Estabilidad laboral reforzada

Inicio » Derecho laboral. » (10 / 09 / 2013 )

Según nuestra constitución política [art. 53], el estado y la ley deben propender por la estabilidad laboral del trabajador colombiano.

Sin embargo la jurisprudencia ha desarrollado un principio superior a la estabilidad laboral, principio que se ha denominado estabilidad laboral reforzada, con el cual se busca garantizar la estabilidad del trabajador en casos muy particulares y que puedan afectar gravemente algunos principios constituciones del trabajador.

Estos principios han adquirido más importancia por ejemplo en la mujer en estado de embarazo o en los directivos de los sindicados, casos en los cuales, según el principio de estabilidad laboral reforzada, para despedir estos empleados no es suficiente con la existencia de las justas causas contempladas por la ley laboral.
Sobre el principio de estabilidad reforzada en el caso de la mujer embarazada, ha dicho la corte entre otras en la sentencia C-470 de 1997:

“En general el derecho a la estabilidad laboral consiste en la garantía que tiene todo trabajador a permanecer en el empleo y a obtener los correspondientes beneficios salariales y prestacionales, incluso contra la voluntad del patrono, si no existe una causa relevante que justifique el despido. Una estabilidad reforzada implica que el ordenamiento debe lograr una garantía real y efectiva al derecho constitucional que tiene una mujer embarazada a no ser despedida, en ningún caso, por razón de la maternidad. La protección tiene entonces que ser eficaz, por lo cual su regulación y aplicación está sometida a un control constitucional más estricto pues, la Constitución ordena un amparo especial a la estabilidad laboral de las mujeres que se encuentran en estado de gravidez, por lo cual no es suficiente que el ordenamiento legal asegure unos ingresos monetarios a esas trabajadoras, sino que es necesario protegerles eficazmente su derecho efectivo a trabajar”

La corte constitucional ha sido tan estricta en su interpretación del la estabilidad laboral reforzada, que incluso considera que la indemnización económica no es suficiente para garantizar tal estabilidad, y así dejó constancia en la misma sentencia ya referida:

El mecanismo indemnizatorio acusado es constitucionalmente cuestionable, no por su contenido intrínseco, sino debido a su insuficiencia, pues no ampara eficazmente la estabilidad laboral de las mujeres que van a ser madres o acaban de serlo.

Es por eso que en algunos casos, y en especial en las entidades estatales, el juez en lugar de condenar al empleador a indemnizar a una mujer que ha sido despedida en estado de embarazo o en su periodo de lactancia, ordena su reintegro.

Respecto de los sindicatos, la misma ley laboral les confiere una protección especial, toda vez que prohíbe despedir a un empleado con fuero sindical sin antes haber sido levantado el fuero por un juez.

Sobre el respecto dice el artículo 405 del código sustantivo del trabajo:

Se  denomina  "fuero sindical" la garantía de que  gozan  algunos trabajadores  de  no  ser  despedidos,  ni  desmejorados  en  sus condiciones  de trabajo, ni trasladados a otros  establecimientos de  la misma empresa o a un municipio distinto, sin justa  causa, previamente calificada por el juez del trabajo.

La estabilidad laboral reforzada es aplicable también a los trabajadores que sufren de alguna discapacidad, o condiciones que los coloque en desventaja frente a otros trabajadores.

Al respecto ha dicho la corte constitucional en sentencia C-531 del 2000

“Con esa estabilidad laboral reforzada se garantiza la permanencia en el empleo del discapacitado luego de haber adquirido la respectiva limitación física, sensorial o sicológica, como medida de protección especial y en conformidad con su capacidad laboral. Para tal fin deberán adelantarse los programas de rehabilitación y capacitación necesarios que le permitan alcanzar una igualdad promocional en aras del goce efectivo de sus derechos. La legislación nacional no puede apartarse de estos propósitos en favor de los discapacitados cuando quiera que el despido o la terminación del contrato de trabajo tenga por fundamento la disminución física, mental o sicológica”

Es por esta razón que mientras la incapacidad  o discapacidad no impida al trabajador desarrollar una actividad similar y/o acorde con sus capacidades, no se le puede despedir, puesto que la empresa para la cual trabajaba quien sufrió un accidente que lo llevó a ese estado, debe garantizarle la recuperación y ocupación si esto es posible. (Consulte: En lo posible un trabajador discapacitado debe ser reubicado antes que despedido).

Recomiéndanos en

Google+ Facebook Twitter
Gerencie.com en su correo
(Gratis - Reciba diariamente nuestras novedades en su correo)

Siéntase libre de opinar

110 Opiniones
  1. alba edilia serna dice:

    el 15 de septiembre de 2013 entre a laborar en la empresa RENTV LIMITADA las funciones que desempeñaba eran las de oficios varios el pasado mes de junio consulte almedico x un dolor en la mano izquierda poraloque el me descubrio una tendinitis que me inpide haser mis funciones bien yo trabajaba 2 dias en la oficina y1 dia en la casa del jefe envista de que el trabajo en la casa es mas pesado le dije que no era capas de trabajar en su casa medijo que entonces siguira en la oficina 2 dias lunes y viernes el dia 3 de gosto me despidio diciendo que ella nesecita una persona que haga el aseo de las dos partes entonces que hago yo enferma y sin empleo mi pregunta es a que tengo derecho mi contrato es de prestacion de servicios gracias por la ayuda que me puedan brindar

  2. juan jose noreña dice:

    Cordial saludo, desde hace 3 años aproximadamente vengo buscando trabajo, pero como soy una persona con operación en columna por hernia discal en L4-L5 y con 2 hernias en L5-S1, no puedo acceder a ningún tipo de trabajo debido a que las personas con las que he tenido entrevista me dicen que por: "ARP no se puede contratar porque si me pasa algo la empresa tiene que cubrir con todos los gastos". tengo 51 años y mas de 1500 semanas cotizadas a col-pensiones, me calificaron con 18% de perdida laboral. Agradezco cualquier comentario que me puedan dar.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.