Oportunidad para descontar la retención en la fuente

La retención en la fuente que nos hayan practicado la podemos descontar de nuestra declaración de renta, en caso de las retenciones a título de renta, y la ley otorga una término u oportunidad legal para ello.

Descuento o imputación de las retenciones en la fuente.

La retención en la fuente no es más que un cobro anticipado del impuesto, así que cuando llega la hora de pagar el impuesto como tal, se descuenta el impuesto que ya hemos pagado anticipadamente mediante el mecanismo de retención.

Retención en la fuente ¿Qué es?

En el caso del impuesto a la renta el señala el artículo 373 del estatuto tributario:

«Los valores retenidos se imputan en la liquidación privada. En las respectivas liquidaciones privadas los contribuyentes deducirán del total del impuesto sobre la renta y complementarios el valor del impuesto que les haya sido retenido. La diferencia que resulte será pagada en la proporción y dentro de los términos ordinarios señalados para el pago de la liquidación privada.»

El artículo 373 establece que las retenciones en la fuente se imputaran en la respectiva liquidación privada, lo que se debe entender como en el mismo periodo gravable en el cual ocurrió la retención en la fuente.

Sobre el significado del término «Respectivo», dice la Real academia de la lengua española:

«Adj. Dicho de los miembros de una serie: Que tienen correspondencia, por unidades o grupos, con los miembros de otra serie.»

Al utilizar el término «Respectivo» se quiere significar que se debe tener correspondencia con algo, y en este caso ese algo, es el periodo gravable en el que se practicó la retención.

La imputación de la retención debe corresponder a la respectiva declaración, es decir, a la declaración de renta del periodo gravable del impuesto al que corresponden las retenciones en la fuente.

Por ejemplo, las retenciones a título de renta practicadas en el 2019, se deben imputar en la declaración del 20119, no en la del 2020.

Cuando las retenciones no se descuentan en el año que corresponde.

En este orden de ideas, si por alguna razón no se imputa una retención en la declaración del periodo que le corresponde, esa retención se pierde, pues ya no hay oportunidad legal para imputarla en una declaración posterior.

La única alternativa a seguir para no perder las retenciones es la corrección de la declaración respectiva para imputarlas, lo que disminuirá el impuesto a pagar o incrementará el saldo a favor.

Ahora, si el contribuyente descuenta unas retenciones que no corresponden a ese año gravable, debe corregir la declaración, lo que le dará un mayor impuesto a pagar o un menor saldo a favor, generando la sanción por corrección.

Sanción por corrección en las declaraciones tributarias

Por ejemplo, si en la declaración de renta del 2019 se descuenta o imputa una retención efectuada en el 2020, es preciso corregir la declaración del 2019.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Luz Janneth Rodriguez Moreno Dice:

    Buenas tardes: tengo una consulta, en un contrato de servicio de honorarios el cual se pacto realizar el pago en abonos mensuales al valor total del contrato, no se practico retencion en la fuente en el momento que se realizaron los 2 primeros abonos, esta retención se causo y se descontó al finalizar el contrato cuando se pago el saldo, que riesgo se siente a corrección o sancion, ya que la retención se realizo al final y no al principio de los abonos

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.