Valor probatorio de las constancias de trabajo expedidas durante la ejecución del contrato de trabajo o a su terminación

A lo largo de mi actividad como abogado litigante, me he encontrado varias veces  con demandas en las que se aduce como prueba de la existencia del contrato de trabajo una  o varias certificaciones de trabajo expedidas por el demandado, en las que éste hace constar que el demandante labora a su servicio como trabajador dependiente desde cierta fecha, e incluso se indica el salario devengado y a veces se va más allá y se señala el cargo que desempeña.

El tema es que al contestar la demanda el accionado niega la existencia de dicho contrato de trabajo o refiere que la fecha de iniciación de la relación laboral no es la expresada en la certificación, o que el salario que la misma contiene no es o no fue el devengado por el trabajador.

En esos casos, el demandado ha tratado de defenderse alegando que la expedición de dicha certificación o certificaciones obedeció al deseo de colaborarle al trabajador en la consecución de un préstamo bancario, para lo cual le era preciso a éste acreditar una mayor antigüedad en la empresa, o que necesitaba “inflar sus ingresos” para demostrar a la entidad financiera  que contaba con suficiente capacidad  de endeudamiento. O sea, que se trató de un gesto de confianza y ayuda hacia su dependiente,  que  ahora éste  pretende utilizar en su contra.

Como es fácil de advertir, la situación para el empleador demandado es muy difícil, porque tiene que empezar por confesar que se concertó con el trabajador para engañar al Banco, lo cual lo deja muy mal parado ante el Juez, quien inmediatamente entenderá que está tratando con una persona mentirosa.

Ahora bien, la pregunta que surge ante esa situación es si el Juez podría desatender la contundencia de la prueba que le está aportando el trabajador y optar por darle credibilidad a la versión del empleador de quien ya sabe que es un mentiroso, o reconocerle veracidad a la certificación  y condenar al empleador a pagar unos conceptos que muy seguramente éste no adeuda.

Desde luego que al empleador le quedaría la posibilidad de contradecir lo dicho por el trabajador, mediante declaraciones de testigos, o presentando las planillas de liquidación de los aportes a la seguridad social en las cuales debe aparecer el salario del trabajador, o la constancia de afiliación al Sistema, en la cual debe figurar la fecha en que se produjo el ingreso del trabajador al mismo. Sin embargo, el trabajador podría alegar que su afiliación a la seguridad social fue tardía o que el empleador no cotizaba sobre el salario real del trabajador. En fin, el asunto daría para muchas discusiones.

De todas maneras, el empleador no la tendría nada fácil, dado que la jurisprudencia de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia ha adoctrinado frente a la valoración de esta clase de documentos que en esos casos,

“(....) El juez laboral debe tener como un hecho cierto el contenido de lo que se exprese en cualquier constancia que expida el empleador sobre temas relacionados con el contrato de trabajo, ya sea, como en este caso, sobre el tiempo de servicios y el salario, o sobre otro tema, pues no es usual que una persona falte a la verdad y dé razón documental de la existencia de aspectos tan importantes que comprometen su responsabilidad patrimonial o que el juez cohoneste este tipo de conductas eventualmente fraudulentas. Por esa razón, la carga de probar en contra de lo que certifique el propio empleador corre por su cuenta y debe ser de tal contundencia que no deje sombra de duda, de manera que, para destruir el hecho admitido documentalmente, el juez debiera acentuar el rigor de su juicio valorativo de la prueba en contrario y no atenerse a la referencia genérica que haga cualquier testigo sobre constancias falsas de tiempo de servicios y salario o sobre cualquier otro tema de la relación laboral...”.

(Sentencia del 23 de septiembre de 2009 radicado 36748. Ver también sentencia del 8 de marzo de 1996 radicado 8360, reiterada en casación del 2 de agosto de 2004 radicación 22259).

Conozca sus derechos laborales como trabajador o empleador: Guía Laboral 2017.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.