Impuestos en el servicio de Catering

El servicio de catering es un servicio que se encuentra excluido del impuesto a las ventas y gravado con el impuesto al consumo, tratamiento limitado al suministro de comidas a los empleados de la empresa.

El contrato de Catering.

servicio-catering

Para tener claro cómo es el tratamiento tributario del catering, es preciso conocer qué se entiende por catering o por servicio de catering.

Una noción del contrato de catering nos indica que se trata de un contrato para prestar un servicio de suministro de alimentos, que implica el desplazamiento del contratista hasta las instalaciones o domicilio del cliente o empresa, donde se confeccionan y se sirven los alimentos contratados, utilizando herramientas, materiales y utensilios suministrados por el contratista.

Pero para efectos tributarios, en Colombia la definición de Catering la encontramos en el artículo 1.3.3.8 del decreto 1625 de 2016:

«… los servicios de alimentación institucional o alimentación a empresas, prestados bajo contrato catering, entendido este como el suministro de comidas o bebidas preparadas para los empleados de la empresa contratante…»

Esta definición se reduce al suministro de comidas preparadas para los empleados de una empresa, o para los empleados del contribuyente.

Impuesto a las ventas en el servicio de catering.

El servicio de catering está excluido del impuesto a las ventas según lo señala el artículo 426 del estatuto tributario:

«Cuando en un establecimiento de comercio se lleven a cabo actividades de expendio de comidas y bebidas preparadas en restaurantes, cafeterías, autoservicios, heladerías, fruterías, pastelerías y panaderías, para consumo en el lugar, para ser llevadas por el comprador o entregadas a domicilio, los servicios de alimentación bajo contrato, incluyendo el servicio de catering, y el expendio de comidas y bebidas alcohólicas para consumo dentro bares, tabernas y discotecas, se entenderá que la venta se hace como servicio excluido del impuesto sobre las ventas (IVA) y está sujeta al impuesto nacional al consumo al que hace referencia el artículo 512-1 de este Estatuto.»

Esta norma no está haciendo distinción alguna respecto al servicio de catering, como lo hace el artículo 1.3.3.8  del decreto 1625.

Impuesto al consumo en el servicio de catering.

El servicio de catering está gravado con el impuesto al consumo según lo señala el artículo 512-1 del estatuto tributario en su numeral tercero:

«El servicio de expendio de comidas y bebidas preparadas en restaurantes, cafeterías, autoservicios, heladerías, fruterías, pastelerías y panaderías para consumo en el lugar, para ser llevadas por el comprador o entregadas a domicilio, los servicios de alimentación bajo contrato, incluyendo el servicio de catering, y el servicio de expendio de comidas y bebidas alcohólicas para consumo dentro de bares, tabernas y discotecas, según lo dispuesto en los artículos 426, 512-8, 512-9, 512-10, 512-11, 512-12 y 512-13 de este Estatuto. Este impuesto no es aplicable a las actividades de expendio de bebidas y comidas bajo franquicias.»

La tarifa del impuesto al consumo en el servicio de catering es del 8%.

Los ostros servicios de catering.

El artículo 1.3.3.8 del decreto 1625 de 2016 señala que el Catering está excluido del Iva y gravado con el impuesto al consumo, sólo si se trata sobre suministro de alimentación para empleados de una empresa, excluyendo otros servicios de catering como en el transporte, celebraciones sociales, etc., pero al respecto se debe hacer la siguiente precisión:

El artículo artículo 1.3.3.8 del decreto 1625 de 2016 reglamenta el artículo 426 del estatuto tributario en vigencia del parágrafo único en la versión de la ley 1607 de 2012, pero esa norma fue modificada por la ley 2010 de 2019.

Señalaba dicha norma:

«Los servicios de alimentación institucional o alimentación a empresas, prestado bajo contrato (Catering), estarán gravados a la tarifa general del impuesto sobre las ventas.»

Ese parágrafo ya no existe y tanto el artículo 426 como el 512-1 del estatuto tributario en su redacción actual no hacen distinción alguna del tipo de servicio de catering, por lo que se debe entender que cualquiera sea el servicio de Catering , está excluido del Iva y gravado con el impuesto al consumo.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y enviaremos a su correo nuestra información mas reciente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Carlos Rojas Dice:

    Considero que lo previsto en el artículo 1.3.3.8 del decreto 1625 de 2016 tuvo decaimiento, pues el D.803/13 reglamenta la L.1607/12 y el actual parágrafo del ETN art.426 dispone la sujeción pasiva en el IVA para los franquiciados. Las disposiciones actuales en el ETN ART. 426 y 512 no hacen ninguna distinción en la prestación del “servicio de catering”, por lo que cualquier servicio que se enmarque en dicha definición esta gravado con el INC de restaurantes.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.