Carga de la prueba cuando se alega un contrato de trabajo realidad

Nos consultan nuestros lectores respecto en quién recae la carga de la prueba cuando un trabajador vinculado con un contrato de servicios alega un contrato de trabajo realidad.

Es bien sabido que la firma de un contrato de servicios no excluye la posibilidad de que pueda existir un contrato de trabajo y el trabajador en efecto puede alegarlo.

Para determinar en quién recae la carga de la prueba, en primer lugar debemos recurrir al artículo 24 del código sustantivo del trabajo:

Presunción. Se presume que toda relación de trabajo personal está regida por un contrato de trabajo.

Esta norma crea una presunción legal que permite considerar como laboral toda relación personal de trabajo, como la ocurrida en virtud de un contrato de servicios, de modo que el trabajador lleva una ventaja inicial.

Esto significa que si el trabajador recurre a un juez, es la empresa quien debe entrar a desvirtuar la presunción legal a favor de quien alega una relación laboral.

La corte constitucional en sentencia C-665 de 1998 expuso al respecto:

Advierte la Corte que la presunción acerca de que toda relación de trabajo personal está regida por un contrato de esa naturaleza (inciso 1 de la norma demandada) implica un traslado de la carga de la prueba al empresario.

El empleador, para desvirtuar la presunción, debe acreditar ante el juez que en verdad lo que existe es un contrato civil o comercial y la prestación de servicios no regidos por las normas de trabajo, sin que para ese efecto probatorio sea suficiente la sola exhibición del contrato correspondiente. Será el juez, con fundamento en el principio constitucional de la primacía de la realidad sobre las formalidades establecidas por los sujetos de las relaciones laborales (art. 53 CP.), quien examine el conjunto de los hechos, por los diferentes medios probatorios, para verificar que ello es así y que, en consecuencia, queda desvirtuada la presunción.

Es claro entonces que quien debe desvirtuar la presunción de que trata el artículo 24 del código sustantivo del trabajo, es el empresario o empleador.

MÁS SOBRE

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Siéntase libre de opinar

3 Opiniones
  1. Aquiles Lucca dice:

    En el Perú se ha establecido algo parecido, de que basta que el trabajador pruebe una prestación de servicios para que se presuma que es laboral. Pero ello implicaría que el empleador tenga que probar algo inexistente, ¿es ello constitucional? Hay un autor (Amaru Zapata. La Angelización del Trabajador y la Demonización del Empleador) que dice que no.

  2. Consuelo Rubiano dice:

    Hace un año trabajo como asesora comercial para una empresa de salud con un contrato por prestacion de servicios. Mi inconformidad con la empresa es que ellos exigen el cumplimiento de metas, presionan al personal pero no reconocen por lo menos el auxilio de transporte solo a partir de 35 afiliaciones mensuales. De esta manera logran que muchas personas laboren para ellos beneficiandose de un trabajo mal pago con comisiones irrisorias, presión por parte de los directores comerciales. Hay bastante rotacion de personal en el area de ventas. Pregunto ...... es posible que los soportes de liquidacion de comisiones puedan constituir una prueba para hacer de este contrato de prestacion de servicios un contrato realidad y presentando una carta donde certifique que preste mis servicios a esta empresa por un año ? De antemano gracias por la atencion prestada.

  3. isabel dice:

    la Sentencia T-694/10 La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia ha dispuesto en su jurisprudencia que a quien le interese instaurar una pretensión laboral con el fin de que se le reconozca un contrato realidad y se condene a su empleador al pago de los derechos laborales no cancelados, le corresponde probar al menos que le prestaba sus servicios personales al demandado. Si logra hacerlo de un modo aceptable, entonces deberá presumirse que la relación tenía todos los demás elementos de un contrato de trabajo, entre los cuales se encuentra la subordinación jurídica

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.