Las sanciones tributarias no son parte de la obligación tributaria

Inicio » Impuestos. » (19 / 12 / 2010 )

Hemos recibido algunas inquietudes relacionadas con el supuesto según el cual, las sanciones tributarias forman parte de la obligación tributaria de un contribuyente.

La respuesta evidentemente es que no. En ningún momento se puede considerar que las sanciones sean parte de las obligaciones tributarias de los contribuyentes.

Una obligación tributaria es aquella que tiene todo sujeto que realiza un hecho generador de un determinado impuesto o tributo. En un documento anterior se explicaba el origen de la obligación tributaria, y en ella se determina que toda obligación tributaria debe ser fijada por los órganos legislativos del caso, y que ésta debe corresponder a la existencia de un hecho generador, y además que se debe definir una base y una tarifa, lo mismo que un sujeto pasivo.

Una sanción, no corresponde a la existencia de un hecho generador, que es un concepto propio de la obligación tributaria. Una sanción es consecuencia del incumplimiento de la obligación tributaria misma.

Una cosa es la obligación tributaria como tal, y otra muy distinta la consecuencia legal del incumplimiento por parte del contribuyente de sus obligaciones tributarias.

La sanción tributaria, es pues la pena o multa que el legislador impone a quien estando sometido a una obligación tributaria la evade o incumple.

Una sanción no es obligatoria, por tanto tampoco puede ser parte de ninguna obligación, puesto que la sanción solo existirá en le medida en que el obligado incumpla; es decir, que la sanción se puede considerar voluntaria en la medida en que el contribuyente obligado, decide mediante el uso de su libre albedrío no cumplir con sus obligaciones tributarias.

Es pues la voluntad del contribuyente de no cumplir con sus obligaciones la que origina la imposición de la sanción, razón por la cual no se puede considerar que haga parte de las obligaciones tributarias, puesto que estas no pueden escapar a la voluntad del obligado.

Siendo la sanción tributaria consecuencia de una acción u omisión voluntaria, que solo recae sobre aquellos sujetos pasivos de un tributo que han optado por no cumplir o evadir sus responsabilidades y obligaciones tributarias, no ha de considerarse que es componente y parte de las obligaciones tributarias, pues se entiende que una obligación es una responsabilidad de la que no es posible abstraerse sopena de hacerse acreedor precisamente de la sanción.

Un contribuyente no puede evitar las obligaciones tributarias, mientras que si puede evitar ser objeto de las sanciones. Y partiendo del hecho que la obligación tributaria, es precisamente obligatoria, y que la sanción es voluntaria, no puede entonces asimilarse la una con la otra, ni puede afirmarse que la una (la sanción) hace parte de la otra, sino que una es consecuencia del incumplimiento de la otra, y la consecuencia es el resultado de la acción voluntaria del contribuyente, y algo que es voluntario no puede considerarse como una obligación por lo que se debe concluir que la sanción no forma parte de la obligación tributaria.

Temas relacionados

Siéntase libre de opinar


4 Opiniones
  1. levi veramendi zorrilla dice:

    Hola todos yo pague mi impuesto vehicular del año 2013 todo cancele pero me atrase cinco meses y me estan multando 200 soles solamente por pagar atrasado

  2. Mateo Navarrete dice:

    Quien puede sancionar una entidad sin animo de lucro por ocultar donaciones y despilfarrar los recursos?
    Gracias

  3. Mateo Navarrete dice:

    Quisiera saber quien puede sancionar a una entidad sin animo de lucro por no administrar en debida forma los recursos y ocultar donaciones.
    Gracias

  4. gil dice:

    la ptm no hay nada de informacion hijosde pta

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc. Lo que no está permitido es insultar o escribir palabras ofensivas o soeces. Si lo hace, su comentario será rechazado por el sistema o será eliminado por el administrador. Por último, trate de no escribir en mayúscula sostenida, resulta muy difícil leerle.