¿Cuáles son las ganancias ocasionales exentas?

Por 23 marzo, 2019

Hay unas ganancias ocasionales que están exentas del impuesto a las ganancias ocasionales, que es del 10%, exenciones que contemplan los artículos 307 y 311-1 del estatuto tributario.

Estas exenciones por lo general son parciales, pues cubren apenas una parte del valor total de la ganancia, en la medida en que están sometidas a un límite a partir del cual se pierde la excepción.

Ganancias ocasionales exentas por herencias o legados.

El artículo 307 del estatuto tributario contempla una serie de ganancias ocasionales relacionadas con herencia, legados y donaciones.

Exención por la vivienda urbana del causante.

Parte del valor de la vivienda urbana del causante está exenta del impuesto a las ganancias ocasionales en cabeza de los herederos.

Dice el numeral 1 del artículo 307 del estatuto tributario:

«Las primeras 7.700 Uvt del valor de un inmueble de vivienda urbana de propiedad del causante.»

¿Quién es el causante en una herencia?

Cuando fallece una persona, la casa donde vivía el fallecido hace parte de la sucesión que se distribuirá a los herederos, y el valor de la casa es ganancia ocasional exenta para los herederos que la reciben dentro de los límites señalados.

Ejemplo: La casa del causante fallecido vale 10.000 Uvt, y el beneficio es de 7.700 Uvt, y hay 5 herederos.

Los 7.700 Uvt se dividen entre los 5 herederos, de manera que cada heredero puede declarar como ganancia ocasional exenta la suma de 1.540 Uvt.

Valor histórico del Uvt

El resto de lo que reciban los herederos constituye ganancia ocasional gravada con el impuesto de ganancias ocasionales.

Observase que la ganancia ocasional exenta se determina respecto al valor del inmueble, y esa excepción beneficia a quien o quienes reciben la herencia.

Cuando una persona tiene varias propiedades, es posible que la vivienda del causante sea asignada sólo a una de los herederos, y en tal caso, la exención será solo para quien recibe la casa beneficiada con la exención.

Exención para la inmueble rural del causante.

Señala el numeral 2 del artículo 307 del estatuto tributario:

«Las primeras 7.700 uvt de un inmueble rural de propiedad del causante, independientemente de que dicho inmueble haya estado destinado a vivienda o a explotación económica. Esta exención no es aplicable a las casas, quintas o fincas de recreo.»

Mismo caso que el de la vivienda urbana, solo que en este caso la ley excluye las quintas o fincas de recreo.

Si el causante tiene las dos propiedades, esto es, casa en la ciudad y finca, los dos beneficios son concurrentes de acuerdo a lo doctrinado por la Dian, pues son beneficios considerados de forma individual y separada y no condicionada de forma alguna.

Exención en la asignación de porción conyugal, legados y herencias.

Señala el numeral 3 del artículo 307 del estatuto tributario:

«Las primeras 3.490 Uvt del valor de las asignaciones que por concepto de porción conyugal o de herencia o legado reciban el cónyuge supérstite y cada uno de los herederos o legatarios, según el caso.»

Las exenciones de los numerales 1 y 2 aplican para la vivienda urbana y la finca; esta aplica para cualquier otra propiedad que reciba el cónyuge y los herederos del causante.

En este caso el tope exento es menor (3.490 Uvt), pero aplica para cada beneficiario individualmente, es decir, que de la parte o asignación que reciba cada uno de los herederos, es exenta hasta los primeros 3.490 Uvt.

Esto es muy distinto al caso de la vivienda o de la finca, puesto que el beneficio de los 7.700 Uvt hay que repartirlo entre todos los herederos, pero en este caso cada heredero tiene una exención de hasta 3.490 Uvt sin importar cuántos herederos sean.

Es así porque la exención no recae sobre una determinada propiedad, sino respecto a lo que recibe cada heredero sin importar si recibe dinero, bienes o derechos.

Este beneficio es concurrente con los otros, de manera que si un heredero recibe la casa de su papá como herencia, y además una oficina, tiene derecho a las dos exenciones hasta los límites que correspondan.

Ganancia ocasional en la herencia repartida en vida

Exención para herencias y legados diferentes a los herederos.

Señala la primera parte del numeral 4 del artículo 307 del estatuto tributario:

«El 20% del valor de los bienes y derechos recibidos por personas diferentes de los legitimarios y/o el cónyuge supérstite por concepto de herencias y legados… siendo 2.290 Uvt el máximo valor de la exención »

En el caso de que una persona a pesar de no tener la calidad de heredero recibe una herencia otorgada por el causante, el 20% de dicho valor es exento del impuesto a las ganancias ocasionales.

Suele ocurrir que una persona dispone que parte de sus bienes sean asignados a una persona que por ley no tiene derecho a recibir herencia, lo que se conoce como cuarta de libre disposición.

Importancia de la cuarta de mejoras de libre disposición

Es sobre esa asignación que procede la exención del 20% para quien la recibe hasta 2.290 Uvt.

Exención sobre donaciones y regalos.

La segunda parte del numeral 4 del artículo 307 del estatuto tributario señala que:

«…el 20% de los bienes y derechos recibidos por concepto de donaciones y de otros actos jurídicos inter vivos celebrados a título gratuito, sin que dicha suma supere el equivalente 2.290 Uvt.»

Cuando una persona recibe una donación cualquiera, o cuando recibe como regalo de bodas un apartamento o un vehículo, se constituyen en ganancia ocasional, y el 20% de lo recibido está exenta del impuesto a las ganancias ocasionales, siendo 2.290 Uvt el máximo valor de la exención.

Exención del mobiliario del causante.

La última exención considerada por el artículo 307 del estatuto tributario señala:

«Los libros, las ropas y utensilios de uso personal y el mobiliario de la casa del causante.»

Esto parece irrelevante, pero en ciertos casos el mobiliario de una casa puede tener valores muy altos, pues todo lo que haga parte de la casa, la adorne y la embellezca clasifica como mobiliario exento del impuesto a las ganancias ocasionales, y colgada en una pared puede estar algún cuadro o pintura de alto valor.

Ganancia ocasional exenta en la venta de la casa o apartamento de habitación.

Cuando se vende una casa o un apartamento, es probable que se genere una ganancia ocasional sobre la que se debe pagar el impuesto a las ganancias ocasionales, y si esa casa o apartamento servía como habitación del vendedor, parte de esa ganancia ocasional puede ser exenta.

Recordemos que la ganancia ocasional se determina restando el costo fiscal de la casa del precio de venta, y esa diferencia es la ganancia ocasional.

Supongamos que se vende una casa en $300.000.000, casa que se había declarado por $200.000.000. Tenemos entonces una ganancia ocasional de $100.000.000, sobre la que se debe pagar el impuesto a las ganancias ocasionales.

Ganancia ocasional en la venta de activos fijos

Exención del impuesto a las ganancias ocasionales en la venta de la casa.

El artículo 311-1 del estatuto tributario señala las ganancias ocasionales que están exentas del impuesto, y respecto a la casa o apartamento de habitación del contribuyente, dice el numeral 1 del referido artículo:

«Estarán exentas las primeras siete mil quinientas (7.500) UVT de la utilidad generada en la venta de la casa o apartamento de habitación de las personas naturales contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, siempre que la totalidad de los dineros recibidos como consecuencia de la venta sean depositados en las cuentas de ahorro denominadas “Ahorro para el Fomento de la Construcción, AFC”, y sean destinados a la adquisición de otra casa o apartamento de habitación, o para el pago total o parcial de uno o más créditos hipotecarios vinculados directamente con la casa o apartamento de habitación objeto de venta. En este último caso, no se requiere el depósito en la cuenta AFC, siempre que se verifique el abono directo al o a los créditos hipotecarios, en los términos que establezca el reglamento que sobre la materia expida el Gobierno Nacional. El retiro de los recursos a los que se refiere este artículo para cualquier otro propósito, distinto a los señalados en esta disposición, implica que la persona natural pierda el beneficio y que se efectúen, por parte de la respectiva entidad financiera las retenciones inicialmente no realizadas de acuerdo con las normas generales en materia de retención en la fuente por enajenación de activos que correspondan a la casa o apartamento de habitación.

PARÁGRAFO. Lo dispuesto en este artículo se aplicará a casas o apartamentos de habitación cuyo valor catastral o autoavalúo no supere quince mil (15.000) UVT.»

La exención aplica sobre el valor de la utilidad generada en la venta de la casa o apartamento de habitación, es decir, donde regularmente vive el contribuyente, y corresponde a las primeras 7.500 Uvt de la utilidad, siempre que el inmueble vendido tenga un valor catastral igual o inferior a 15.000 Uvt.

Si el inmueble tiene un valor que supera los 15.000 Uvt, no hay exención sobre ningún valor.

Determinación de la utilidad en la venta de la casa o apartamento de habitación

Al inicio de esta nota se planteó un ejemplo elemental sobre la determinación de la ganancia ocasional, lo que recoge la opinión de la Dian en concepto 49408 de agosto 13 de 2014:

«Por otra parte, en Oficio No. 005257 del 24 de enero de 2007, la Administración Tributaria precisó que “la renta o la ganancia ocasional causada por la venta de bienes inmuebles por parte de contribuyentes del impuesto, se determina con base en la utilidad surgida como diferencia positiva entre el precio de enajenación y el costo fiscal del activo enajenado.»

Históricamente la doctrina de la Dian no ha aceptado la imputación de costos y gastos para determinar la utilidad en la venta de activos fijos, sino que parte de la simple operación aritmética de restar el costo fiscal el precio de venta.

Así, no es posible restar gastos de escrituración, ni la comisión que se le pago a la inmobiliaria, ni el almuerzo al que invitó al comprador, etc.

Lo único que se hace es tomar el costo fiscal de la casa y restarlo al precio de venta considerando los ajustes que se pueden hacer al costo fiscal para incrementarlo, algo muy útil en los activos que se compraron hace muchos años.

Ajuste fiscal histórico en activos fijos de personas naturales – Artículo 73 E.T.

Requisitos para tender derecho a la exención en la venta de la casa o apartamento.

El artículo 1.2.3.1 del decreto 1625 de 2016 reglamenta este beneficio, y allí se señalan los requisitos que se deben cumplir para tener derecho a la exención.

  1. El inmueble debe haberse poseído por más de dos años. Si ha poseído por menos, se trata de un ingreso ordinario y no de una ganancia ocasional.
  2. El valor del avalúo catastral del inmueble en el año en que se protocoliza la escritura sea igual o inferior a 15.000 Uvt.
  3. El total del dinero de la venta debe ser depositado en una cuenta AFC a nombre del vendedor, o en su defecto, ser utilizado para el pago de créditos hipotecarios relacionaos con el inmueble vendido.
  4. Si el vendedor luego retira los dineros consignados en la cuenta AFC, debe utilizarlos exclusivamente a la compra de otra casa de habitación, ya sea financiada o de contado.

Si no se cumplen estos requisitos no hay derecho a la exención.

La obligación de pasar los recursos por una cuenta AFC

Tanto la ley como el reglamento exigen que el valor de la venta en su totalidad debe pasar por una cuenta AFC para tener derecho a la exención, y luego ese dinero debe ser utilizado únicamente para adquirir una nueva casa o apartamento de habitación

La cuenta AFC debe estar a nombre del vendedor, es decir, en cabeza del beneficiario de la exención.

No es obligatorio consignar el valor de la venta en una cuenta AFC si el dinero es utilizado para pagar directamente los créditos hipotecarios relacionados con la vivienda vendida.

Es importante aclarar que si el monto de los créditos hipotecarios es inferior al valor de la venta, la diferencia debe ser consignada en una cuenta AFC.

Por ejemplo, si la venta fue por $200.000.000 y se debían $150.000.000 del crédito hipotecario, los otros $50.000.000 se deben consignar en la cuenta AFC.

Debe ser así porque el decreto está diciendo «Que la totalidad de los dineros recibidos en la venta tenga uno o varios de los siguientes destinos (…)».

¿Por cuánto tiempo deben permanecer los recursos en la cuenta AFC?

La norma nada dice al respecto, y en este caso no se le puede aplicar el término a que se refiere el artículo 126-4 del estatuto tributario (10 años a los aportes realizados del primero de enero de 2013 en adelante y 5 años a los realizados hasta el 31 de diciembre de 2012).

En consecuencia el contribuyente debe mantener los recursos en la cuenta AFC hasta tanto decida darle el destino que la ley persigue: comprar otra vivienda.

Así que ese término puede ser de 1, 5, 10 o más años.

Ganancia ocasional exenta en la indemnización por seguro de vida.

Los pagos que un contribuyente reciba por concepto de seguros de vida, es una ganancia ocasional y parte de ella está exenta en los términos del artículo 303-1 del estatuto tributario:

«GANANCIA OCASIONAL DERIVADA DE INDEMNIZACIONES POR CONCEPTO DE SEGUROS DE VIDA. A partir del año gravable 2019, las indemnizaciones por seguros de vida, estarán gravadas con la tarifa aplicable a las ganancias ocasionales, en el monto que supere doce mil quinientas (12.500) UVT.»

Es decir que los primeros 12.500 Uvt están exentos del impuesto a las ganancias ocasionales.

Recordemos que este tema anteriormente estaba regulado por el artículo 223 del estatuto tributario, que fue derogado por la ley 1943 de 2018, mismo que adicionó el artículo 303-1 antes referido.

En la norma anterior todo el monto que se recibiera estaba exento tanto del impuesto de renta como del impuesto a las ganancias ocasionales, pero ahora de forma expresa estos pagos se consideran ganancia ocasional aplicando la exención a los primeros 12.500 Uvt.

Consulta importante:

Indemnizaciones por seguro de vida son exentas

Limitación de las ganancias ocasionales exentas.

Como los beneficios tributarios de las personas naturales han sido limitados severamente, sobre todo desde la implementación del sistema cedular en la determinación del impuesto a la renta, algunas personas tienen dudas de si esas limitaciones afectan a la ganancia ocasional exenta, y la respuesta es no.

El impuesto a las ganancias ocasionales es un impuesto complementario al impuesto a la renta, y se liquida de forma independiente, por lo que los ingresos por ganancias ocasionales no hacen parte de ninguna cédula, y las exenciones tampoco, por lo que no se afectan por ningún límite excepto el que dispone la norma particular, en este caso el artículo 311-1 del estatuto tributario.

Prepara tu declaración de renta con garantía en Tributi.com, la declaración de renta más confiable de Colombia.

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. gongo Dice:

    Creo que el articulo en vez de aclarar confunde un poco la opinión de los lectores,…si yo tengo una casa,…durante 30 o mas años en la cual viví,..pero ahora esta alquilada,…es un patrimonio,…es obvio que el valor de venta difiera del valor nominal de la compra .y..bastante,…por concepto de la inflación,..y quien vende una casa cuya tenencia supera los 30 años o mas,…no debería pagar ganancia ocasional jamas,…pues este no es «como ganarse una lotería», ya que el inmueble en si, cambia de precio o solo debido al predial que el gobierno municipal establece muchas veces arbitrariamente a los propietarios, con el fin de meterles la mano al bolsillo,….eso no se puede considerar «ganancia ocasional»,…..como una rifa o una lotería….

    Responder
    • j quintero Dice:

      quiero saber si hay impuesto para una vivienda poseida por 43 anos

      Responder
  2. GERARDO SANCHEZ Dice:

    Una de las condiciones para que la ganancia ocasional sea exenta de dicho impuesto, es que el valor catastral del inmueble sea igual o inferior a 15.000 Uvt. al momento de suscribir la respectiva escritura publica. La pregunta es: Dada esta condición, de todas formas se tiene que consignar el dinero en la cuenta AFC, o por el contrario, ya no habría que cumplir con esta condición de consignar los dineros producto de la venta en dicha cuenta?

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión?