¿En qué casos procede el reintegro del trabajador despedido?

Por

Cuando un trabajador es despedido, ese despido puede tener como consecuencia el pago de una indemnización, el reintegro o ninguna consecuencia, y en esta oportunidad nos ocupamos de los casos en que resulta procedente el reintegro del trabajador.

Cuando el despido no se ajusta a lo dispuesto por la ley, por regla general se aplica la indemnización por despido contemplada por el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, pero en casos particulares lo que procede es el reintegro.

Se ha dicho que el despido de un trabajador puede tener las siguientes modalidades y dependiendo de ellas las consecuencias serán distintas:

  1. Justo y legal
  2. Injusto y legal
  3. Justo e ilegal
  4. Injusto e ilegal

A continuación señalamos las consecuencias de cada una de estas modalidades de despido o terminación del contrato de trabajo.

ordenar

Consecuencias del despido justo y legal

Cuando el despido es justo y además es legal, es decir, se siguió el procedimiento correcto para despedir al trabajador, no existe ninguna consecuencia para el empleador, por tanto no hay lugar al pago de indemnización por despido ni mucho menos la obligación de reintegrar el trabajador.

El despido es justo cuando existe una justa causa para la terminación del contrato de trabajo, y además el despido del trabajador se hace de la forma correcta sin contrariar lo que la ley ha dispuesto.

Consecuencias del despido injusto y legal

Cuando el despido es injusto pero es legal, es preciso pagar la respectiva indemnización por despido injusto.

Y el despido es legal cuando se produce de acuerdo a lo que la ley considera.

Recordemos que el empleador tiene la facultad de despedir al trabajador en cualquier momento, exista o no una justa causa, y mientras a ley no prohíba ese despido o no considere una ritualidad especial, ese despido será legal.

Al respecto es oportuno transcribir lo que dijo la sala laboral de la Corte suprema de justicia en sentencia 70342 del 8 de agosto de 2018 con ponencia de la magistrada Cara Cecilia Dueñas Quevedo :

«En dicha perspectiva, la Corporación reitera que todo empleador tiene la facultad de dar por terminado un contrato de trabajo sin justa causa, dentro de los límites que ese actuar discrecional encuentra en el ordenamiento jurídico.»

Es claro que el despido injusto puede ser legal, por cuanto por regla general la ley no lo prohíbe y sólo impone la obligación de pagar una indemnización (artículo 64 del código sustantivo del trabajo).

Consecuencias del despido justo e ilegal

El despido puede ser justo en ocasión a que el trabajador incurre en una causal que la ley considera como justa para que el contrato de trabajo sea terminado por el empleador, pero puede ser ilegal si no se siguen las ritualidades que la ley en ciertos casos ha establecido.

Es el caso de los trabajadores que gozan de estabilidad laboral reforzada, donde a pesar de existir una justa causa para despedir al trabajador, este no puede ser despedido sino con la autorización del ministerio del trabajo o inspector de trabajo, o cuando la ley simplemente declara sin efecto un despido como los casos relacionados con el acoso laboral.

En estos casos, si el trabajador es despedido sin la debida autorización, aunque exista una justa causa el despido es ilegal por no ajustarse a los requisitos contemplados por la ley.

La consecuencia del despido ilegal es el reintegro del trabajador, y, en algunos casos, el pago de una indemnización específica diferente a la indemnización por despido injusto contemplada en el artículo 64 del código sustantivo del trabajo, como en el caso del trabajador discapacitado que se despide sin permiso del inspector de trabajo.

Consecuencias del despido injusto e ilegal

El despido injusto naturalmente es aquel en el que no media una justa causa para terminar el contrato, y además se hace sin cumplir los requisitos que la ley exige para poder desvincular al trabajador, como los casos ya señalados.

La consecuencia es la misma: el reintegro del trabajador, y si al ser despedido se le pagó una indemnización por despido injustificado, debe reintegrar ese dinero, por cuanto al producirse el reintegro, que se hace sin solución de continuidad, se entiende jurídicamente que el despido nunca sucedió por lo tanto desaparece la indemnización por despido injusto.

Consulte: Ante reintegro del trabajador por orden judicial procede la devolución del dinero que el trabajador haya recibido por indemnización.

Consecuencias del reintegro del trabajador

Se ha afirmado que el reintegro del trabajador procede únicamente cuando el despido se declara ilegal, y las consecuencias de ello no son otras que pagar al trabajador todos los conceptos que se le hubieran pagado si la relación laboral no se hubiera interrumpido.

En consecuencia, el empleador debe pagar los salarios, prestaciones sociales y seguridad social como si el vínculo laboral nunca hubiera terminado, y si procede una sanción específica, se debe pagar también.

Se recuerda que cuando el trabajador es reintegrado, no hay lugar a la indemnización por despido injustificado porque al declararse el reintegro con fecha retroactiva (a la fecha en que se produjo el despido ilegal), desaparece la causa que da origen a la indemnización por despido injusto.

¿Quién ordena el reintegro del trabajador?

El reintegro del trabajador debe ser ordenado por un juez laboral por lo que se infiere que este sólo es posible mediante la interposición de una demanda laboral, y previamente se debe demostrar la ilegalidad del despido, requisito esencial para que proceda el reintegro.

Conclusión

Por regla general el empleador es libre de despedir a un trabajador exista o no justa causa, y la sanción en caso en que el despido sea sin justa causa, es la indemnización por despido injusto que contempla el artículo 64 del código sustantivo del trabajo.

El reintegro del trabajador es excepcional y procede sólo en determinados casos cuando la ley prohíbe el despido en determinada circunstancias o impone unas formalidades específicas, que de no cumplirse tornan en ilegal el despido, como por ejemplo:

  1. Trabajadoras en estado de embarazo o lactancia
  2. Trabajadores discapacitados
  3. Trabajadores con fuero sindical
  4. Trabajadores que han denunciado acoso laboral

Eventualmente un juez puede ordenar el reintegro de un trabajador que ha sido despedido alegándose una justa causa sin garantizársele el derecho a la defensa y al debido proceso, es decir, es despedido arbitrariamente, por lo tanto, es importante que al despedir un trabajador por justa causa siga el procedimiento adecuado.

En el pasado el reintegro era una posibilidad optativa pero eso desapareció con la ley 50 de 1990, por lo que ahora es excepcional en los casos ya señalados.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.