Retención en la fuente cuando se hace una devolución

Cuando se hace una devolución del producto adquirido es preciso hacer un ajuste respecto a la retención en la fuente aplicada en la operación que ha sido objeto de devolución o anulación.

Cuando se hace una compra por $2.000.000, por ejemplo, el comprador que debe actuar como agente de retención, retiene la suma de $70.000, de modo que sólo entrega $1.930.000 al vendedor.

Al devolver los productos comprados, el  proveedor o vendedor le reintegra el $1.930.000, pero como la operación total fue de $2.000.000, los $70.000 de retención deben ser descontados también de la retención para que todo quede en ceros como si no hubiera existido la compra en cuestión.

Si el agente retenedor no ha declarado la retención no hay ningún problema. Simplemente no declara ese valor porque al hacerse la devolución desaparece el concepto que dio origen a la retención.

Si el agente de retención ya ha declarado y pagado, los $70.000 de retención pueden ser descontados de la siguiente declaración, tal como lo contempla el artículo 5 del decreto 1189 de 1988:

Cuando se anulen, rescindan o resuelvan operaciones que hayan sido sometidas a retención en la fuente por impuesto sobre la renta y complementarios, el agente retenedor podrá descontar las sumas que hubiere retenido por tales operaciones del monto de las retenciones por declarar y consignar en el período en el cual se hayan anulado, rescindido o resuelto las mismas. Si el monto de las retenciones que debieron efectuarse en tal período no fueren suficiente, con el saldo podrá efectuar las de los períodos inmediatamente siguientes.

Para que proceda el descuento el retenedor deberá acumular cualquier certificado que hubiere expedido sobre tales retenciones.

Cuando las anulaciones, rescisiones o resoluciones se efectúen en el año fiscal siguiente a aquél en el cual se realizaron las respectivas retenciones para que proceda el descuento el retenedor deberá además, conservar una manifestación del retenido en la cual haga constar que tal retención no ha sido ni será imputada en la respectiva declaración de renta y patrimonio.

A pesar de existir norma expresa relacionada con este tipo de situaciones, la Dian no ha adaptado  el formulario 350 para incluir los descuentos de que trata el decreto 1189, lo que no impide aplicarlos, y ante la ausencia de un renglón en el formulario para ello, se tendrá que descontar directamente antes de llevar el valor fina al formulario, de modo que el formulario no reflejará este descuento.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.