Sanción por gastos no explicados

Una de las sanciones que le pueden ser impuestas a un contribuyente por parte de la Administración de impuestos, es la sanción por gastos no explicados, sanción que es igual al 100% de los gastos que no se expliquen o se expliquen de forma insuficiente.

Esta sanción se fundamente en el supuesto que los gastos [compras, costos y gastos] del contribuyente deben ser iguales a los ingresos mas los pasivos adquiridos, algo que resulta mas que obvio, puesto que la única forma de adquirir recursos para gastar, es precisamente obteniendo ingresos y/o endeudándose.

Resulta extraño por ejemplo, que una empresa se gaste $10.000.000, haya obtenido ingresos de apenas $6.000.000 y se haya endeudado por la suma de $2.000.000, lo cual quiere decir que la empresa solo recibió $8.000.000 y sin embargo, se gastó $10.000.000, existirán entonces $2.000.000 de gastos no explicados.

Respecto de esta sanción, establece el artículo 663 del estatuto tributario:

Sanción por gastos no explicados. Cuando las compras, costos y gastos del contribuyente excedan de la suma de los ingresos declarados y los pasivos adquiridos en el año, el contribuyente podrá ser requerido por la Administración de Impuestos para que explique dicha diferencia.

La no explicación de la diferencia a que se refiere el presente artículo, generará una sanción equivalente al ciento por ciento (100%) de la diferencia no explicada.

Esta sanción se impondrá, previo traslado de cargos por el término de un (1) mes para responder.

Como las sanciones en materia tributaria son de aplicación restrictiva, es decir, que se debe sujetar a lo expresamente contemplado por la ley, no se deben incluir aspectos no contemplados en el artículo 663 para efectos de determinar si existen gastos no explicados.

Se ve por ejemplo, que la norma hace referencia a los ingresos declarados, por lo que se debería entender que aquellos gastos omitidos por el contribuyente, no pueden formar parte de la operación aritmética que busca determinar la posible existencia de gastos no explicados.

Curiosamente sucede lo contrario con los pasivos. La norma hace referencia expresa a los pasivos adquiridos por el contribuyente, por lo que se podrían incluir los pasivos omitidos o no declarados.

Esto denota las contradicciones e imprecisiones de que adolece nuestro sistema tributario, pero aún así, el funcionario encargado de la aplicación de la ley, no puede argumentar dichas imprecisiones para tener en cuenta elementos no contenidos en la ley; éste debe ceñirse a lo taxativamente señalado por el legislador.

Nótese también que la norma hace referencia a compras, costos y gastos, sin especificar qué tipo de compras se deben considerar.

La ley ha hecho referencia a la no explicación de los gastos, y la jurisprudencia ha extendido el alcance a la explicación insuficiente de los gastos, por lo que aquí no valdrán términos medios, queriendo decir que todos los gastos deben ser explicados y justificados a plenitud.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.