Impuestos en el servicio de Catering

Por

El servicio de catering es un servicio que  se encuentra excluido del impuesto a al consumo y gravado con el impuesto a las ventas a la tarifa general.

Hay que precisar que el servicio de catering que se encuentra excluido del impuesto al consumo  es únicamente el que se ajusta a la definición que de él hace el decreto 1625 de 2016 en su artículo 1.3.3.8:

«…los servicios de alimentación institucional o alimentación a empresas, prestados bajo contrato catering, entendido este como el suministro de comidas o bebidas preparadas para los empleados de la empresa contratante, se encuentran excluidos del impuesto nacional al consumo y gravados con el impuesto sobre las ventas a la tarifa general.»

Es decir que este tratamiento sólo aplica respecto al servicio de suministro de alimentación destinado a los empleados de la empresa o contribuyente, lo que en un principio  podría interpretarse como un estímulo a las iniciativas que las empresas pueden adelantar para beneficio de sus trabajadores.

Este tratamiento tributario no se extiende a otros servicios de catering como puede ser el que se contrata para atender una celebración, un paseo, o cualquier otra actividad diferente a la alimentación de los trabajadores de la empresa.

Esos servicios de catering diferentes a la alimentación de los trabajadores de la empresa se encuentran gravados con el impuesto al consumo.

Respecto al Iva, los servicios de catering diferentes a los contratados para los empleados de una empresa se le aplica lo dispuesto en el artículo 426 del estatuto tributario:

«Cuando en un establecimiento de comercio se lleven a cabo actividades de expendio de comidas y bebidas preparadas en restaurantes, cafeterías, autoservicios, heladerías, fruterías, pastelerías y panaderías, para consumo en el lugar, para llevar, o a domicilio, los servicios de alimentación bajo contrato, y el expendio de comidas y bebidas alcohólicas para consumo dentro bares, tabernas y discotecas, se entenderá que la venta se hace como servicio excluido del impuesto sobre las ventas y está sujeta al impuesto nacional al consumo al que hace referencia el artículo 512-1 de este Estatuto.

PARÁGRAFO. Los servicios de alimentación institucional o alimentación a empresas, prestado bajo contrato (Catering), estarán gravados a la tarifa general del impuesto sobre las ventas.»

¿Estímulo a desestimulo para los empleadores?

De los anterior se puede advertir que los servicios de catering diferentes los contratados para alimentar a los empleados  estarán excluidos de Iva pero gravados con el impuesto al consumo, de suerte que al final el estado no terminó beneficiando a los trabajadores sino perjudicándolos, pues se paga más impuestos en un contrato de catering para alimentar a los trabajadores  que en uno para alimentar a los invitados a un matrimonio

¿Por qué?

Catering para trabajadores:

  1. Impuesto al consumo: 0%
  2. Impuesto a las ventas: 19%

Catering para otras actividades:

  1. Impuesto al consumo 8%
  2. Impuesto a las ventas: 0

Como se puede observar, los impuestos están invertidos, de manera que si se cobra impuesto al consumo no se cobra Iva, y si se cobra Iva no se cobra impuesto al consumo, y considerando que el impuesto a las ventas es el más elevado, es el tratamiento menos favorable, precisamente aquel que podría implementar el contribuyente en un supuesto beneficio de sus trabajadores, por lo que es evidente que se crea un desestimulo a este tipo de actividades.

Prepara tu declaración de renta o la de tus clientes en línea, sin errores y con garantía en Tributi.com.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Jose Villa Dice:

    Bueno, pero mientras el impuesto al consumo es un gasto para el dueño del restaurante y/o similares, el IVA no es un gasto y la empresa contratante puede descontarlo en su declaración de IVA.

    Responder
    • CARLOS VELEZ Dice:

      De acuerdo con el señor Villa,

      Además de los requisitos formales adicionales, el costo o gasto originado de dicha operación debe ser deducible en el impuesto de renta para que el descuento del IVA sea procendente según el articulo 488 E.T y precisamente el articulo 387-1 E.T avala tal deducción en el impuesto de renta "... no constituyen ingreso para el trabajador, sino para el tercero que suministra los alimentos o presta el servicio de restaurante, sometido a la retención en la fuente que le corresponda en cabeza de estos últimos, siempre que el salario del trabajador beneficiado no exceda de 310 UVT.." Abiertamente estamos hablando de un descuento via IVA que podría ser 100 % del pago vs una deducción equivalente en en la mayoría de casos al 34% del por impuesto al consumo.

      Responder
      • CARLOS VELEZ Dice:

        "..una deducción equivalente en en la mayoría de casos al 34%" Corrijo la tarifa del 33% para personas juridicas.

        Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.