Contrato de servicios como soporte fiscal

El contrato de servicios es válido como soporte fiscal para deducir del impuesto a la renta los pagos que se realicen por dicho contrato.

Factura, documento soporte o equivalente en lugar del contrato de servicios.

El contrato de servicios tiene validez para efectos civiles o comerciales entre contratante y contratista, pero no sirve como soporte fiscal.

En consecuencia, los pagos que se realicen por la ejecución del contrato de prestación de servicios, deben estar soportados por una factura o un documento equivalente, hoy conocido como documento soporte en adquisiciones a sujetos no obligados a facturar.

En consecuencia, si el contratista está obligado a facturar, debe expedir una factura por cada pago que el contratante realice.

Si el contratista no está obligado a facturar, el contratante debe expedir un documento equivalente, o documento soporte en los términos del artículo 1.6.1.4.12 del decreto 1625.

Si no se tiene una factura cuando ese sea el documento exigido por la ley, o en su defecto un documento equivalente, los pagos que se realicen en ejecución de un contrato de servicios no son deducibles del impuesto a la renta por ausencia de los soportes ideales.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.