajador no demande en vigencia del contrato de servicios no significa que no se puedan reclamar los derechos laborales que pudieron haberse desconocido con el contrato de servicios.

Prescripción de los derechos laborales

De otra parte, el trabajador debe reclamar la existencia del contrato de trabajo antes de que los derechos laborales que reclama prescriban, lo que ocurre a los 3 años de causado el derecho.

Guía Laboral 2020

Conozca sus derechos y obligaciones como trabajador o empleador. Ver más.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Alonso Riobó Rubio Dice:

    La experiencia de muchos años en el litio me ha convencido de la necesidad de probar la subordinación, así medie la referida presunción. En ese orden, el abogado del trabajador debe esmerarse en probar que el trabajador laboraba bajo las ordenes del demandado, que cumplía horario, que las herramientas que utilizaba para el desarrollo de su labor eran de la empresa, que para retirase del sitio de trabajo el trabajador debía contar con el permiso o autorización del demandado, en fin, todo lo que sea del caso para llevarle al juez la verdad real. Si el abogado del trabajador se atiene a la presunción y no hace nada por demostrarla, corre el riesgo de que el demandado se valga de pruebas contaminadas y termine haciéndole creer al juez que el demandante contaba con autonomía técnica y administrativa, o sea que era contratista o trabajador independiente.

    Saludos,

    Saludos,

    Responder
    • Alonso Riobó Rubio Dice:

      Corrección: La experiencia de muchos años en el litigio…

      Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.