Servicios médicos y de salud excluidos del Iva

Los servicios médicos y de salud están excluidos del impuesto a las ventas en virtud del artículo 476 del estatuto tributario.

¿Cuáles son los servicios médicos excluidos del Iva?

La norma no hace un listado de los servicios médicos que se encuentran excluidos del Iva, sino que se refiere a ellos de forma genérica.

El numeral primero del artículo 476 del estatuto tributario señala que están excluidos del Iva:

«Los servicios médicos, odontológicos, hospitalarios, clínicos y de laboratorio, para la salud humana.»

En consecuencia, los servicios médicos o de salud están excluidos del Iva, y podríamos especificar los siguientes:

  1. Hospitalizaciones
  2. Cirugías.
  3. Consultas médicas.
  4. Consultas odontológicas.
  5. Procedimientos odontológicos.
  6. Exámenes médicos y de laboratorio.
  7. Terapias de salud.
  8. Consultas y servicios sicológicos y psiquiátricos.
  9. Servicios médicos preventivos.

En general, cualquier servicio, tratamiento, procedimiento o terapia relacionada con la salud humana, está excluido del Iva, sin importar si son de diagnóstico, tratamiento o de prevención.

Servicios excluidos del Iva

La Dian en concepto 000238 de noviembre 5 de 2008, doctrina aún vigente, señaló:

«Se entienden por servicios de salud aquellos que en forma directa recaen sobre la persona humana, en sus facetas preventiva, reparadora y mitigadora.

Se ubican dentro de la exclusión, todos aquellos servicios destinados a la atención de la salud humana, prestados por profesionales debidamente registrados y autorizados por la entidad a quien la ley ha confiado su control y vigilancia. De igual forma se hallan excluidos los servicios para la atención de la salud humana, aunque quien los preste no sea un profesional de la medicina, como los de optometría, terapia del lenguaje, fisioterapia, bacteriología y sicología.

La exclusión, no obedece en modo alguno al ejercicio de determinada profesión, sino a la aplicación práctica y específica de la misma en actividades que propendan por la salud humana.

Igualmente, está cubierto por la exclusión, el servicio de información de la presión arterial, peso, estatura y demás, prestados a través de máquinas.»

En el mismo concepto la Dian precisa que:

«No obstante, en la misma medida la medicina, la odontología u otras carreras pueden incluir servicios no dirigidos específicamente a la salud, como lo de sicología en la rama industrial o empresarial, en la selección, capacitación, elaboración de manuales defunciones así como adiestramiento de personal, servicios éstos que por no encontrarse dirigidos directamente a la salud humana, no pueden catalogarse como excluidos del impuesto. Efectivamente, existe un sinnúmero de servicios profesionales, en las diferentes áreas de la ciencia, que, si bien de una u otra forma se relacionan con la salud humana, no están comprendidos en las facetas preventiva, reparadora y mitigadora, encontrándose sujetos al impuesto sobre las ventas. Vale la pena enunciar algunos de estos servicios: los servicios de control de calidad, y el análisis, vigilancia y control sanitario de medicamentos y sustancias químicas de riesgo para la salud humana, la auditoría médica, o examen de las actividades realizadas en determinado campo con el objeto de efectuar el diagnóstico o evaluación de su situación, entre otros.

Tampoco quedan comprendidos en la exclusión servicios tales como: seminarios, consultaría, capacitación, etc., los que, por propia definición, aun cuando se encuentren encaminados a proporcionar información, enseñanza y capacitación en actividades relacionadas con administración y organización de servicios hospitalarios excluidos, no son parte integrante y menos aun directa del servicio de salud.

Cuando en desarrollo de la prestación del servicio médico se realizan actividades tales como la investigación o la educación, las cuales por su naturaleza son diferentes a las relativas a la salud humana propiamente dichas, no se encuentran cobijadas por la exclusión.»

De acuerdo a lo anterior, la consulta con un médico está excluida del Iva, pero si el médico dicta una charla sobre salud ocupacional en una empresa, ese servicio está gravado con Iva.

Este criterio resulta razonable, pues el tema de recursos humanos de la empresa es bien distinto a la salud humana como tal, a quien la ley ha dado un tratamiento especial frente al Iva.

Diferencia entre bienes excluidos y exentos del Iva

Por último, precisar que los servicios de salud están excluidos del Iva, más no exentos del Iva, que son asuntos diferentes y con implicaciones muy diferentes.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.